Biodiversidad en tiempos de pandemia: el día después

Actualidad Ambiental / Ambiente / Biodiversidad / Blog / Fauna Silvestre / Flora / Salud
shutterstock_11783602

Las Tradiciones Populares y La Educación Ambiental: Los Juegos

*Dra. Maritza Acuña (@maritzacuna) 

** Dra. Estela Cuna (@CunaEstela)

Se entiende por tradición aquellos saberes y costumbres, que se preservan en una región y que son transmitidos de generación en generación de manera oral, se plasman en leyendas, cuentos, historias, canciones y juegos.  Una tradición también es una expresión de como los habitantes de cierta región o pueblo ven, conocen, sienten, se apropian y representan su entorno natural y social.

De manera que podemos conocer a nuestros pueblos a través de sus tradiciones y estas a través de sus cuentos, juegos, juguetes, danzas, músicas, indumentaria y comidas. Las tradiciones no son inmutables, van cambiando, van transformándose a través del tiempo.

La UNESCO resalta la importancia de las tradiciones al crear la “Universidad de los Oficios” (Quito-Ecuador, 2004), como una manera de valorar y recatar la inmensa diversidad cultural.

Para la educación Ambiental es muy importante la tradición ya que es una representación de la compleja relación: saberes- ambiente-cultura-sociedad

El Juego y La Educación Ambiental

El juego es una disposición innata en el hombre, una actividad física y mental libre, que tiene su fin en sí mismo, caracterizado por lo espontáneo, lo placentero y que implica la participación de quien juega.

Esto hace que, se constituya en una necesidad vital que contribuye al equilibrio humano, especialmente durante los primeros años de vida. Es un medio de transmitir cultura, valores y tradición.

El juego es de vital importancia en la construcción de saberes y en el caso de los niños la construcción del desenvolvimiento que el niño adquiere para enfrentar las diferentes situaciones de la vida.  Mediante los juegos, los niños y adultos consiguen entrar en contacto con el mundo y tener una serie de experiencias de forma placentera y agradable.

Los juegos tradicionales, permiten desarrollar actitudes de solidaridad e intercambio, así como vivenciar las costumbres de los pueblos. Entre los juegos tradicionales encontramos:

-Los juegos de ronda, donde se incorpora la música, la expresión corporal, la versificación y la memoria. Las reglas son establecidas en la canción que lo acompaña y, por acuerdo de los participantes, se decide cuándo se comienza y cuándo se termina de jugar.

-Los juegos de mesa permiten desarrollar destreza en la negociación y estrategias para jugarlos. Cada uno tiene su particularidad, como el ajedrez, ludo, damas, damas chinas, stop, memoria de animales, flores, plantas, entre otros.

En estos momentos es de vital importancia quedarse en casa y puedes sacarle partido, puedes aprovechar para jugar en familia. Los juegos les permitirán compartir de manera amena, además de reconocer o reaprender los valores y las costumbres que han permeado en tú familia y localidad, como por ejemplo el respeto al medio ambiente local.

SODUKO DE JUGUETES TRADICIONALES


*Dra. Educación Ambiental. Asociado de ONG Vitalis. Coordinadora General de la ACE Pequeños Científicos desde 2001/19. Directora General de Museo de Ciencias Naturales de Caracas.2014/15 Profa. Escuela de Educación de la UCV, 2004/14.

** Dra. en Ciencias Biológicas. Bióloga, con Maestrías en Ciencias del Mar y Limnología y en Educación Ambiental.  Asociada de ONG Vitalis.

pair-2914879_1920

Hacia una armonización de las acciones por el clima y la igualdad de género

Thais Malavé Reinosa (*) @thaismalave

Las décadas recientes han estado marcadas por fenómenos climáticos cada vez más frecuentes y con efectos más devastadores.

Este aumento del número de desastres y sus efectos catastróficos, han puesto cada vez más en evidencia el vínculo directo entre el desarrollo humano y el riesgo de desastres, así como la relación entre las profundas desigualdades, incluyendo las de género, y el incremento de las condiciones de vulnerabilidad en las que vive una parte significativa de la población en nuestra región.

Pese al importante rol que las mujeres cumplen en el autoabastecimiento y economía de sus familias y comunidades, así como en la gestión y defensa de los territorios; experimentan una profunda vulnerabilidad que se manifiesta en: el limitado acceso a los recursos productivos y a sus beneficios. Limitaciones en la adopción de decisiones y en el acceso a cargos directivos. Dificultades para acceder a educación, trabajo, vivienda digna, alimentación, gestión del territorio, entre otras.

