Warning: include_once(wp-includes/js/tinymce/skins/wordpress/images/block.lang): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/33/d828565618/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS2/pinguino/wp-config.php on line 185

Warning: include_once(): Failed opening 'wp-includes/js/tinymce/skins/wordpress/images/block.lang' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.4') in /homepages/33/d828565618/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS2/pinguino/wp-config.php on line 185
Actualidad – Vitalis
fracking-699657_640

Fracking – What you need to know

 .  Luke Metzger (*)

Texans are increasingly concerned about the huge amount of water required for oil and gas extraction, the frequent and damaging wastewater spills and earthquakes linked to disposal, the land on family farms and ranches seized for pipelines, and the air pollution, fires and explosions at petrochemical plants that all add up to significant damage to our air, water and land. And about the growing amount of gas going to produce plastics, much of which winds up clogging our oceans. A recent poll found that a majority of Texans believe the oil and gas industry should pay for the harm they’re causing to the planet.

Texas produces 41% of the nation’s oil and is home to approximately 30% of U.S. refinery capacity and 75% of U.S. petrochemical production. And since the removal of the oil export ban in 2015, Texas oil and gas exports to other countries have surged.

Mexico is Texas’ number one oil export partner. In addition, Mexican oil company Pemex is the 9th biggest corporate carbon polluter in the world.

Environment Texas is proud to join with Green Business Partners and Vitalis to fight fracking to help protect both our countries’ health and environment. Energy companies must fully shoulder the costs their operations impose on society.

Campaña Fracking Vitalis

Get to know about our campaign alongside with GBP and Vitalis to get involved and make a difference http://vitalis2.live-website.com/pinguino/fracking-vitalis-landing-eng/(abre en una nueva pestaña)


(*) Luke Metzger. As Executive director of Environment Texas, Luke is a leading voice in the state of Texas for clean air, clean water, clean energy and open space. Twitter Linkedin

office-620822_640

Rol de las TIC en el desarrollo sustentable en México

Dalia

Por Dalia Pérez Osorio (*).

El rol de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el desarrollo sustentable en México debe de ser un factor indispensable para el crecimiento en su población.

La UNESCO establece que las TIC “pueden contribuir al acceso  universal a la educación, la igualdad en instrucción, el ejercicio de la enseñanza  y el aprendizaje  de calidad y el desarrollo profesional de los docentes, así como a la gestión[…] y administración  más eficientes  del sistema educativo”.

La educación no sólo se basa en el aprendizaje de calidad del individuo sino de crear seres íntegros que le sirvan a la sociedad replicando el conocimiento, que aporten a las personas que les rodean, con valores sólidos. Adicional a ello es importante cambiar la mentalidad de la sociedad al señalarnos como un país pobre, que no puede tener ideas grandiosas o inventos innovadores; somos un país que si cambiamos ciertos pensamientos podemos llegar lejos tanto como un país de primer mundo.

La revista Forbes señala que “uno de los sectores de mayor crecimiento de la economía mexicana es el de las TIC, que en su conjunto agrupan a más de 1,340 compañías establecidas en el territorio nacional.

Con esto podemos notar que nuestro país se ha posicionado como uno de los más importantes exportadores en el mundo, con un sector de comunicaciones en constante crecimiento.

En vez de exportar tecnología deberíamos de aprovechar los recursos que tenemos como por ejemplo el agua para la generación de energía (implementar tecnología de calidad, planeada de tal manera que no contamine o afecte al medio ambiente). generación de energía solar por medio de paneles  con desarrollo de tecnología fotovoltaico, al ser un país que tiene muchos desiertos podemos ocupar gran parte para ingresar los paneles para distribuir energía a la población; en el país se genera un gran porcentaje de basura orgánica que no lleva un procesamiento adecuado que puede servir para la generación de energía (creación de tecnología de calidad, pero barata para darle uso a todos los desechos y no contaminar  nuestra atmósfera)

“La explotación de las energías renovables en México necesidades específicas acciones sean eficaces, entre otras: a) la ampliación de la gama de participación de las empresas nacionales y extranjeras en renovables energías, b) la apertura del mercado a la venta de excedentes de electricidad; c) la evaluación de la existencia de incentivos económicos y financieros para la generación de electricidad a partir de energía solar, y d) la realización de importantes reformas al marco jurídico de los nacionales de agua, la minería y la protección del medio ambiente para aumentar la explotación de electricidad geotérmica. Además, los mecanismos de eficiencia energética, como las «redes inteligentes» deben aplicarse”

México tiene  futuro con las Tecnologías de la Información y Comunicación, se dice que “Para que México logre una verdadera sustentabilidad ambiental es necesario que se concilie el medio ambiente con otras dos grandes áreas de sustentabilidad del desarrollo humano. Éstas son la productividad y la competitividad de la economía como un todo. Existen varias formas de lograr esa conciliación: una de ellas es la realización de proyectos productivos que se vinculen a la restitución de áreas naturales como las forestales, que impliquen pagos de servicios ambientales y que permitan detener la pérdida de fuentes acuíferas, así como el avance de la desertificación de nuestro territorio.” El uso cada vez mayor de energía procedente de combustibles fósiles, con el consiguiente agotamiento y alto costo, ha conducido a la obtención de nuevas fuentes de energía para el desarrollo económico mundial, en este contexto los recursos vegetales, residuos y productos procedentes de la silvicultura, sabanas, praderas y de la agricultura, son algunas de las principales fuentes de energía renovable que puede sustituir a la energía obtenido de los hidrocarburos, de acuerdo a datos proporcionados por el IIED y el Colegio de México”  Considero que como país tenemos grandes fortalezas que debemos de aprovechar para la generación de energía barata con uso de los recursos naturales, pero sin afectar al medio ambiente para permitir a la sociedad futura poder disfrutar de lo que nos rodea. Podemos hacer uso del talento mexicano para el desarrollo de nuevas tecnologías renovables con costos competitivos.

 

 

 

 

(*) dalia.perez.osorio@gmail.com

VENEZUELA-NATIONAL ASSEMBLY

¿Constituyente para el Ambiente?

Por: Alberto Blanco-Uribe Quintero (*)

Como se sabe incluso internacionalmente, el gobierno le está haciendo un mayúsculo fraude al pueblo venezolano, usurpando su soberanía y confiscándosela con la complicidad de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, a un triple título: asumiendo la convocatoria directa de la Asamblea Nacional Constituyente, mientras se obvia la necesidad de que ello se haga mediante referéndum popular; seguidamente imponiendo unilateralmente las bases comiciales, tampoco aprobadas en referéndum popular; y, violando el principio de indivisibilidad de la soberanía y consecuente universalidad del sufragio (una persona = un voto), al dividir arbitrariamente en sectores al pueblo.

