Anunciados ganadores de V Premio Ambiental Anual de Ecoeficiencia

El jurado calificador del V Premio Ambiental Anual de Ecoeficiencia y Producción Limpia promovido por la organización no gubernamental VITALIS, anunció los ganadores de esta edición, que el presente año contó con una amplia diversidad de iniciativas de diversas partes del país.

En el proceso, resultaron favorecidos con este reconocimiento 10  ganadores en igual número de categorías previstas, que incluyen organizaciones públicas y privadas, comunidades educativas, emprendedores juveniles, comunicadores y medios de comunicación social.

A continuación se resumen los ganadores del V Premio Ambiental Anual de Ecoeficiencia

  • Empresa Ecoeficiente del Año: BIOTEL Suites, por su programa integral de ahorro de agua y energía, y manejo de residuos y desechos sólidos (Barquisimeto, Edo. Lara)
  • Empresa o Institución con el mejor uso responsable del agua: Coca-Cola FEMSA Venezuela (Caracas, Distrito Capital).
  • Empresa o Institución con el mejor manejo de residuos y desechos sólidos y Peligrosos: Centro de Distribución FARMATODO – CENDIS. (Charallave~Cúa, Edo. Miranda)
  • Empresa o Institución que fomenta el mejor uso responsable de la energía: Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica (MPPEE) por su campaña «Soy Consciente, Consumo Eficiente. Banda Verde». En todo el país.
  • Centro Educativo Ecoeficiente del año: U.E. Colegio Santa Rosa, por sus esfuerzos institucionales en ecoeficiencia y educación ambiental (Valencia, Edo. Carabobo).
  • Comunidad Organizada Ecoeficiente del año: Fundación Tapas por Vidas, y sus programas de apoyo a diversas causas ambientales y de salud.
  • Campaña Publicitaria del año: «Se Habla Verde» conducida por Karen Bitton, tanto en radio como TV. En todo el país.
  • Artículo, reportaje de Ecoeficiencia y Producción Limpia del año: Fernando Jáuregui, de EcoPrácticas, por sus campañas sobre bombillos ahorradores y el reciclaje de pilas. Globovisión y Radio Fe y Alegría.
  • Proyecto de investigación de Ecoeficiencia y Producción más limpia del año: Unidad de Gestión en Materiales y Procesos Sustentables de la  Universidad Simón Bolívar.  (Edo. Miranda)
  • Innovación del año: Mauro Torres, Emprendedor Ambiental Juvenil que promueve el aprovechamiento de residuos sólidos (Barinas, Edo. Barinas)

La entrega de reconocimientos se realizará el próximo 28 de noviembre de 2014 en las instalaciones del CELAUP de la Universidad Metropolitana, en Caracas (Venezuela) a la 1 de la tarde, bajo la conducción de la periodista Marycarmen Sobrino. La entrada es libre.

La V entrega del Premio Ambiental Anual de Ecoeficiencia y Producción Limpia se realiza gracias al apoyo de PwC Espiñeira Pacheco y Asociados, la Asociación Venezolana para el Agua, la Universidad Metropolitana, Makro de Venezuela y el hotel Montaña Suites.

¡Felicidades para todos!

los-17-objetivos-de-desarrollo-sostenible-post-2015-tamano

Pronunciamiento de los miembros venezolanos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas

En ocasión del VI Congreso Mundial de Parques en Sidney, los miembros venezolanos de la comisión mundial de áreas protegidas de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) formulan el siguiente pronunciamiento, en el cual precisar diversos temas de importancia e interés que requieren de inmediata atención. Los miembros de la comisión en Venezuela comprenden Biólogos, Ecólogos, Ingenieros y demás profesionales en Parques Nacionales y otras áreas protegidas, con alrededor de 20 años en promedio de experiencia.

Seguidamente publicados textualmente el referido comunicado.

«A propósito de la celebración del VI Congreso Mundial de Parques a realizarse en Sidney (Australia) es pertinente hacer una evaluación de la situación de Venezuela, quien fuera sede y anfitrión del IV Congreso Mundial de Parques (Caracas, 1992). Todos los países del mundo tienden a hacer una evaluación de su estado en las vísperas de cada congreso mundial. La mayoría de los países podrán decir que han avanzado o retrocedido en tal o cual aspecto, en tal o cual magnitud, pero sin duda, la mayoría de las naciones del mundo podrán decir que han avanzado en materia de Áreas Protegidas (AP). Sin embargo nosotros los venezolanos al intentarlo encontramos un resultado muy negativo, por lo que se hace necesario hacer una profunda reflexión del porqué.