Las mujeres han sido siempre líderes en los procesos de revitalización de las comunidades y en el manejo de los recursos naturales, pero, con todo, son frecuentemente marginadas de la esfera pública y están por lo tanto ausentes en la toma de decisiones respecto de los desastres naturales.

Entender los riesgos e impactos diferenciados del cambio climático en hombres y mujeres es fundamental para lograr un desarrollo sostenible y alcanzar los objetivos planteados en la Agenda 2030.

La puesta en marcha de programas en el sector ambiental con enfoque de género ha permitido visibilizar diferentes impactos, necesidades y perspectivas logrando con ello respuestas para enfrentar el problema más eficaces y eficientes a favor de la consolidación de sociedades más justas.

Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer que pasa por reconocer la urgencia de la igualdad de género frente a la creciente crisis del cambio climático; aumentar la inversión en capacitación con enfoque de género para sensibilizar a hombres y mujeres; así como asegurar los mecanismos para que las mujeres participen en las decisiones relacionadas con el cambio climático

Ninguna planificación, preparación, o investigación científica puede prevenir por completo todas las catástrofes. Estas seguirán ocurriendo. Sin embargo, el impedir las catástrofes sociales sin duda se encuentra dentro de la capacidad colectiva de la humanidad.

La defensa de los derechos de las mujeres es, en sí misma, una de las acciones más importantes para la construcción de una alianza mundial efectiva de protección a los efectos del cambio climático que cualquier sociedad puede hacer.


Directora de Responsabilidad Social de ONGVitalis Latinoamérica, Socióloga egresada de la UCAB. Experta en el área de ejecución de proyectos y gerencia de programas de responsabilidad social, emprendimiento social, desarrollo y sustentabilidad. https://www.linkedin.com/in/thais-malave/

shutterstock_733517002

Hablemos sobre Educación Ambiental en espacios culturales

Dra. Maritza Acuña (*) @maritzacuna

Es importante incorporar a los espacios culturales los temas de Ambiente y Educación Ambiental (EA), dado que la problemática ambiental en el mundo convoca a todos los componentes sociales a fijar posición para establecer una mejor relación con el ambiente, y que mejor estrategia que unir a estos espacios en esta loable labor

La UNESCO (2002), señala que la educación juega un importante papel para moldear actitudes, valores y conducta, a la par que desarrolla capacidades, habilidades y el compromiso necesario para construir un futuro sostenible.

En este sentido, se puede decir que la EA debe servir para la correcta orientación de los valores y las conductas humanas sobre el ambiente. Puede potenciar un verdadero cambio en los individuos y en las comunidades. Adaptada a la realidad económica, social, cultural y ecológica de cada país. 

La EA debe promover la formación de una cultura de respeto a la naturaleza y sus recursos, así como el reconocimiento de que el ser humano forma parte de ella, propiciando el desarrollo de individuos informados, críticos y participativos que asuman su responsabilidad con el ambiente y desarrollen relaciones armónicas con éste.

En el Tratado de EA para sociedades sustentable y responsabilidad global se plantea que debe tener como base el pensamiento crítico e innovador, en cualquier tiempo o lugar, en sus diversas formas: formal, no formal e informal, promoviendo la transformación y la construcción de la sociedad.

Además, debe ser individual y colectiva, con el propósito de formar ciudadanos con conciencia local y planetaria que respeten la autodeterminación de los pueblos y la soberanía de la nación. Así como incorporar una perspectiva holística enfocando la relación entre el ser humano, la naturaleza y el universo de forma interdisciplinaria.

Estimular la solidaridad, la igualdad y el respecto a los derechos humanos, valiéndose de estrategias democráticas e interacción entre las culturas, para integral conocimientos, aptitudes, valores actitudes y acciones y convertir cada oportunidad en experiencias educativas de la sociedad sustentable. Racionalizar la demanda de recursos comunes se debe convertir en uno de los principales objetivos para las políticas públicas, a fin de disminuir la sobreexplotación de los ecosistemas y la pérdida de calidad ambiental.

A través de la EA no Formal, se puede lograr la transmisión (planificada o no) de conocimientos, aptitudes y valores ambientales, fuera del Sistema Educativo institucional, que conlleve la adopción de actitudes positivas hacia el medio natural y social, que se traduzcan en acciones de cuidado y respeto por la diversidad biológica y cultural, y que fomenten la solidaridad intra e intergeneracional. Es decir, pasar de personas no sensibilizadas a personas informadas, sensibilizadas y dispuestas a participar en la resolución de los problemas ambientales.