Pues bien, dentro de ese grotesco y claramente autoritario y nada democrático proceder, se observa como un detalle burlesco que uno de los objetivos pretendidamente buscados con la tal Asamblea Nacional Constituyente sea el de:

La preservación de la vida en el planeta, desarrollando constitucionalmente, con mayor especificidad los derechos soberanos sobre la protección de nuestra biodiversidad y el desarrollo de una cultura ecológica en nuestra sociedad”.

Ante todo, es obvio que no es menester que una Constitución contenga normas específicas para que el Estado pueda desarrollar política y legislación ambiental, como lo muestra el derecho comparado. Pero además, nuestra Constitución de 1999 es particularmente prolija en la materia, al consagrar el derecho humano al ambiente (piedra angular), la obligación estatal de proteger el ambiente, el estudio de impacto ambiental, la biodiversidad y áreas protegidas, la ordenación del territorio, la consulta a las comunidades indígenas, etc., y como sabemos nada de eso se respeta, sin consecuencias.

El gobierno lleva a cabo las actividades de mayor impacto ambiental sin control alguno, “inventó” un ministerio de “minería ecológica”, desarticuló el Ministerio del Ambiente volviéndolo ente de propaganda ideológica llamándolo de “ecología socialista”, vulnera a los indígenas a quienes nada consulta y está a la cabeza de su macro destructivo proyecto “Arco Minero del Orinoco”, incumpliendo todo el mandato constitucional al respecto.

A cuál “cultura ecológica” puede estarse refiriendo uno de los más inmisericordes destructores del ambiente que haya gobernado Venezuela?

 

(*) Abogado, Profesor Universitario. Postgrado Derecho Ambiental, Univ. de Estrasburgo, Francia. Postgrado Derechos Humanos, Univ. de Castilla-La Mancha, España. @AlbertoBUQ . www.albertoblancouribe.com

Estados Unidos se retira del Acuerdo de París

Trump convierte a Estados Unidos en un país paria, una amenaza efectiva a la seguridad y la estabilidad de toda la humanidad.

Por Julio César Centeno, PhD.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tomado la decisión de retirar a su país del acuerdo histórico sobre el cambio climático alcanzado en París en el 2015, tras 25 años de negociaciones en el seno de la ONU. En ese momento fue suscrito por 197 países.

El Acuerdo de París tiene por objeto evitar que el aumento en la temperatura superficial promedio del planeta supere los 2ºC para finales de siglo con respecto a la época pre-industrial. Establece el compromiso colectivo de realizar todos los esfuerzos posibles para limitar el aumento a 1,5ºC. Hasta el momento ha sido ratificado por 147 países, responsables por el 80% de las emisiones.

En diciembre 2015 el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó el acuerdo de «un éxito monumental para la gente y para nuestro planeta«, porque representa un fundamento para «extinguir la pobreza, apuntalar la paz y asegurar una vida sostenible para todos«. A juicio del antiguo máximo responsable del organismo, supone también un «punto de inflexión» en los esfuerzos para «reducir las amenazas relacionadas con el cambio climático«. Trump banaliza todas estas esperanzas.

Para finales del 2016 el aumento en la temperatura superficial promedio era de 1.2°C, mientras la concentración de CO2 en la atmósfera superaba las 403 partes por millón. La posibilidad de limitar el aumento de temperatura a 1.5°C para finales de siglo es un espejismo. Para evitar que el aumento en temperatura supere los 2°C para finales de siglo la concentración de CO2 en la atmósfera no debe superar las 450 ppm. Con un aumento en la concentración de 0.52% interanual en la actualidad, este límite se superará en apenas 20 años.

“Si no actuamos con determinación ante el calentamiento global, enfrentaremos migraciones masivas, ciudades sumergidas, naciones desplazadas, destrucción de fuentes de alimentos y conflictos provocados por la desesperanza… Debemos superar la pobreza sin condenar a nuestros niños a un planeta más allá de su capacidad para repararlo”. – Barack Obama, Asamblea General de la ONU, septiembre 2016.

Las tendencias actuales conducen hacia un aumento en la temperatura superficial promedio entre 3,7 y 4,8°C para finales de siglo en relación con la época pre-industrial (IPCC 2014). Estas tendencias representan una emergencia planetaria sin precedentes en la historia de la humanidad. Un aumento de 4°C no se ha registrado desde mediados del Mioceno, hace 10 millones de años. Las tendencias actuales conducen a la transformación del mundo que le dejamos a nuestros descendientes más inmediatos en un planeta hostil y desconocido por la especie humana.

El Acuerdo de Paris no es una panacea. En el caso poco probable de que todas las promesas realizadas en París en diciembre del 2015 se cumpliesen a cabalidad, incluyendo las de Estados Unidos, la humanidad quedaría encauzada en una ruta tendiente a un aumento de temperatura promedio entre 3°C y 3,5°C.

En el período interglaciar Emiense, cuando la temperatura superficial promedio aumentó 2°C sobre el promedio de la época preindustrial, el nivel del mar oscilaba entre 5 y 9 metros sobre el nivel actual. El límite de los 2°C no garantiza seguridad, pues provocaría un aumento en el nivel del mar de varios metros, junto a numerosas otras consecuencias disruptivas para los ecosistemas y la sociedad humana… Un aumento en la temperatura superficial promedio de 2°C sobre el promedio de la época preindustrial es altamente peligroso – NASA, Columbia University, Institut Laplace, Academia de Ciencias de China. Atmos. Chem. Phys. Discuss., 15, 20059–20179, 2015.

Para evitar que la concentración de CO2 en la atmósfera supere las 450 ppm para finales de siglo, es necesario reducir sus emisiones en al menos un 50% para el 2050 y eliminarlas para finales de siglo. Esto implica dejar bajo tierra al menos dos tercios de las reservas probadas actuales de hidrocarburos.

“La estabilización de la concentración de CO2 entre 400 y 450 ppm, frecuentemente asociada a un aumento ‘aceptable’ de temperatura de 2°C, tiene una alta probabilidad (68%) de provocar aumentos en el nivel del mar de más de 9 metros sobre el actual. Para evitar aumentos significativos en el nivel del mar a largo plazo, la concentración atmosférica de CO2 debe reducirse a niveles similares a los de la época preindustrial: 280 ppm”.  -Academia Nacional de la Ciencia de EUA – PNAS vol. 110 no. 4 2012.

En enero 2017 la NOAA (US National Oceanic and Atmospheric Administration) reportó que el gobierno federal había elevado sus proyecciones sobre el aumento en el nivel del mar a 8 metros para el 2100, lo que sumergiría bajo las aguas a múltiples ciudades costeras alrededor del mundo, incluyendo ciudades norteamericanas como New York, Boston, Miami (http://www.globalresearch.ca/paris-climate-accord-doesnt-go-far-enough-but-trumps-pullout-will-endanger-life-on-earth/5592883).

