Conservation-Insight-Andean-Bear

Árboles citadinos inmersos en descuido y tiña

  • Alcaldías deben realizar tratamientos periódicos para garantizar su vitalidad
  • Tiña, guatepajarito y el gusano de la palma entre los principales males de los árboles de zonas urbanas.
  • El último domingo de mayo se celebra el Día del Árbol
  • Muchos son los beneficios de los árboles
  • El Día del árbol se celebra desde el año 1905.

Como todos los seres vivos, los árboles necesitan atención a fin de asegurar su sano crecimiento, y el cumplimiento de sus funciones vitales. Así lo afirmó el Biólogo Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y Director de Proyecto Avila de la Universidad Metropolitana, a propósito de la celebración del Día del Árbol. Pese a su importancia, Díaz considera que “alrededor del 70-80% de los árboles de ciudades como Caracas presentan enfermedades como la tiña, el guatepajarito o el gusano de la palma, y requieren de un tratamiento fitosanitario adecuado para asegurar su vitalidad”.

El técnico de VITALIS y la UNIMET explicó que el guatepajarito crece como planta parásita, en forma de enredadera, en las ramas de los árboles y arbustos, después de ser diseminadas sus semillas por las aves a través de sus picos o por el excremento, las cuales al germinar, sus raíces penetran los árboles, aprovechándose fisiológica y metabólicamente de ellos. Por su parte, la tiña, aun cuando su comportamiento parezca epifito, produce necrosis del tejido vegetal, lo cual la cataloga como parásita. En el caso del gusano de la palma, éste es la fase juvenil de un insecto del grupo de las mariposas ysigue haciendo estragos en la ciudad, tras la desaparición de los programas que estaban orientados a controlarlo, y la migración local de sus depredadores naturales.

Pese a la crítica situación de muchos árboles, Díaz Martín resalta que hay una buena noticia: los árboles responden bien al tratamiento fitosanitario, eso sí, si se realiza por expertos, al inicio o mitad de la temporada de lluvias, nunca cuando está por terminar.

Competencia de las Alcaldías

VITALIS destaca que es competencia de las Alcaldías el mantenimiento de las áreas verdes, y está en los vecinos, y la ciudadanía en general, exigir su debida atención.

Para la Ingeniera Yazenia Frontado, Directora de Proyectos de VITALIS y Coordinadora Técnica de Proyecto Avila de la UNIMET, los municipios deberían contar con un inventario de sus árboles, así como un programa permanente de monitoreo, que permita, con rigurosa periodicidad, atenderlos fitosanitariamente, controlando los parásitos, asegurando su riego, impulsando las iniciativas de fertilización que se requieran, y realizando podas moderadas que aseguren su sano crecimiento, y eviten riesgos para los mismos árboles y los ciudadanos.

Los árboles en la cultura y la historia

Los árboles han sido testigos incondicionales de nuestra cultura e historia. Entre ellos, cabe destacar la Ceiba de San Francisco, en medio de la Avenida Universidad, frente a la iglesia del mismo nombre; el Samán de Catuche, cerca del Panteón Nacional, que cobijó a Andrés Bello en sus años estudiantiles; y el famoso Samán de Güere, el más conocido de todos, bajo cuya sombra bailaban nuestros indígenas, clamando por la lluvia en los tiempos de sequía, y que sirvió de inspiración a cientos de hombres y mujeres que han jurado paz y libertad para nuestro pueblo por varias décadas.

Pese a ello, muchos árboles son podados en forma severa, clavados como si se tratara de paredes listas para anunciar productos, pintados “para adornar el paisaje” y hasta cortados impunemente, “porque impiden el desarrollo de una obra o infraestructura”.

Si cada uno de los habitantes de este país nos comprometiéramos a plantar un árbol cerca de nuestras casas, escuelas o lugares de trabajo, comprometiéndonos a velar por su cuidado y conservación, estaríamos garantizando al menos 20 millones de nuevos árboles que tanta falta le hacen a nuestro país. Pero eso si, en los lugares apropiados y con las especies adecuadas.