¿ Qué tiene de especial Venezuela para que lo que le pase en materia de AP sea de interés para el mundo? Venezuela, siendo un país del “mundo en desarrollo” avanzó grandemente en las políticas de conservación de su patrimonio natural cuando el resto del mundo no había comenzado o estaba en retroceso en esta materia. Fundó su primer parque nacional en 1937 y su primera AP en 1927. Ciertamente no fue el único, muchos países de América lo hicieron en esa época o incluso antes. La diferencia es que Venezuela lo asumió como política y no como retórica: incrementó grandemente su cobertura de AP a lo largo de las décadas siguientes hasta abarcar un 16, 45% de su territorio; empleó criterios modernos y actuales para designarlas y para manejarlas; acometió exitosamente la restauración ecológica de ecosistemas terrestres y marinos (dentro de AP) en tiempos en que no se hablaba de ello; creó uno de las primeras AP marinas del mundo (Archipiélago Los Roques, 1972) cuando muy pocos países en el mundo lo habían hecho; interconectaba AP cuando se pensaba que eso era utópico.

Para fines de los años 80 Venezuela tenía una reputación positiva que bien le valió la nominación y aceptación como sede del IV Congreso Mundial de Parques. Venezolanos como Gerardo Budowski, Henri Pittier, Julian Steyermark, José Rafael García, habían dejado una huella positiva en la visión y gestión de las AP del mundo. Eso sin olvidar que es uno de los doce países megadiversos del mundo, y que resguarda, casi en exclusividad, las mayores maravillas de esa biorregión única en el mundo: el Escudo Guayanés. Dentro de ella merece destacarse el caso del Parque Nacional Canaima, único Sitio de Patrimonio Natural Mundial propuesto por Venezuela y reconocido por UNESCO, donde ahora prolifera ilegalmente la minería de oro sin que las autoridades competentes hayan podido detenerla.

Se trata de un gobierno que utilizando una retórica humanista y ecologista, favorece que se hagan toda clase de actividades y usos prohibidos dentro de las AP

¿Por qué reflexionar sobre Venezuela?. Porque lo que acontece en Venezuela puede pasar en cualquier país del mundo, y en especial en la región sudamericana. En nuestro país se ha entronizado una visión política del mundo y de la vida que desdeña y no comprende la importancia de las AP, que las considera una política contraria al interés humano. Ciertamente muchos gobiernos en el mundo así lo piensan. ¿Cuál es la novedad con eso?. Pues la novedad está en que pocos países lo llevan a la práctica desmontando toda la institucionalidad de las AP. No se trata de un gobierno que asigna pocos recursos, o que cierra temporalmente parques, o que insiste en pasar oleoductos por AP. Se trata de un gobierno que utilizando una retórica humanista y ecologista, favorece que se hagan toda clase de actividades y usos prohibidos dentro de las AP, mientras paralelamente sustituye sus recursos humanos técnicos por comisarios políticos. Un gobierno que elimina el Ministerio del Ambiente para distribuir sus competencias ambientales, a las que constitucionalmente está obligado, en dependencias de menor jerarquía dentro de un ministerio de vivienda que construye y pretender construir obras de alto impacto ambiental dentro de AP.

El caso venezolano es digno de estudio, y he allí nuestro llamado a todos los colegas de la CMAP. No vean lo que ocurre en Venezuela como una curiosidad sociopolítica. No lo vean con desdén, con la vaga convicción de que algún día pasará. Véanla como una corriente de acción política que muchos de nuestros colegas habían dado por extinta, pero que en realidad se encuentra vigente, en pleno vigor, y con todo el potencial para expandirse por toda la región sudamericana, y de allí al mundo en desarrollo.

La UICN hace un excelente papel al diseñar políticas novedosas que permitan institucionalizar y evolucionar la gestión de las áreas protegidas. Entendemos también que, como institución que en cierta forma es análoga a la ONU, se maneje bajo principios de no crítica a los asuntos “internos” de los países. Sin embargo, aún en el seno de la ONU, cuando un país se sale de todos los estándares de convivencia y racionalidad, debe ser contactado por los medios diplomáticos y persuadido de que no prosiga en su cometido, para evitar así que se propague su insensatez al resto del mundo.