En su informe al congreso, titulado Implicaciones a la Seguridad Nacional del Calentamiento global, 2015, el Pentágono advierte que el calentamiento global es un “multiplicador de amenazas” a la seguridad nacional de los Estados Unidos (2015May27 Ref ID: 8-6475571).  “El calentamiento global es una amenaza urgente y creciente a nuestra seguridad nacional, contribuyendo al aumento en desastres naturales, el flujo de refugiados y conflictos por recursos como el agua y los alimentos. Estos impactos ya están ocurriendo, mientras que el alcance, la escala y la intensidad de estos impactos aumentarán con el tiempo

El calentamiento global tendrá múltiples efectos sobre la seguridad nacional de los Estados Unidos en el futuro previsible. Agravará problemas ya existentes, tales como la pobreza, las tensiones sociales, la degradación ambiental y la ineficiencia de los liderazgos. Amenazará la estabilidad domésticas de múltiples países”.

El retiro de Estados Unidos del acuerdo implica que evadirá las gigantescas responsabilidades que le corresponden por ser el país con las mayores emisiones acumuladas en la atmósfera en los últimos 100 años. Implica además que continuará contaminando la atmósfera global en proporciones exageradas con respecto a su población, acaparando abusivamente el diminuto cupo atmosférico disponible para impulsar el desarrollo de toda la humanidad.

Estados Unidos, con sólo el 4% de la población mundial, es responsable por el 26% de las emisiones de CO2 acumuladas en la atmósfera entre 1900 y el 2014. Los países industrializados, con el 18% de la población actual, son responsables por el 72% de las emisiones de CO2 acumuladas en la atmósfera en ese mismo período.

La amenaza climática que se cierne en la actualidad sobre toda la humanidad, especialmente sobre la mayoría empobrecida, es responsabilidad principalmente de una minoría privilegiada de la población mundial, mas rica y tecnológicamente mas avanzada, pero que se niega a asumir tales responsabilidades. La decisión tomada por Trump es una vergonzosa traición no sólo contra el resto de la humanidad, sino contra los intereses de generaciones futuras.

La «Farsa china»

Durante su campaña electoral, Trump se comprometió a retirar a EE.UU. del acuerdo de París porque, en su opinión, es perjudicial para la economía estadounidense. Además, proclamó en repetidas ocasiones que el cambio climático era una «farsa china«.

Durante mi administración alcanzaremos una independencia energética total. Completa. Imagínense un mundo en el que nuestros enemigos no puedan utilizar la energía como un arma. Ocurrirá. Vamos a ganar«. Prometió aumentar la producción de carbón, petróleo y gas para alcanzar esta meta (https://www.theguardian.com/environment/2016/nov/11/trump-presidency-a-disaster-for-the-planet-climate-change)

Irónicamente, en Diciembre del 2009 Donald Trump suscribió una comunicación dirigida a Barack Obama, publicada en una página completa del New York Times, en la que un grupo de empresarios exigía acciones efectivas para combatir el calentamiento global: “Permita por favor que los Estados Unidos sirva como modelo del cambio necesario para proteger a la humanidad y al planeta. Si no actuamos ahora, es científicamente irrefutable que se precipitarán consecuencias irreversibles y catastróficas para la humanidad y para nuestro planeta(http://grist.org/politics/donald-trump-climate-action-new-york-times/)

Al llegar a la Presidencia de EUA, Trump eligió como director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático que había demandado judicialmente en 14 ocasiones a la institución que ahora dirige. Pruitt sostenía que la EPA era una agencia contraria a los intereses económicos de los Estados Unidos, por lo que debía ser eliminada.

Travis Fisher, del Departamento de Energía, escribió un informe en el que destaca que “la política de energía limpia es la amenaza mas grande a la red eléctrica nacional, superior a las amenazas de los ciber-ataques, el terrorismo y los eventos climáticos extremos”. Según Fisher la energía eléctrica solar y la eólica no son confiables. Fisher ha sido encargado por el nuevo secretario de energía, Rick Perry, para realizar un diagnóstico de la confiabilidad de la red eléctrica nacional. Se espera que concluya en un ataque a las energías renovables y un impulso al carbón y a la energía nuclear (https://www.desmogblog.com/2017/05/31/meet-man-who-said-clean-energy-policies-are-greatest-threat-to-power-grid).

Por su parte Rex Tillerson, Secretario de Estado, durante su interpelación en el Congreso previo a su confirmación en el cargo, sostuvo que EUA debería mantenerse en el Acuerdo de París.

Un grupo de senadores republicanos divulgó una comunicación enviada a Trump el 25 de Mayo 2017 en la que solicitan el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de Paris. Enfatizan la incongruencia entre los compromisos asumidos en este acuerdo y la decisión de eliminar el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan) impulsado por el gobierno de Obama. Señalan que este plan es sólo una carga regulatoria que le impide al sector empresarial generar empleos y desarrollar la economía. “Ud. le ha girado instrucciones a la Agencia de Protección Ambiental para que desmantele el Plan de Energía Limpia. Una de las órdenes ejecutivas mas importantes que Ud. ha firmado es la EO 13783, para promover la independencia energética y el crecimiento económico… Es necesario tomar medidas para asegurar que estos objetivos se cumplan”.

El Plan de Energía Limpia fue aprobado por Obama en Agosto 2015 con el objeto de reducir las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero provenientes de las plantas de generación eléctrica en un 32% para el 2030 en relación con las del 2005. Se enfoca en la reducción de las emisiones de CO2 provenientes de las plantas termoeléctricas que consumen carbón mineral y en el aumento de la generación de electricidad a partir del gas natural y fuentes renovables.

Según la EIA (Energy Information Administration), el consumo de carbón en plantas termoeléctricas emitía 1.364 millones de toneladas métricas de CO2 por año en el 2015, el 71% de todas las emisiones de CO2 provenientes del sector eléctrico. Con la migración a energía eólica, por ejemplo, las emisiones se reducirían significativamente, reduciendo al mismo tiempo los costos de generación. La migración a gas natural produjo efectos similares, haciendo económicamente inviable la generación de electricidad a partir de la combustión de carbón mineral en docenas de plantas alrededor del país. El uso de gas no sólo es mas económico, sino que reduce las emisiones de CO2 a la mitad en comparación con el uso de carbón mineral por unidad de electricidad generada.

En la cumbre de los países del G7 celebrada en Mayo 26-27, 2017 en Sicilia, por primera vez no fue posible una declaración conjunta sobre el tema. Estados Unidos insistió en que se encontraba «en proceso de revisión de su política en el ámbito del cambio climático y del Acuerdo de París«, según el comunicado final. Los otros seis países confirmaron los compromisos asumidos en este acuerdo: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Japón y Canadá.