Existe la necesidad de llegar a diferentes públicos a través de los espacios culturales para fomentar a través de pedagogías experimentales y el reconocimiento de la EA como producción de saber crítica, aprovechando las nuevas tecnologías, redes sociales, éticas hacker y de código abierto, urbanismo informal, entre otras para potenciar pedagogía crítica y la rama más comunitaria de la educación.

Generar espacios de procesos, o laboratorios ciudadanos, o de mediación, donde se difuminan las labores educativas, comunicativas y comunitarias.

En resumen, debe ayudar a desarrollar una conciencia ética sobre todas las formas de vida con las que compartimos en este planeta, respetar sus ciclos vitales e imponer límites para la explotación de estas formas de vida por parte de los seres humanos e impulsar un cambio de mentalidad en relación con la calidad de vida.


*Dra. Educación Ambiental. Asociado de ONG Vitalis. Coordinadora General de la ACE Pequeños Científicos desde 2001/19. Directora General de Museo de Ciencias Naturales de Caracas.2014/15 Profa. Escuela de Educación de la UCV, 2004/14.

contaminacion ambiental aire

Estrategia nacional, apoyo a la ciencia y acciones precisas requiere el desafío del cambio climático en Venezuela

Nota de Prensa, Caracas 10 de octubre 2019

Por Heidy Ramírez S.

La declaración del Ávila, documento resultado de dos días de disertaciones en materia de cambio climático, agricultura y seguridad alimentaria expone que Venezuela como país petrolero enfrenta desafíos complejos que demandan la toma de decisiones precisas y asertivas apoyadas en un robusto apoyo técnico-científico para el diseño de estrategias y acciones enfocadas a la mitigación y adaptación.

Es una tarea a la cual los investigadores y científicos se comprometen a seguir respaldando incluso con la creación de un Observatorio Nacional del Cambio Climático, que además sería clave para la tan esperada ley que está en proceso de redacción en manos del Poder Legislativo.

Estas ideas fueron producto del III Simposio de Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria llevado a cabo en Caracas los días 8 y 9 de octubre bajo la dirección de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman) y con el apoyo de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat (Anihven), la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad Metropolitana (Unimet).

Las conferencias magistrales y ponencias de este encuentro dejaron ver que si bien el país atraviesa una de las crisis económico-política más compleja de su historia cuenta con un potencial humano invaluable que pese a las carencias se mantiene en estudio constante ofreciendo datos y en disposición a contribuir al desarrollo. Los estudios de este simposio son insumo de primera mano para el diseño de políticas públicas que disminuirían en buena medida los efectos que innegablemente tiene y tendrá el cambio climático en la vida del venezolano, sin distinción de ningún tipo.

En la instalación del evento, Benjamín Sharifker, rector de la Unimet,  expuso que el cambio climático sin duda debe mucho a la actividad humana y al consumo de combustibles fósiles, por lo cual ya muchos países se habían volcado al uso de energías alternativas, realidad que presiona la reconversión de la economía petrolera. En este sentido Venezuela tiene la gran responsabilidad de reenfocar la explotación de sus recursos. También el científico Ismardo Bonalde primer vicepresidente de la Acfiman al hacer recuento de los simposios anteriores y otras actividades relacionadas con cambio climático organizadas por la institución, hizo un llamado al actual gobierno y a los que le sigan a invertir en la investigación científica como base de la promoción del desarrollo del país. 

La seguridad alimentaria, un problema de poder y de pobreza

Una de las conferencias de apertura correspondió al académico (Acfiman) Carlos Machado Allison, quien expuso que un elemento clave para hablar de  cambio climático en Venezuela es el derecho a la propiedad. “Si no se es dueño del suelo que se cultiva el agricultor piensa en el provecho de un día y no en el futuro. Donde hay firmes derechos de propiedad existe seguridad alimentaria, riqueza y procura de soluciones ambientales”.

El tema según Machado no es atendido por el Gobierno y en la opinión pública el cambio climático no va más allá del uso de las bolsas plásticas y el deshielo en los polos, pero en el resto del mundo ya se están dando importantes pasos apoyados por tecnología de vanguardia que no se conocen ni se tienen no solo en Venezuela sino en buena parte de Latinoamérica. En lo que respecta a seguridad alimentaria, se trata de procurar producir, procesar y distribuir suficientes alimentos para una población pero que también ésta tenga la posibilidad de adquirirlos, lo que demanda una economía sana con acceso a los bienes y servicios. A su criterio en agricultura se requerirá cambiar algunos cultivos por otros porque variarán las condiciones climáticas, igual la ganadería tendrá que adaptarse a nuevos ciclos de agua.