El caso de Venezuela merece una detallada y decidida atención de la UICN. Algunos datos ilustrativos se presentan seguidamente:

1. La inversión en conservación de Venezuela, promedio en los últimos 10 años ha sido de 3,66 US$/Km2, cuando en los países en vías de desarrollo la inversión promedio es de 161 US$/Km2. Esto no es congruente con el hecho de que el Estado Venezolano ha manejado en los últimos 14 años ingresos aproximados de 660 millardos de US$.

2. Los pocos recursos asignados a Areas Protegidas han conllevado al abandono y deterioro de los puestos de vigilancia y control, con equipamiento dañado y de muchos años de uso. Actualmente solo se cuentan con 350 Guardaparques para custodiar más de 15 millones de hectáreas de Parques Nacionales y Monumentos Naturales.

3. Los sueldos del personal son extremadamente bajos y su nivel de capacitación es muy bajo, presentándose con frecuencia casos de corrupción.

4. Existe una patente ausencia de custodia de las fuerzas policiales en la AP, lo que ha hecho más peligrosa la actividad de vigilancia y control de los Guardaparques quienes no tienen entrenamiento ni funciones policiales. Entre el 2001 y 2014 han asesinado con impunidad a 4 funcionarios de AP, en el ejercicio de sus deberes.

5. Se ha incrementado hasta niveles record las deforestaciones, incendios forestales, cacería y pesca ilegal. Es frecuente la utilización de AP para actividades de narcotráfico, delincuencia común, secuestros y otros delitos.

6. Las obras de “interés público” (tendidos eléctrico, carreteras, corredores de servicio, fibra óptica, gasoductos, antenas de telecomunicaciones) proliferan dentro de las AP y se ejecutan con mínimo apego a las medidas de mitigación y restauración que prescriben los Estudios de Impacto Ambiental».

Interesados pueden contactar al Presidente de la Comisión Venezolana aquí.

Minería ilegal amenaza a Patrimonio Natural de la Humanidad

  • El Parque Nacional Canaima en Venezuela es la segunda área protegida más grande del país
  • Canaima es un Patrimonio Natural de la Humanidad, declarado por la UNESCO en 1994
  • Esta área protegida está siendo amenazada por minería ilegal

La minería ilegal está afectando al Parque Nacional Canaima en Venezuela, la segunda área protegida más grande del país, un área de importancia internacional, declarada por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1994.

El pasado mes de octubre, varios periodistas e investigadores venezolanos denunciaron un secreto a voces: En Canaima se estaba realizando minería ilegal. Tal denuncia incluyó al Ministro de Turismo del Gobierno del Presidente Maduro, pero tampoco logró la atención esperada por parte de las autoridades.

La minería comprende la extracción de minerales de la tierra. Muchos de ellos pueden tener gran valor económico, como el oro, cobre, aluminio, y hasta diamantes, topacios y rubíes.

La práctica de la minería en parques nacionales es ilegal en Venezuela, pues las leyes de este país y su constitución bolivariana la prohiben expresamente. La minería no solo destruye los suelos y contamina el agua, sino también amenaza la biodiversidad de esta área protegida de importancia internacional.

Las consecuencias negativas de la minería ilegal para el ambiente son cuantiosas. Entre ellas se encuentra la pérdida de ecosistemas y de hábitats de especies animales y de plantas, así como erosión de los suelos, contaminación de las aguas y deforestación. Asimismo, es importante destacar los efectos que para la salud de las poblaciones indígenas y los mineros ilegales, tiene el entrar en contacto con las sustancias usadas para la extracción de los minerales del suelo.

El Gobierno de Venezuela ha rechazado la práctica de la minería ilegal denominándola “monstruo de mil cabezas”, pero habitantes de la zona señalan que sus acciones para detener la minería son vagas o nulas, y la minería depredarora sigue proliferando según han denunciado diversas organizaciones.

Canaima alberga en su territorio al Salto Ángel, también conocido con el vocablo Pemón Kerepakupai Vená o Shurún Merú. El Salto Angel es la caída de agua más alta del mundo con 979 metros de altura.

Canaima también es tierra sagrada para comunidades indígenas originarias y protege a los tepuyes, monumentos naturales de importancia internacional, formados por las rocas más antiguas del planeta,  con una singular biodiversidad única en el mundo.

Es necesario que la atención internacional se centre en este tema, y presionen al Gobierno Venezolano a tomar medidas certeras para erradicar la minería ilegal de Canaima, que amenaza su supervivencia.