Por su parte,  China y la Unión Europea han reafirmado el cumplimiento de sus respectivas obligaciones. En un comunicado conjunto señalan: “El calentamiento global es un asunto de seguridad nacional y un factor multiplicador de fragilidad social y política. La Unión Europea y China consideran que el Acuerdo de París es un logro histórico que acelera el irreversible giro global hacia un desarrollo bajo en emisiones de gases de efecto invernadero… El Acuerdo de Paris es una demostración de que, con determinación política compartida y confianza mutua, el multilateralismo puede tener éxito en la construcción de soluciones efectivas a los mas críticos problemas de la actualidad. China y la Unión Europea subrayan su compromiso al mas alto nivel político para la efectiva implementación del Acuerdo de Paris in todos sus aspectos

Rusia también ha confirmado que mantiene los compromisos asumidos en Paris, reconociendo que el acuerdo se verá debilitado con el abandono de los Estados Unidos. “Es evidente que la efectividad de la convención se reducirá sin la presencia de actores claves” (BBC http://www.bbc.com/ news/world-asia-40118690).

La decisión de Trump para abandonar el acuerdo ha desatado la indignación tanto en la comunidad científica como en la población de EE.UU. A finales de abril, miles de personas de todo el país marcharon a favor del medio ambiente y contra Trump bajo los lemas «No tenemos un planeta B«, «El cambio climático es real» o «No hay trabajo en un planeta muerto«.

Un amplio rango de empresas norteamericanas se opone a la decisión de Trump, incluyendo a Apple, Facebook, Google, LeviStrauss, Unilever, DuPont, eBay, Nike. Un comunicado suscrito por 1.000 empresas señala: “Si fallamos en la construcción de una economía baja en emisiones de carbono pondremos en peligro la prosperidad americana” (Guardian 010517)

Al sacar a EUA del pacto, Trump no solo se desprende del legado de su predecesor, Barack Obama. También lanza una clara señal al resto del mundo acerca de que EUA no considera el cambio climático como una prioridad. Otros países seguirán su vergonzoso ejemplo, con el argumento de que no podrían competir económicamente en el mercado internacional con un país con ilimitadas emisiones de gases de efecto invernadero. Algo similar ocurrió cuando Estados Unidos se retiró del Protocolo de Kioto en el 2001, con la llegada a la presidencia de George Bush Jr. La decisión fue seguida por Canadá, Australia y Japón entre otros.

Durante las negociaciones que condujeron al Acuerdo de París, la delegación norteamericana ya había contribuido al significativo debilitamiento del acuerdo al insistir en que:

  1. a) no fuese jurídicamente vinculante;
  2. b) que se excluyera de su texto la obligación de los países industrializados de canalizar al menos 100.000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo para el financiamiento de actividades de mitigación y adaptación al calentamiento global;
  3. c) que se excluyera toda referencia a las responsabilidades por las emisiones acumuladas en la atmósfera desde la época pre-industrial hasta el 2015 emitidas por cada país.
  4. d) que se excluyera toda referencia a la obligación de transferir recursos financieros y tecnológicos de los países industrializados a los países en desarrollo, en condiciones preferenciales, para asistir en las actividades de mitigación de emisiones y la adaptación al calentamiento global en el mundo en desarrollo.

Los burócratas negociadores en París finalmente cedieron ante estas exigencias. El compromiso de los 100.000 millones de dólares anuales fue efectivamente excluido del Acuerdo de Paris. Quedó registrado sólo como una “intención” en las actas de la Conferencia de las Partes COP-21. (Fraude en Paris. Enero 2016)

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha aseverado que el abandono del acuerdo podría socavar la seguridad nacional y la economía de EE.UU. Además, advirtió de que si un país decide dejar un vacío, alguien más lo ocupará. “El Acuerdo de Paris es esencial para nuestro futuro común. Es importante que la sociedad norteamericana y el mundo empresaria se movilice para preservar el Acuerdo de Paris como garantía de un futuro para nuestros hijos y nietos

Al retirase del Acuerdo de París, el presidente Trump convierte a Estados Unidos en un país paria, en una amenaza efectiva a la seguridad y la estabilidad de toda la humanidad.

El lider mas poderoso del mundo esta amenazando la seguridad de todo el planeta”, señala el premio Nobel de economía Paul Krugman en el New York Times del 29 05 2017. “Quizás sea removido de la escena antes de que el daño sea irreparable”.

Michael Oppenheimer, profesor de geo-ciencia en la Universidad de Princeton y miembro del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático destacó: “Ahora es mucho mas probable que rebasemos el peligroso límite de los 3.6°C, un aumento en la temperatura superficial promedio con condiciones extremas irrevocables. No es el mundo en que queramos vivir” (NYT may 31 2017).

El astrofísico Neil deGrasse Tyson declaró con sarcasmo: “Si mis asesores y yo nunca hubiésemos aprendido lo que es la ciencia y como funciona, seguramente que también habríamos considerado retirarnos del Acuerdo de Paris” (@neiltyson 31 05 2017)

Kevin Trenberth, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de los Estados Unidos (US National Center for Atmospheric Research) declaró con anticipación: “Es un desastre para el planeta” (The Guardian 111116)

(*) Profesor Investigador, Jc-centeno@outlook.com

 

fracking-699657_640

La técnica de la fractura hidráulica y el principio precautorio

MarianaTejado.pngMariana Tejado (*)

La reducción de las reservas de hidrocarburos en yacimientos convencionales y el aumento en la demanda energética a nivel mundial, son considerados factores base para el desarrollo de nuevas técnicas de extracción de combustibles fósiles, entre la que se encuentra la fracturación hidráulica o fracking.

Esta técnica es entendida como el proceso por el que un fluido – el cual se compone de una mezcla de agua, arena y químicos aditivos – es inyectado en pozos bajo alta presión, lo cual genera grietas y fisuras en las formaciones de roca que mejora la producción de los pozos, permitiendo escapar y recuperar el aceite y gas contenido en las rocas de los yacimientos no convencionales.

La fracturación hidráulica ha sido utilizada en diversos países del mundo. Como ejemplo, se tiene a los Estados Unidos de América, el cual la considera como necesaria para alcanzar una seguridad energética, olvidando en todo momento los impactos y riesgos ambientales y sociales que trae aparejada.

En México, si bien esta técnica ha sido implementada por Petróleos Mexicanos, sus resultados en términos económicos hasta la fecha no han sido exitosos. No obstante lo anterior, se han identificado zonas potenciales en yacimientos no convencionales para la extracción de combustibles fósiles -como el gas natural-, las cuales se ubican en las siguientes entidades federativas: Coahuila de Zaragoza, Hidalgo, Querétaro, Veracruz de Ignacio de la Llave, Chiapas, Tamaulipas, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí y Tabasco. Asimismo, el país ha definido dos cuencas de hidrocarburos denominadas Sabinas-Burgos y Tampico-Misantla, que pueden abarcar una o más de las entidades federativas mencionadas.