El reto de alimentar al mundo y la pérdida de alimentos

En materia de seguridad alimentaria algunas de las ponencias se enfocaron al aumento de la capacidad de producción de las plantas y a la optimización de uso de recursos. Pero también se habló de la pérdida de alimentos calculada en 1300 millones de toneladas anuales por problemas de capacitación, educación y gerencia lo que a la vez conlleva a gasto innecesario agua, energía y agroquímicos para obtenerlos.

En opinión de los expertos la producción actual de alimentos es suficiente para la humanidad pero las pérdidas son desmedidas. De allí que sean desafíos aspectos como calidad de las cosechas, calidad de transporte procesamiento y empaque, infraestructura vial, inteligencia de mercados, administración de inventarios, conocimiento de las cadenas agroalimentarias y del consumidor final. El complejo sistema agroalimentario requiere un importante gasto de agua, ocupa alrededor de 5 mil millones de hectáreas, es responsable del 13,5% de las emisiones de CO2, utiliza más de 200 millones de toneladas de fertilizantes y consume entre el 15 y 25% de la energía fósil disponible. De cara al futuro (2050) se espera un incremento del 34% de la población mundial, concentrada mayormente en las grandes ciudades y se pronostica que se requerirá cerca de un 70% más de alimentos. Por todo lo anterior, es crucial promover en los países no solo el desarrollo de habilidades para producir y consumir mejor ante la esperada evolución humana sino también para hacer frente a las alteraciones que vendrán por los cambios ambientales.

La ciencia puede tener gran parte de las respuestas

Así como en otras etapas de la historia del mundo, la actual más que presentar un escenario catastrófico, invita a un reordenamiento. Eduardo Buroz, profesor, investigador y miembro también de las Academias propone pensar más en un escenario de alerta y de acciones más que uno fatal ante el cambio climático. “Debemos prestar atención al manejo de los acuíferos y suelos, buscar variedades más resistentes en agricultura y ganadería, mantener las líneas de investigación de las universidades adaptadas a nuestra realidad y empezar a imaginar los sistemas de producción que necesitaremos dentro de veinte años. Todo ello participando en los planes globales de adaptación frente al cambio climático teniendo claro que es un problema mundial”. Al respecto, Nelson Hernández de la Anihven en su  conferencia sobre el uso de la energía en la cadena alimentaria, propuso buscar modelos alternativos que sean capaces de producir alimentos para todos, desde la eficiencia energética, biológica y económica. “Un modelo multifuncional, creativo y atractivo que permita la participación individual y colectiva en la construcción eficiente del insumo de nutrientes que se necesita para la continuidad de la vida”. Lógicamente esto comprende un sinfín de opciones, como las planteadas en las ponencias de este simposio, que abarcan retomar conocimientos ancestrales en materia de producción, promover especies autóctonas, educar a la población en la conservación ambiental y nuevos modos de obtención de alimentos, reacondicionar los suelos para la producción, buscar energías alternativas, lograr enfoques multidisciplinarios en las investigaciones y hacer sinergia con expertos y tecnologías de otras latitudes.

El punto final lo pondrá la capacidad de llegar a un consenso. Tal como comentó en su conferencia el profesor Rafael Rodríguez, investigador de la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado (UCLA), el gran desafío estará en la articulación de los expertos y enfoques de investigación en materia de cambio climático con los tomadores de decisiones. En un contexto donde existen conflictos entre los intereses a corto y largo plazo y los problemas se interpretan de forma diferente según las inclinaciones de cada grupo toca mucho trabajo por hacer para llegar al ideal que es tener a todo un país enfocado al logro de un objetivo común frente a una amenaza global ya innegable.


Para más información sobre la Acfiman (@acfimanve) puede consultarse su página web: https://acfiman.org y para conocer el programa de ponencias que se desarrolló en el simposio así como los investigadores relacionados se puede consultar el enlace: https://acfiman.org/2019/09/04/simposio-cambio-climatico/

chichen-itza-683193_1920

¿Tren Maya? Si, pero no.

Por Diego Díaz Martín, PhD. @DDiazMartin

El Tren Maya ha sido, sin dudas, uno de los proyectos más polémicos de la actual administración gubernamental mexicana. Si bien aún es una idea ya que aún no se ha licitado el proyecto, en el debate por su implementación hay argumentos a favor y en contra, así como también varias contradicciones.

Imagen cortesía de adnpolitico.com

A favor

La interconexión urbana por medio de sistemas de transporte ferroviarios masivos, más eficientes y menos contaminantes, puede ser sin duda una buena noticia para cualquier país.  