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Fotos cortesía de: Valentina Quintero y Ministerio de Turismo de Venezuela

Illegal mining threatens a world natural heritage site

  • Canaima National Park in Venezuela is the second biggets protected area park in this country
  • Canaima it’s a World Natural Heritage Site declared by UNESCO in 1994.
  • This protected area it’s threatened by illegal mining.

Illegal mining is affecting Canaima National Park in Venezuela, the second largest protected area in the country, and an area of international importance, declared by UNESCO as a World Heritage Site in 1994.

Last October, several journalists and Venezuelan researchers reported an open secret: In Canaima illegal mining was taking place. Such complaints included the Minister of Tourism of the Government of President Maduro, but neither achieved the expected attention from the authorities.

Mining involves the extraction of minerals from the earth. Many of them may have high economic value, such as gold, copper, aluminum, and even diamonds, topaz and rubies.

The practice of mining in national parks is illegal in Venezuela, because the laws of this country and its Bolivarian Constitution expressly prohibited. Mining not only destroys the soil and pollute the water, but also threatens the biodiversity of this internationally important protected area.

The negative consequences of illegal mining on the environment are substantial. Among them is the loss of ecosystems and habitats of animals and plant species as well as soil erosion, water pollution and deforestation. It is also important to note the effects on the health of indigenous people and illegal miners that had contact with the substances used for the extraction of minerals from the soil.

Venezuela’s government has rejected the practice of illegal mining calling it «thousand-headed monster,» but locals say their actions to stop mining are vague or nonexistent, and mining still rampant depredatory according to reports from numerous organizations.

Canaima holds in its territory the Angel Falls, also known by the term Pemon Kerepakupai Shurún vein or Meru. Angel Falls are the highest water falls in the world at 979 meters.

Canaima is sacred land to original indigenous communities and protects the tepuis, natural monuments of international importance, composed of the oldest rocks on the planet, with a singular unique biodiversity in the world.

We need to focus international attention on this issue and pressure the Venezuelan government to take accurate actions to eradicate illegal mining Canaima, because it’s threatening their survival.

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Pictures courtesy of: Fotos cortesía de: Valentina Quintero y Ministerio de Turismo de Venezuela

Ecólogos y ecologistas celebran su día mundial

Cada primero de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ecología y de los Ecólogos, para recordar en todo el planeta la importancia de conocer y valorar las relaciones que existen entre los seres vivos y su medio, desde una perspectiva cientifica, técnica, educativa y ciudadana.

El término Ecología fue acuñado en 1869 por el biólogo alemán Ernst Haeckel, remitiéndose al origen griego de la palabra «oikos», casa; y «logos», ciencia, estudio, tratado

Para VITALIS la Ecología es una ciencia que estudia las interrelaciones entre los seres vivos y el medio que les rodea, por lo tanto su complejidad y diversificación dependen de los elementos que conforman el medio y los actores involucrados en su estudio. De allí que exista la Ecología Humana, Vegetal y Animal, entre otras, llegando a ser tan específica como la Ecología de las Poblaciones (para estudiar las relaciones entre individuos de una misma especie), o de Comunidades (para analizar las vinculaciones entre organismos de diversas poblaciones).

No es lo mismo decir ecología, ecologismo o ecologista.  Lo primero es una ciencia, lo segundo un movimiento social y lo tercero un practicante del respeto por si mismo, los demás y su medio natural.

La ecología está presente en todos los cambios de energía y materia, al estudiar las cadenas tróficas o el traspaso de energía entre ellas. Por su parte los ecologistas pueden ser biólogos, ingenieros, abogados, comunicadores, geógrafos y demás profesionales de decenas de disciplinas, incluyendo ciudadanos que sin tener una profesión específica, practican los principios del cuidado, conservación y mejoramiento de nuestro ambiente, en cualquier lugar del planeta.

La ecología ayuda a los científicos a analizar cómo cada elemento de un ecosistema afecta a los demás componentes, y como ellos se afectan entre sí. Por ello es tan importante recordarla y celebrarla cada primero de noviembre.

La ecología debe vincularse a la cotidianidad de la ciudadanía, y a mejorar su calidad de vida, rescatando el valor de la vida en todas sus formas y expresiones, y respetando la compleja red de interacciones existente entre todos los seres vivientes.

VITALIS felicita a todos los ecólogos y ecologistas de Venezuela, México y América Latina en su día, en especial a todos los biólogos, zoólogos, fisiólogos y botánicos, cuyas importantes contribuciones a estas ciencias, han complementado los aportes de la física, la química y la geología, dentro de las ciencias ambientales.

Archivos

Categorías