Relevante es mencionar que la Cuenca de Burgos, ubicada en el territorio de los estados de Nuevo León y Coahuila, se comparte con los Estados Unidos de América (EUA) en la zona denominada Eagle Ford Shale. Por lo anterior, es importante tener presente que independientemente de la frontera administrativa existente entre EUA y México, ambos comparten una riqueza en hidrocarburos de yacimientos no convencionales, lo que debe ser atendido no sólo desde la perspectiva económica, sino también ambiental. 

Los posibles daños ambientales que se generen en alguno de los Estados, pueden ser transmitidos al otro, debido a que para los recursos naturales no existen fronteras. Por ello, tres instituciones con una visión ambiental como lo son Vitalis ONG, Green Business Partners y Environment Texas, buscan el cambio de una visión extractivista a una basada en el cuidado y protección de los recursos naturales en beneficio no sólo del hombre, sino de todos los seres que habitan en el planeta. 

Desde una perspectiva jurídica, a finales del 2013 en México, se generó una de las reformas constitucionales mas importantes relacionadas con los sectores energéticos y de hidrocarburos, la cual es conocida como “La Reforma Energética”. Como resultado, se publicaron o modificaron diversas leyes y reglamentos, que impactaron tanto al marco normativo del sector hidrocarburos como el del ambiental, dejando al segundo en franca desventaja frente al primero.

Esta modificación a los ordenamientos jurídicos ha sido seguida de una desregulación ambiental. Se afirma lo anterior, ya que la técnica de fracking, actualmente está regulada mediante lineamientos administrativos de baja fuerza normativa que establecen en la mayoría de los casos, sugerencias para los regulados.

Como se mencionó, actualmente existen reservas potenciales de aceite y gas por extraer en México, lo cual es un atractivo para la industria. Aunado a lo anterior, el interés económico se hace presente bajo el arropo de un marco normativo ambiental laxo, cuya aplicación está sujeta a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, la cual fue creada para dar impulso al sector hidrocarburos dejando en el olvido la protección ambiental.

Lo anterior puede afirmarse, ya que de atender a las experiencias internacionales en las que diversos estudios han dejado de manifiesto los riesgos ambientales, así como los impactos ambientales en el suelo, agua, atmósfera, biodiversidad, entre otros, ésta no sería permitida. A pesar de que países como EUA cuentan con gran experiencia en la implementación de la técnica, ya que se desarrolló en ese Estado a principios de los años veinte y fue aplicada hasta finales, aún no puede establecer de forma puntual todos y cada uno de los riesgos de esta actividad. 

En el año 2015, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en México, a través de su “Guía de Criterios Ambientales para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos contenidos en Lutitas”, reconoció que esta técnica genera impactos ambientales que deben ser prevenidos. Algunos de los impactos ambientales y sociales más significativos por la utilización del técnica pueden ser: (i) Impactos a la atmósfera por emisiones al aire derivadas principalmente de los sistemas de perforación y emisiones fugitivas de los propios pozos; (ii) impactos al agua principalmente por su uso intensivo así como por el uso de sustancias químicas que son adicionadas al recurso; (iii) impactos al suelo y agua generados por la extracción de compuestos contaminantes contenidos en los yacimientos y por la disposición del agua que se obtiene como resultado del proceso; (iv) impactos por la generación de residuos como resultado de la perforación de pozos, (v) impactos por la fragmentación de los terrenos donde se realiza la actividad; (vi) impactos en la salud humana por el manejo de las sustancias utilizadas durante el proceso; (vii) migración de la población debido a la contaminación de suelos y agua por residuos peligrosos utilizados durante la actividad.

Frente a ello, el principio ambiental “precautorio” ha tomado trascendencia. Éste fue inserto en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, mismo que indica que cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente. Tomando como fundamento dicho principio ambiental internacional, se considera que las autoridades no deben permitir la utilización de la técnica en México. Para que dicho principio se aplique, será necesario la existencia de un riesgo y que exista una incertidumbre científica sobre la causalidad, la magnitud, probabilidad y la naturaleza del daño, elementos que se actualizan de manera clara en el caso de la técnica de fracking

Ante la incertidumbre sobre los riesgos asociados al fracking así como de los impactos a futuro que éstos traigan aparejados, países como Francia, Irlanda y Bulgaria, han impuesto moratorias o prohibiciones para el desarrollo de esta actividad, lo que se sugiere ocurra en México. La evidente vinculación entre la degradación ambiental y la violación a los derechos humanos, tales como al medio ambiente sano, al agua potable y saneamiento, a la vida, al desarrollo, a la salud, entre otros, hacen también necesaria la prohibición de esta actividad. 

La violación de estos derechos puede generarse, entre otras cosas por: la contaminación del suelo, aire y el agua, pérdida de la biodiversidad y su vinculación con el desarrollo de las comunidades, la imposibilidad de generar producción en el campo y, el aumento del número de enfermedades causado por el inadecuado uso, manejo y disposición de residuos.

Finalmente, estamos ante un tema ambiental y no económico, en el que la viabilidad técnica de la extracción de los hidrocarburos no está en duda pero si, la protección y cuidado de los recursos naturales así como de los derechos humanos.

Resumen de diversas etapas que involucran la extracción de hidrocarburos mediante la aplicación de la técnica de fracturación:

Etapa Actividad (es)
Identificación y preparación del  sitio Una vez que se tienen los estudios necesarios para considerar que en la zona de interés se localizan yacimientos no convencionales que serán económicamente rentables, entonces se empiezan a trazar los caminos de acceso, lo que genera impactos en el suelo por el tránsito pesado de maquinaria y material.
Perforación de pozos Con un equipo de gran magnitud se empiezan los trabajos de perforación los cuales se realizan a través de una tubería de acero que se coloca en el suelo. Generalmente, la perforación se realiza en forma vertical hasta llegar a la capa de gas, con base en el espesor de ésta, se analiza la conveniencia de realizar perforaciones horizontales en trayectorias que superan los 1,000 metros en línea horizontal. Es usual que se realicen varias perforaciones de pozos que se localizan a pocos metros de distancia entre sí conectados en la superficie para generar una producción de manera simultánea. Al conjunto de pozos conectados se le denomina plataforma.
Fracturación hidráulica/estimulación: Una vez perforado el pozo, es necesario proceder a la inyección de arena, agua y químicos a alta presión para generar una ruptura en las rocas y estar en posibilidad de acceder al hidrocarburo.
Extracción Una vez que el fluido es inyectado y las fisuras comienzan a generar resultados, el hidrocarburo es extraído. Se resalta que no todo el flujo de retorno es recuperado y que se genera la denominada “agua de producida”, es aquella que se extrae como un subproducto asociado a la actividad
Transporte Con fundamento en la Ley de Hidrocarburos, es la actividad de recibir, entregar y en su caso, conducir hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, de un lugar a otro por medio de ductos u otros medios, que no conlleva la enajenación o comercialización de dichos productos por parte de quien la realiza a través de ductos. Se excluye de esta definición a la recolección y el desplazamiento de hidrocarburos dentro del perímetro de un área contractual o de un área de asignación, así como la distribución.
Abandono y clausura de pozos Generalmente el sellado se realiza con cemento, el cual puede deteriorarse y causar problemas medioambientales y de salud. Desafortunadamente, la mayoría de las empresas luego de las ganancias generadas por la extracción del hidrocarburo se declaran en quiebra.