Un tren debidamente planificado provee una gran capacidad de transporte de personas y mercancía (cuando se comparte para ambos usos) y los costos de operación, por lo general, suelen ser más bajos.

En materia de seguridad, los trenes presentan baja siniestralidad, y contribuyen a disminuir la congestión del tránsito en las vías tradicionales.

Desde el punto de vista económico, el Tren Maya podría contribuir a liberar el potencial del desarrollo del sureste de México, particularmente de los estados de Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas. Ello detonaría la desconcentración turística de ciertas zonas como Cancún y fortalecería el sector hotelero, elevando la visibilidad y visita de otros atractivos en la región, como la zona arqueológica de Calakmul.

En contra

El proyecto mexicano del Tren Maya genera dudas, ambientales, jurídicas, sociales y hasta económicas, razón por la que su sustentabilidad está es riesgo.

Para comenzar, muchos expertos compartimos la preocupación sobre sus impactos ambientales, pues atravesará 15 áreas naturales protegidas, sujetas a un régimen especial de administración y manejo, protegidas nacional e internacionalmente para conservar la biodiversidad, los paisajes y sus procesos ecológicos esenciales, además de garantizar la supervivencia de alrededor de 40 especies en situación de peligro o amenaza.

Desde la perspectiva social y étnica, el megaproyecto ferroviario también tendrá sus incidencias en al menos 82 comunidades indígenas, quienes deben ser consultadas para mitigar cualquier posible efecto sobre su integridad, incluyendo el patrimonio arqueológico tan importante para México y el mundo.

Económicamente hablando, la inversión oscila en alrededor de 150 mil millones de pesos, cifra que contrasta con la política de austeridad del gobierno, y las necesidades existentes en otros sectores como la salud y la educación.

Contradicciones

Tal y como lo establece la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente de México, un proyecto de este tipo requiere la correspondiente evaluación del impacto ambiental, por medio del cual se establecen las condiciones a que se sujetará la realización de la obra, a fin de evitar el desequilibrio ecológico y el rebase de los límites y condiciones establecidos en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente.

Sin embargo, este proyecto aún no cuenta con la correspondiente Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), aunque el gobierno reconoce su importancia, y se espera que esté listo antes de su construcción, como lo establece la ley.

La evolución de este proyecto, sin embargo, ha estado determinada por algunas contradicciones. Por ejemplo, al principio algunas autoridades afirmaron que probablemente no requería una MIA, pues ya existía la vía férrea. Sin embargo, a finales de 2018 se colocó la primera piedra de este proyecto que inicialmente cubriría 900 kilómetros y que ya se extiende hasta 1,525.

Si, pero no.

Conociendo la diversidad y fragilidad biológica de la zona, incluyendo su extraordinaria riqueza étnica, me atrevo a pensar que aunque la modernización del sistema de transporte es importante y necesaria, sin una evaluación de impacto ambiental desarrollada por profesionales independientes y debidamente acreditados, este proyecto ferroviario no es una buena idea.

Técnicamente hablando, es imprescindible identificar, describir y evaluar los riesgos e impactos ambientales, y sus medidas de mitigación, prevención y compensación, incluyendo los pronósticos y alternativas. No hacer esto es irresponsable e ilegal.

Por ello, cada vez que mis alumnos, colegas o algún periodista me preguntan qué opino del Tren Maya, sin pensarlo mucho les digo: Si, pero no.

(*) Biólogo, con Maestría en Gerencia Ambiental y Doctorado en Proyectos de Ingeniería. Profesor universitario del Tecnológico de Monterrey y de las Universidades Anáhuac México y Anáhuac Cancún. Director General para las Américas de @ONGVitalis – ddiazmartin@vitalis.net

VITALIS inicia su primera consulta ambiental en México

La organización conservacionista VITALIS inició su primera consulta ambiental anual en México, con la cual busca evaluar los principales problemas ambientales del país, así como los logros más importantes para el sector.

La consulta está abierta a especialistas de todo México, y está formada por seis secciones principales que permitirán a los técnicos de VITALIS, priorizar las principales preocupaciones de los mexicanos en temas como el agua, basura, energía, biodiversidad y cambio climático, entre otros aspectos fundamentales.

El estudio de VITALIS también abordará temas sensibles como la minería, el comercio ilegal de animales silvestres, el aprovechamiento petrolero y gasífero y la conservación de los suelos. De igual forma, aborda el manejo de especies domésticas y el desarrollo agrícola y pecuario sustentable.

La consulta de esta ONG también busca documentar aquellos aspectos positivos del desempeño de las diversas organizaciones ambientales durante 2017, e invita a todos los expertos del país a reconocer los esfuerzos públicos y privados que hayan logrado avances en la materia.