Venezuela aporta 9% de la biodiversidad del mundo

  • Cada 22 de mayo se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad
  • Al menos 117 mil especies habitan en el país
  • El tema mundial del año 2012 son los ambientes marinos
  • Muchos son los problemas que atentan contra la biodiversidad
  • Aún queda mucho por investigar en los Andes, el amazonas, la Orinoquia y el mar territorial venezolano

Venezuela no cuenta con políticas ni metas para incentivar el reciclaje

  • Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje
  • Muchos son los beneficios ambientales y socioeconómicos que trae consigo el reciclaje
  • Reciclar es importante, pero no es la única solución al problema de la basura
  • Capacidad de las empresas recicladoras están muy por debajo de la generación actual en Venezuela
  • Menos del 15% de la basura que se produce diariamente en Venezuela es reciclada.
  • Reducción de la generación y fomento del reuso, deberían complementar las acciones de reciclaje.
  • Reutilizar no es reciclar, pues existen diferencias fundamentales.
  • Al menos 250 mil empleos directos pudieran crearse en Venezuela con el reciclaje

Reciclar no lo es todo, pero ayuda.

ImagePor Ing. Vladimir Valera (vvalera@vitalis.net). Director de Ecoeficiencia y Producción Limpia de VITALIS. Profesor de las Universidades Metropolitana y Simón Bolívar.

Son evidentes los beneficios ambientales y socioeconómicos que trae consigo el reciclaje de diferentes tipos de materiales, sin embargo pensar únicamente en él como estrategia para disminuir o evitar los impactos de la generación de residuos y desechos es un error total. La estrategia debe ser pensar primero en los mecanismos para reducir la generación de residuos y desechos, tanto a nivel de productor como a nivel de consumidor. Lamentablemente lo que observamos a diario son acciones tendentes únicamente al reciclaje, que como toda actividad humana, y dependiendo de las condiciones de cómo se realice, también puede tener sus impactos, como un mayor consumo energético, generación de otros contaminantes como dioxinas y furanos, o afectación de la salud de las personas ante la exposición a materiales peligrosos, solo por mencionar algunos efectos negativos.

Lo anterior es preocupante en un país como Venezuela, donde no existen políticas gubernamentales y metas claras a mediano y largo plazo, sobre la reducción de desechos y reciclaje de materiales, y donde las capacidades de las empresas que se dedican al reciclaje son bajas en comparación a la generación de desechos. Lo anterior ocasiona que muchos proyectos e iniciativas de reciclaje en el país no sean sustentables en el tiempo por falta de mercado. Esto nos debe hacer reflexionar sobre lo que debemos hacer y es pensar de manera integral, partiendo de la reducción de desechos, la recuperación de lo que irremediablemente se genere, su reuso o reciclaje.

Otra equivocación que generalmente se comete al hablar de reciclaje es pensar que todo lo que las personas realizan es reciclaje, y esto se debe aclarar.  El reciclaje comprende procesos de transformación físicos y/o químicos de los materiales, que luego pueden dar  origen, a través de otros procesos productivos, a bienes similares o distintos que los originales.

Es claro que para poder llegar al reciclaje, primero se debe pasar por los procesos de segregación, almacenamiento y recuperación de los residuos, actividades que realizan el común de las personas, pero que no necesariamente conduce a un reciclaje, ya que está la opción del reuso, es decir, utilizar nuevamente el residuo manteniendo su condiciones físicas originales, como por ejemplo, un envase de vidrio, o la recuperación de energía de los materiales a través de procesos como incineración, uso de biodigestores, entre otros.

Aún cuando en Venezuela no hay cifras oficiales sobre generación, composición y reciclaje de residuos y desechos, a pesar de unas cuantas iniciativas puntuales que se ha desarrollado de estimaciones de datos, no es temerario indicar en el país, siendo muy optimistas, se recupera, reusa o recicla menos de un 15% de los residuos que se generan a diario. Lo anterior nos sitúa en un contexto mucho más claro de la situación del reciclaje en Venezuela.

¿Qué necesitamos para mejorar el reciclaje o reuso de materiales en Venezuela?

Son muchos aspectos que estamos pendientes por resolver, sin embargo aquí se mencionan algunos pero sin intenciones de ser limitativos:

  1. Reglamentaciones más específicas de las leyes en torno a la segregación, recuperación, reuso y/o reciclaje, especialmente a nivel de ordenanzas municipales.
  2. Políticas gubernamentales serias que promuevan además de la reducción de la generación de desechos, el reuso y reciclaje de los diferentes residuos.
  3. Promover la creación de nuevas empresas públicas o privadas para el reciclaje de materiales.
  4. Incentivar el consumo de bienes que utilicen materiales reciclados a través de incentivos económicos o fiscales.
  5. Educación ambiental, entre otros.

Twitter: @valeram

Más info sobre reciclaje en: www.vitalis.net

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=79tGnxU3dfY&w=420&h=315]

Archivos

Categorías