(*) Especialista en Derecho Ambiental, Maestra en Gestión y Auditoría Ambiental y Doctoranda en Derecho Ambiental. Directora de Derecho Ambiental y Políticas de VITALIS México, mtejado@vitalis.net

pipes-573482_640

Muchas celebraciones y pocos avances en el Día Mundial del Agua

Por Diego Díaz Martín, PhD. (*)

El Día Mundial del Agua se celebra con bombos y platillos, pese a que los gobiernos del mundo reportan muy pocos avances en su gestión.

Prueba de ello es el acceso al vital líquido, que si bien ha crecido levemente, aún persisten más de 663 millones de personas sin agua potable en el mundo, número que pudiera crecer debido a la débil inversión en el sector.

Adicionalmente, alrededor de 1800 millones de personas consumen agua contaminada, incrementándose los riesgos de adquirir enfermedades como cólera, fiebre tifoidea, hepatitis A, enterobiasis, poliomielitis, ascariasis, giardiasis, y amibiasis, entre otras.

En materia de saneamiento, al menos 2.365 millones de personas carecen de sistemas de tratamiento de sus aguas servidas o residuales, de las cuales, 106 millones están en América Latina.

La contaminación de los ríos sigue creciendo, comprometiéndose al menos 25% de estos cuerpos de agua en Africa y Latinoamérica, proporción que aumenta en Asia con casi 50% de sus ríos comprometidos por la contaminación.

Enfermedades relacionadas con la higiene y el agua, como la sarna, impétigo, tracoma, siguen creciendo, sumándose a la larga lista de enfermedades transmitidas por vectores de hábitat acuático como la filariosis, malaria, ceguera del río, fiebre amarilla y dengue, entre otras.

En materia de gobernabilidad, la falta de integridad y transparencia, sigue estando presente en muchos gobiernos del mundo, con lo cual se incrementan los costos de inversión de casi 50 mil millones de dólares para alcanzar las metas en materia de agua y saneamiento incluidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En algunos países, inclusive, dicha corrupción puede llegar a desviar hasta 30% del presupuesto del sector, reduciendo el acceso al agua y disminuyendo la inversión en su saneamiento.

El agua es un derecho humano fundamental y debe ser respetado como tal.

Celebrar su día mundial ocultando los pocos avances de algunas naciones, es un acto apátrida e inmoral.

(*) Presidente y Fundador de VITALIS y ONGVitalis Latinoamérica. @ddiazmartin

earth-1839348_960_720

Más alla del punto de no-retorno

mask-469217_960_720 Dr. Julio César Centeno, Universidad de los Andes

El presidente Donald Trump clausuró la página en Español de la Casa Blanca. Hizo lo mismo con la página sobre el calentamiento global.

También ordenó que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, equivalente a un ministerio del ambiente), el Departamento de Agricultura, la Agencia Nacional Aeronáutica y Espacial (NASA) el Servicio Nacional de Parques, entre otras dependencias gubernamentales, no pueden  comunicarse directamente con el público sin autorización previa sobre temas específicos, como el calentamiento global.

El martes 24 de enero el Badlands National Park divulgó el siguiente mensaje vía twitter: «La concentración de CO2 en la atmósfera es hoy la mas alta de los últimos 650.000 años«. Continuó destacando el aumento en la acidez de los océanos y otros indicadores de la tormenta climática global que se avecina, concluyendo con un recordatorio sobre la obligación del Servicio Nacional de Parques de «proteger los parques para que permanezcan como un legado inalterado para las generaciones futuras«.

El mensaje fue considerado «un acto radical de subversión» por Ryan Zinke, nominado por Trump como director del US Department of the Interior, al que se encuentra adscrito el servicio de parques. El Servicio Nacional de Parques tuvo que disculparse y el tweet eliminado.

Zinke, republicano de Montana, apoya la explotación de tierras públicas, incluyendo los parques nacionales, para la extracción de petróleo, gas, madera y minerales (New York Times Jan 17 2017). «La minería y la recreación, por ejemplo, no son mutuamente excluyentes» le declaró al New York Times.

El Departamento del Interior maneja 200 millones de hectáreas de tierras públicas, un quinto de la superficie del país, mas 800 millones de hectáreas bajo el mar. Supervisa además territorios de donde proviene el suministro de agua para mas de 30 millones de personas.

Zinke defiende la construcción del oleoducto Keystone XL y la explotación de carbón mineral. Durante su gestión en el congreso, Zinke apoyó legislación para permitir la construcción de gasoductos a través de parques nacionales y refugios de fauna. También apoyó la legislación HR 1937 para limitar la auditoría pública de la minería en tierras públicas.

Aunque no niega el calentamiento global, sostiene erróneamente que «los registros de temperatura en los años mas recientes contradicen las proyecciones de los modelos climáticos» (aretechnica 12 13 16).

«Si jugamos a la ruleta rusa, con una probabilidad de 1 en 6 de provocar una catástrofe, debemos ser prudentes… pero esa prudencia debe tomar un segundo lugar ante la necesidad de asegurar la independencia energética de Estados Unidos»

Zinke le envió una carta pública al entonces presidente Barack Obama en el 2010 exigiendo apoyo inmediato al desarrollo de energía renovable para evitar los «costos catastróficos» del calentamiento global (2010 letter). Pero cuatro años después, como candidato a un cargo público, negó que el calentamiento global fuese una amenaza, señalando: «no es un fraude, pero tampoco es ciencia cierta» (saying). En el interino Zinke recibió 345.000 dólares en contribuciones de compañías involucradas en la explotación de petróleo y gas en tierras públicas (Desmog).

Trump ha reiterado públicamente que, a su ilustrado entender, el calentamiento global no es mas que «un fraude chino para minar la competividad de los productos norteamericanos«. Entre sus primeros actos ejecutivos se encuentran la aprobación de los oleoductos Keystone XL y el Dakota Access. El primero transportará 850.000 barriles de petróleo extrapesado diarios por 3.456 kilómetros desde Hardisty, en el sur-oeste del Canadá, hasta Port Arthur, en las costas de Texas en el golfo de México. El Dakota Access se extiende por 1.900 kilómetros para transportar 470.000 barriles de petróleo diariamente desde el campo Bakken en Dakota del Norte hasta Patoka, Illinois.

Justo cuando Trump reiteraba sus observaciones sobre el «fraude chino«,  la prestigiosa revista Nature publicaba un nuevo informe, producto del esfuerzo mancomunado del Instituto Potsdam para la Investigación sobre el Cambio Climático de Alemania, el Departamento de Meteorología y el Departamento de Estadística de la Universidad de Pennsylvania y el Departamento de Ciencias de la Tierra y el Ambiente de la Universidad  de Minnesota (Scientific Report 6, Art 19831, 2016).