VITALIS ha venido publicando su balance anual sobre el sector ambiental de manera ininterrumpida en otros países desde el año 2000, y en la edición del presente año, espera lograr la participación de al menos 100 expertos de las distintas regiones de México.

La consulta puede ser completada vía online a través del enlace http://bit.ly/ConsultaAmbientalMexico2017 y estará abierta hasta el  30 de noviembre de 2017.

El Día Mundial del Ambiente nos invita a conectarnos con la naturaleza

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Ambiente, efeméride promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde 1974.

El lema de 2017 aborda la conexión de las personas con la naturaleza, y nos anima a que salgamos al aire libre para adentremos en la naturaleza y poder apreciar su belleza, reflexionando acerca de nuestro rol como parte integrante, resaltando lo mucho que de ella dependemos.

Todos los seres humanos, y el resto de los organismos vivos, dependemos de la naturaleza en decenas de formas, no solo en el suministro de agua, aire, alimentos, medicinas y energía.

La naturaleza también es fuente de paz, tranquilidad, seguridad y hasta contribuye a disminuir la agresividad de las personas.

Todos sabemos que, por lo general, es difícil asignar un valor monetario a los dones de la naturaleza, sin embargo, los economistas y otros especialistas, han comenzado a estimar el valor multimillonario de la biodiversidad y de los servicios de los ecosistemas, incorporando inclusive los beneficios espirituales, para la salud o recreativos.

Feliz Día Mundial del Ambiente para todos. Carbon-Footprint-Banner

¿Cómo ayudar a conservar la biodiversidad?

¿Cómo gestionar tus residuos y/o desechos?

Consejos para ahorrar energía

Consejos para ahorrar agua

¿Cómo hacer mi condominio más ecoeficiente?

5 de junio: Día Mundial del Ambiente

 

El reciclaje no es prioridad en América Latina

 

Las cifras de reciclaje en América Latina reflejan que, pese a la importancia que se le da el tema en los discursos gubernamentales, la proporción sigue siendo baja e insuficiente.

Según estadísticas del Banco Mundial, en América Latina y el Caribe, se genera diariamente un mínimo de 430.000 toneladas de residuos y desechos sólidos, por lo que cada latinoamericano produce en promedio entre 1 y 14 kilogramos de basura al día. Los extremos en estas cifras corresponden a Bolivia, el país que menos basura genera por persona, con alrededor de 1 kg al día, y Trinidad y Tobago,  el más contaminador, con 14 kg diarios.

En materia de reciclaje, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que Bolivia y Perú no reciclan más de 3% de sus residuos, en tanto que Chile, Argentina y Colombia superan la décima parte en este tipo de tratamiento.

Cifras de la organización no gubernamental VITALIS indican que en Venezuela, el porcentaje de residuos reciclados no llega a 9% del total, conformado principalmente por aluminio, papel, cartón, vidrio y plásticos.

Por su parte, el Instituto Nacional de Recicladores (Inare) de México, indica que en ese país ya casi llegan a 30% del reciclaje de sus residuos, aunque la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sugiere que estas cifras pudieran estar sobreestimadas, pues el porcentaje real sería de 15%. Sea cual fuere la cifra correcta, la nación Azteca se coloca a la cabeza en los esfuerzos de reciclaje de la región.

En opinión del biólogo Diego Díaz Martín, Director para América Latina de VITALIS y ONGVitalis, entre las razones por las cuales el reciclaje sigue tan poco desarrollado está la profunda informalidad del sector, así como la ausencia de políticas públicas e incentivos fiscales que estimulen la actividad.

Asimismo, el líder de VITALIS destaca la importancia de la inversión privada para impulsar este negocio, que tiene todas las características para ser sostenible, si se gestionara de manera eficiente. Para Díaz Martín, también es necesario el desarrollo de planes y programas educativos que sensibilicen a la ciudadanía hacia una economía circular, creando un mercado exigente y conocedor de las bondades del ecodiseño, la ecoeficiencia y la producción limpia.

En América Latina, alrededor de 4 millones de personas viven del reciclaje, recolectando y procesando principalmente residuos de papel, cartón, plástico, vidrio y metal. Sin embargo, frente a los volúmenes de producción, esta cifra sigue siendo muy baja, por lo cual se requiere fortalecer esta práctica, impulsando una industria del reciclaje más fuerte, con el debido profesionalismo y control.

El Día Mundial del Reciclaje se celebra cada 17 de mayo con el propósito de concienciar a la sociedad acerca de la importancia de una apropiada gestión integral de los residuos y desechos sólidos.