Sus conclusiones reafirman los resultados de múltiples investigaciones anteriores, fielmente reflejadas en los informes oficiales del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas.

La temperatura superficial promedio durante el 2016 superó en 1,2ºC el promedio de la época pre-industrial, un valor que no se ha presentado en la superficie del planeta en al menos 650.000 años. La probabilidad de que la tendencia al progresivo aumento de la temperatura superficial se deba a factores independientes de la actividad humana es inferior a la probabilidad de que a una persona promedio le caiga un rayo. Cuando Trump afirma que «en realidad nadie sabe si el calentamiento global es real«, como le declaró a Fox News, está insultando tanto a la comunidad científica internacional como a la inteligencia de su propia ciudadanía.

Sin embargo, la opinión de Trump sobre el calentamiento global es similar a la de su nominado a dirigir la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Scott Pruitt, quien hasta entonces ejerciera como fiscal general de Oklahoma. En su interpelación en el congreso, Pruitt señaló que, contrario a lo que afirma Trump, el si cree en el calentamiento global, pero que «la habilidad para medir la extensión de su impacto y determinar que hacer al respecto se encuentra en discusión«.

El senador Bernie Sanders le recordó el abrumador consenso científico internacional sobre la materia y que tanto la NASA como la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) han reiterado por años que el calentamiento global es una amenaza global cierta, presente y creciente, provocada por la actividad humana, y que el 2016 fue el año mas caliente en cientos de miles de años.

La senadora Tammy Duckworth puso en duda la sinceridad de las declaraciones de Pruitt ante el comité de postulaciones del congreso, señalando que sólo estaba aportando respuestas vagas para facilitar su confirmación. Se refirió al contraste entre lo que decía en ese momento y su historial durante sus años como fiscal general de Oklahoma.

Pruitt demandó penalmente 14 veces a la organización que ahora dirige, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) por sus reglamentaciones para evitar la contaminación industrial del aire y el agua, por las exigencias para reducir las emisiones de gases del parque automotor, por las limitaciones a las emisiones de las plantas eléctricas que consumen carbón mineral, por la reglamentación para reducir las emisiones de metano por parte de la industria petrolera y gasífera. Pruitt ha insistido en que la EPA le ha hecho daño a las empresas y a la economía norteamericana con «medidas difíciles y costosas… El pueblo norteamericano está cansado de ver como se desperdician miles de millones de dólares debido a regulaciones innecesarias de la EPA«.

El senador Ken Cook señaló tajantemente: «Ningún ciudadano norteamericano ha votado por aire y agua mas sucias. Pero si Pruitt asume el control de la EPA, eso es precisamente lo que nuestras comunidades tendrán que enfrentar. Todos debemos rechazar esta nominación, por la salud de nuestros constituyentes«.

Trump también ha señalado que retirará a los Estados Unidos del Acuerdo Climático de Paris, tal y como lo hizo su antecesor George Bush cuando se retiró del Protocolo de Kioto en el 2001 apelando a un argumento igualmente falaz: el calentamiento global es una farsa.

Otro de los prominentes negacionistas del calentamiento global es Rex Tillerson, el nuevo Secretario de Estado del gobierno de Trump. Tillerson se desempeñó por años como presidente de la Exxon Mobil, una de las empresas petroleras mas grandes del mundo y activo promotor de la destructiva adicción norteamericana al petróleo. En la reunión de accionistas de Mayo 2016, Tillerson afirmó: «No existen fuentes alternativas de energía conocidas en el planeta, o disponibles en la actualidad, para reemplazar a los combustibles fósiles en nuestra economía, en nuestra propia calidad de vida … para nuestra propia sobre-vivencia» (UCS 07 06 2016).

Los fiscales generales de siete estados norteamericanos: New York, California, Massachusetts, Vermont, Vurginia, Maryland y Virgin Islands, han sometido a la empresa Exxon Mobil a investigaciones paralelas y coordinadas por fraude en el manejo de información científica sobre los efectos climáticos del consumo de combustibles fósiles, para maximizar ganancias a expensas del bien público. Señalan que científicos especialistas de Exxon le habrían informado a los órganos directivos hace mas de 35 años que las emisiones de CO2 provenientes del consumo de combustibles fósiles conduciría irremediablemente al calentamiento global y pondría en peligro a toda la humanidad. Sus propios científicos habrían advertido que una duplicación en la concentración de CO2 en la atmósfera provocaría un aumento en la temperatura promedio del planeta de al menos 3ºC y de al menos 10ºC en los polos. La directiva de Exxon decidió esconder los resultados de tales investigaciones e impidió que se le informara tanto a los accionistas como al público. Decidió, por el contrario, financiar campañas para negar la vinculación entre el consumo de combustibles fósiles y el calentamiento global.

Una propuesta de ley ha sido introducida al Congreso norteamericano para retirarse de la Organización de Naciones Unidas y expulsar su sede de Estados Unidos (proposición HR 193 – American Sovereignty Restoration Act). El presupuesto actual de la ONU es de 5.600 millones de dólares, de los que EUA aporta el 22% a cambio de que un  porcentaje equivalente de puestos claves de decisión corresponda a funcionarios seleccionados por el gobierno norteamericano. La segunda contribución mas elevada es la de Japón, equivalente al 9,7% del total, seguido por China con el 8%.

Trump ha igualmente ordenado «fortalecer y ampliar la capacidad militar nuclear de Estados Unidos hasta que el mundo recobre su sentido sobre las armas nucleares» (dic 22 2016).

La «revolución de colores» que parece gestarse en Estados Unidos, en reacción a la llegada al poder de Donald Trump y su equipo de multimillonarios, quizás sirva como detonante para que la ciudadanía de todo el continente americano se subleve contra la evidente incompetencia de políticos y burócratas en quienes que hemos infructuosamente delegado por décadas la solución de emergencias planetarias, como el calentamiento global, la pobreza, la desigualdad o las armas nucleares.

De lo contrario, mas temprano que tarde nos veremos forzados a reconocer que hemos cruzado el punto de no-retorno; que tendremos que conseguir con urgencia algún otro planeta para asegurar la sobre-vivencia de la humanidad, pues habremos provocado una destrucción irreparable de esta pequeña perla azul donde nos hemos desarrollado.

Debido a la amenaza combinada de las armas nucleares y el calentamiento global, el Comité de Científicos Atómicos decidió el 26 de Enero 2017 mover las agujas de su icónico reloj del juicio final (doomsday clock) para marcar, por primera vez en sus 70 años de historia,  2 minutos y medio para la media noche: la hora de la catástrofe planetaria. En su comunicado señalan: «La seguridad mundial se vió severamente afectada durante el 2016 ante la incapacidad de la comunidad internacional para atender las dos principales amenazas a la existencia humana: las armas nucleares y el calentamiento global«. En cuanto al calentamiento global destacan: «El mundo continúa calentándose. Mantener la temperatura por debajo de niveles catastróficos exige reducir las emisiones de gases de efecto invernadero muy por debajo de lo acordado en Paris«.