 

 

61 ONG se pronuncian acerca del desastre petrolero que afecta las costas de Nueva Esparta y Sucre

Las organizaciones que suscriben este pronunciamiento nos dirigimos el Gobierno de Venezuela y a la opinión pública para manifestarnos en torno a la gravísima situación que afecta las costas de los estados Nueva Esparta y Sucre debido al derrame de petróleo que llega a nuestras playas.

Es inadmisible que esto esté ocurriendo en un país petrolero, por un desastre que se registró el mes pasado (23 de abril 2017) en Trinidad y Tobago. Somos dolientes sin intereses políticos, pero si de la armoniosa relación de los seres humanos y el resto de la biodiversidad, además de dejar por sentado nuestra condena y alarma ante la gravedad del daño ambiental, exigimos responsabilidades e indemnización por parte del Gobierno de Trinidad y Tobago así como de la empresa Petrotrin frente a cualquier afectación, por ello, demandamos una pronta y efectiva respuesta:

  • Las playas de los estados Nueva Esparta (La Caracola, Playa Valdez, El Angel, Punta Ballena, Las Marites, Playa El Agua, Playa Parguito, Playa Guacuco, además de playas en las islas de Coche y Cubagua), Sucre (Güiria, Paria, Isla de Patos, Bahía del Morro de Puerto Santo y Playa Cipara), Archipiélago Los Frailes, Los Roques, están seriamente afectados por el desastre petrolero registrado el 23 de abril en Trinidad y Tobago.
  • Instamos al Gobierno Nacional, Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas, Instituto Nacional de Espacios Acuáticos, Petróleos de Venezuela (PDVSA), Fuerzas Armadas de Venezuela, Defensoría del Pueblo y a todos los entes competentes a que garanticen la vida de la flora y la fauma de nuestras costas.
  • Exhortamos a los entes del Comité de Zona Costera del estado Nueva Esparta a que se investigue a profundidad la procedencia de sustancias viscosas, el petróleo que llegó a las costas de los estados Nueva Esparta y Sucre.
  • Exigimos que se convoque a las organizaciones de la Sociedad Civil con experiencia en el área ambientalista para aportar alternativas de solución al problema y contribuir con la contingencia y apoyo con otros actores clave.
  • El Gobierno Nacional, haciendo uso de sus atribuciones tiene que garantizar la preservación de la calidad de las aguas y debe exigir la cooperación al gobierno de  Trinidad y Tobago y apegarse a los convenios internacionales para que envíen equipos para recoger el petróleo tanto en costas como en aguas profundas a lo largo de la plataforma continental aguas abajo en el Mar Caribe.
  • Mantener a la comunidad informada acerca de no hacer uso de las playas afectadas pudiéndose hacer brigadas que puedan realizar charlas informativas a fin de preservar la vida. Así mismo, alertar sobre el consumo de frutos del mar en el marco de esta contingencia, ya que podrían traer efectos letales.
  • El Estado Venezolano tiene la obligación de elevar una queja ante la Cancillería de Trinidad y Tobago solicitando que efectúen una mayor vigilancia y se establezcan las responsabilidades, indemnizaciones y los correctivos de inmediato en caso de derrames, y del lado venezolano se debe efectuar un monitoreo permanente y aplicar los planes de contingencia  inmediatamente.

Alertamos sobre los efectos del derrame petrolero

Existen más formas de vida acuática de lo que la mayoría de nosotros nos damos cuenta, y cuando su hábitat y fuentes de alimento se arruinan debido al petróleo, se van a ver severamente afectados y hasta podrían morir. Esto a su vez tiene un efecto dominó en la cadena alimenticia global en el círculo de la vida.

  • Afectación y muerte del ecosistema marino costero.
  • Cambios inmediatos y a largo plazo en la calidad del agua.
  • Reducción del oxígeno disuelto, incremento de CO2 y de la temperatura.
  • Agua no apta para consumo animal ni humano.
  • Pérdida de la biodiversidad, considerando que las costas orientales del país tienen alta producción pesquera y se verían afectados los recursos pesqueros y alimentarios de los cuales dependen miles de personas en nuestro país.
  • Las especies que tengan contacto con el petróleo no estarían aptas para el consumo humano.
  • El petróleo puede permanecer a largo plazo en las arenas y comprometer seriamente el ecosistema.