Las decisiones sobre el movimiento del reloj las toma el Comité de Científicos Atómicos en consulta con 15 premios Nobel.

jc-centeno@outlook.com

Enero 30 2017

Imágenes cortesía de Pixabay.

fosca-colombia

Eco-nomía en Colombia

rosangela-blancoPor Rosángela Blanco Rodríguez (*). @RosangelaBlanco

Desde la perspectiva de la población mundial en general, puede ser que los aspectos medioambientales no tengan relación alguna con lo financiero, que estén completamente asilados de la economía o que incluso lo vean como algo en lo que se “gasta” mucho dinero.

Quizás a la mayoría de las personas les molestará esforzarse en cambiar su estilo de vida, sus paradigmas, para generar nuevos hábitos que los lleven a una armonía con el ambiente. Tal vez, considerarán que es costosa cualquier modificación en la rutina diaria para favorecer nuestro entorno.

Sin embargo, basándonos en la definición del Desarrollo Sustentable, es algo a lo que todos queremos llegar, entendiendo que el ambiente, la economía y lo social deben estar íntimamente relacionados, en equilibro para que las sociedades progresen como debe ser. En función de eso, muchos organismos y estados en todo el planeta están trabajando para acercarse al tan anhelado desarrollo.

En este sentido, Colombia ha dado un paso importante a través del acuerdo que define la Agenda de Cooperación entre el Gobierno Nacional y el Sector Financiero Colombiano. Dicho convenio está cimentado principalmente en la protección del medio ambiente como un esfuerzo conjunto entre los organismos públicos y privados, lo cual se estipula en la Declaración de Río de Janeiro, de 1992; la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, del 2000, y la Cumbre de la Tierra de Johannesburgo, de 2002.

A través de este Protocolo Verde, como ha sido denominado, se acuerdan una serie de estrategias que buscan el desarrollo sustentable a través de la responsabilidad ambiental, sin comprometer los intereses de las futuras generaciones.

Estos acuerdos incluyen la facilidad de crédito y/o inversión para promover el uso sostenible de los recursos naturales renovables y la protección del medio ambiente, además de impulsar en sus procesos internos el consumo sostenible.  Como tercera estrategia, procura considerar en los análisis de crédito e inversión, y los impactos y costos ambientales y sociales de los proyectos a financiar.

Esta alianza seguramente permitirá, entre otras cosas, apoyar el compromiso al que ha llegado Colombia a nivel internacional, de reducir en 20% las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030, así como muchas otras metas del país en materia ambiental.

Con estas acciones se demuestra que sí es posible tomar en cuenta los elementos fundamentales para el desarrollo de una nación y del mundo entero, desde la silla de un político o desde la oficina de un banquero. Igualmente, demuestra que si se puede trabajar en equipo con todos los integrantes de las distintas sociedades para lograr la calidad de vida que cada ciudadano se merece.

Ahora falta que todos podamos estar enterados e involucrados en estas acciones para que realmente sean efectivas y permitan generar y vivir el cambio.

(*) Educadora y Especialista en Gestión Ambiental. Presidenta de VITALIS Colombia.

Imagen cortesía de Rosángela Blanco, Municipio Fosca – Departamento de Cundinamarca, Colombia.

field-196173_640

El desarrollo sustentable, un concepto muy elevado

ana-beatrizAna Beatriz Cruz Sánchez / @AnaBeatrizCS *

Imaginar un equilibrio entre la naturaleza y el ser humano ahora parece ser sólo un sueño, pero también representa un gran reto que hoy debemos plantearnos.   Afortunadamente hemos entrado a una etapa en la cual contamos con la suficiente información para pasar de una idea en que la naturaleza está para servirnos, a un planteamiento en que podemos vivir de manera equilibrada con el medio ambiente.

La mayor amenaza a la que nos estamos enfrentando son las modificaciones que la actividad humana está realizando a la atmósfera, a través de la emisión de gases de efecto invernadero y el calentamiento global. La Organización de las Naciones Unidas tiene como principal interés el garantizar el bienestar social de la población en equilibrio con el planeta, como se muestra a través de los 17 objetivos de Desarrollo Sustentable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado un nuevo modelo de calidad del aire que confirma que 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire exceden los límites fijados por la OMS. De allí que alrededor de 3 millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación del aire.

El documento final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible declara que se deberá “promover un crecimiento económico sostenible, inclusivo y equitativo, que cree mayores oportunidades para todos, reduzca las desigualdades, eleve los niveles básicos de vida, propicie el desarrollo social equitativo y la inclusión, y promueva la gestiona integrada y sostenible de los recursos y ecosistemas naturales”.

Existe gran cantidad de estudios e investigaciones que nos confirman que no podemos continuar viviendo como los estamos haciendo, estamos en un momento de transición y es necesario cambiar nuestros paradigmas. Por lo tanto, nos deberíamos preguntar, ¿por qué no se ha reflejado un cambio real en las políticas públicas y nuestro consumismo desbordado?

Considero que la forma en las que hoy transmitimos y comunicamos todas aquellas investigaciones que demuestran que la población humana está muriendo por la contaminación, los efectos adversos por las afectaciones a los ecosistemas y la devastación de nuestros bosques, no es la correcta; sólo se queda en las altas esferas científicas y en los estudiosos del tema, no baja de manera comprensible a toda la población.

Mi planteamiento es dejar de utilizar concepciones elevadas, clasificar y desclasificar contaminantes, hacer correcciones en la utilización de conceptos y hacer una comunicación más efectiva buscando un entendimiento hacia esa conexión que tiene el ser humando con la naturaleza.  Que el desarrollo sustentable deje de ser una moda, un concepto que usen las empresas para atraer nuevos compradores, una idea vaga de presunción, sino una transición de la idea de que podemos explotar los recursos naturales sin ninguna consecuencia, a una en que el medio ambiente forma parte integrante de nuestra existencia, lograr una modificación de nuestros valores y de nuestras actitudes, buscar esa conexión que tenemos con el medio ambiente y con otros seres humanos.

La publicación “El desarrollo sostenible en la práctica. La aplicación de un enfoque integrado en América Latina y el Caribe”, publicado por PNUMA pone en evidencia todos los objetivos y metas planteadas en las grandes esferas internacionales de una manera ejemplificada, los tres ejes del desarrollo sustentable los convierte en acciones claras y entendibles: Proteger el planeta- no dejar a nadie atrás- y prosperidad para todas las personas.

  • Licenciada en Mercadotecnia

Archivos

Categorías