Recomendaciones

  • Todos los ciudadanos que habitan en las áreas sensibles a este tipo de contingencia petrolera, deben estar capacitados para auxiliar a la biodiversidad que se vea afectada por el desastre petrolero, y así, permitir a los expertos a ser parte de la solución y no vetar nuestra voluntad de ayudar.
  • Las aves petrolizadas, mamíferos y demás especies de la flora y fauna, también deben ser auxiliadas, atendidas. Defendamos el derecho a la vida.
  • La ciudadanía debe mantenerse atenta al llamado de las autoridades y no hacer uso de las playas hasta que sean saneadas y declaradas aptas para bañistas.

Cómo se solucionan los derrames de petróleo

Los derrames de petróleo se diferencian entre sí, hay métodos comunes de limpieza:

  • Utilizar redes colectoras para recoger el petróleo de la superficie del agua.
  • Usar escobas, rastrillos y otras herramientas para llevar el petróleo a una zona específica donde se recogería.
  • Aplicar dispersantes para disolver el petróleo, para que la biodegradación sea más rápida. Los dispersantes reducen la tensión en la superficie que impide la mezcla del agua y el petróleo. Sin embargo, se deben utilizar con cuidado, y analizar los factores de contaminación de las criaturas que pueblan el fondo marino.

Por todo lo antes expuesto exigimos al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que no insista en ignorarnos y por el bien de este país, que nos alberga a todos se nos convoque a la investigación, vigilancia y cooperación de manera organizada para solucionar este problema que podría traer graves consecuencias en la vida de miles de venezolanos.

En la ciudad de Porlamar, a los 15 días del mes de mayo de 2017, suscribimos este pronunciamiento:

1)        Acceso a la Justicia

2)        Acción Campesina

3)        Acción Ciudadana Contra el Sida (ACCSI)

4)        Acción Zuliana por la Vida

5)        Asociación Ecologista para la Preservación Ambiental del estado Falcón (AEPA Falcón)

6)        Asociación Civil de Planificación Familiar (PLAFAM)

7)        Asociación Civil Ecológica y Social Chunikai

8)        Asociación Civil Mujeres en Línea

9)        Asociación Venezolana para la Hemofilia

10)     Aula Abierta Venezuela

11)     Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos (CADEF)

12)     Centro de Animación Juvenil

13)     Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello

14)     Centro para la paz y los derechos humanos de la Universidad Central de Venezuela

15)     Civilis Derechos Humanos

16)     Coalición Clima 21

17)     Coalición DD.HH. Falcón

18)     Comisión de Derechos Humanos de la Federación Venezolana de Colegios de Abogados del estado Apure

19)     Comisión de Derechos Humanos de la Federación Venezolana de Colegios de Abogados del estado Mérida

20)     Comisión de Derechos Humanos de la Federación Venezolana de Colegios de Abogados del estado Táchira

21)     Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (CODHEZ)

22)     Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (CODEHCIU)

23)     Convite A.C.

24)     Cooperación Internacional e Integración para el Desarrollo y el Esfuerzo Regional (CIIDER)

25)     Espacio Público

26)     Estrella Villamizar, Investigadora del Intituto de Zoología y Ecología Tropical de la Universidad Central de Venezuela.

27)     EXCUBITUS Derechos Humanos en Educación

28)     Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (FENASOPADRES)

29)     Foro Penal Venezolano – Nueva Esparta

30)     Fundación Aguaclara

31)     Fundación CELTA

32)     Fundación Venezolana para la Ingeniería Ecológica

33)     Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos (INVESP)

34)     Laboratorio de Paz

35)     Llamado a la Conciencia Vial A.C.

36)     María Estrella de la Mañana

37)     Movimiento Vinotinto

38)     Nueva Esparta en Movimiento A.C.

39)     Observatorio de Derechos Humanos d ela Universidad de Los Andes

40)     Observatorio Venezolano de la Salud

41)     Organización Para la Prevención Nacional de la Corrupción en Venezuela (ORPANAC)

42)     Organización StopVIH

43)     Padres Organizados de Venezuela

44)     Phynatura A.C.

45)     Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (PROVEA)

46)     Proyecta Ciudadanía A.C.

47)     Provita.

48)     Red Andina de Derechos Humanos

49)     Red ARA Venezuela

50)     Red Manglar Internacional – Venezuela

51)     Rescata Tu Isla RTI, Asociación Civil sin Fines de Lucro pero con Fines de Pulcro

52)     Revista Sic del Centro Gumilla

53)     RIOD Venezuela

54)     Sinergia

55)     Sociedad Hominis Iura (SOHI)

56)     Transparencia Venezuela

57)     Un Mundo Sin Mordaza

58)     Una Ventana a la Libertad

59)     Unión Afirmativa

60)     Unión Vecinal para la Participación Ciudadana A.C.

61)     Vitalis

Archivos

Categorías