Foro sobre ambiente en el país con énfasis en Barinas

Notas de Prensa / Observatorio Ambiental de Venezuela: Notas de prensa y entrevistas

La Tierra celebra su día mundial

Nuestro planeta celebra cada 22 de abril su día mundial, oportunidad propicia para centrar la atención nacional e internacional sobre sus principales problemas ambientales y necesidades de conservación.

En 2017 la celebración mundial estará dedicada a sensibilizar sobre el Cambio Climático, un fenómeno que avanza a pasos agigantados, requiriendo una pronta acción internacional.

Estima tu huella ambiental

Hazte voluntario de VITALIS

Dia de la Tierra - G

Más de 20 millones de hectáreas de bosques se pierden en el mundo anualmente, sin incluir las grandes extensiones que son degradadas por prácticas forestales destructivas, sobre aprovechamiento forestal, contaminación, sequías y minería, entre otros. Al menos 15 de los 24 servicios ambientales más importantes del planeta, y que mantienen la economía del mundo, han sido forzados más allá de sus límites de sustentabilidad, por lo que seguir produciendo y consumiendo de la misma manera es simplemente inviable, y tarde o temprano se frenará el crecimiento económico.

Asimismo en las últimas décadas, el incremento del uso de la tierra y la producción en general, han traído crecientes costos asociados con  la degradación de muchos servicios de los ecosistemas, un mayor riesgo de cambios  no lineales, y la acentuación de la pobreza de algunas regiones del globo, en particular de África,

En materia climática, el protocolo de Kioto y el Acuerdo de París refieren muy pocos avances, en tanto que la biodiversidad enfrenta los niveles de amenazas más altos de toda la historia, con  al menos  41.415 especies en la Lista Roja de la Unión Mundial para la Conservación (UICN), de las cuales al menos 17 mil son consideradas como amenazadas de extinción. El número total de especies extintas ha superado las 785 y otras 65 sólo se las encuentra bajo cautiverio o cultivo.

En materia de sustentabilidad social, tampoco se han logrado los objetivos desglosados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la Agenda 21. Pese a que algunas naciones en desarrollo han podido avanzar en sus acciones, al tiempo que muchos países desarrollados han fortalecido sus programas, las desigualdades sociales se han profundizado en las últimas dos décadas y la pobreza no ha disminuido como se esperaba,  convirtiéndose al mismo tiempo en una causa y consecuencia del deterioro ambiental, y de la falta de atención de las necesidades básicas de las poblaciones humanas, condición indiscutible para garantizar la sustentabilidad. Vale destacar que alrededor de 400 millones de personas se encuentran en condiciones de pobreza extrema, mal nutridos o sin acceso a un sistema seguro de abastecimiento de agua potable.

En términos de población, 27 % de los niños y niñas en los países en desarrollo tiene un peso inferior al normal, lo que significa que cerca de 146 millones de niños y niñas están malnutridos, siendo la causa de la muerte de alrededor de 5,6 millones según un informe del Fondo para la Infancia de la ONU.

Alrededor de 33% de ecosistemas naturales han desaparecido en los últimos 30 años, y la presión sobre la tierra se ha incrementado en más de 50% durante el mismo período de tiempo, principalmente debido al aumento en los patrones de consumo y la contaminación.

Otro desafío  importante en la gestión ambiental es dejar de percibir el mejoramiento ambiental como un costo, y comenzar a manejarlo como una inversión, donde inclusive las emisiones y los residuos pueden considerarse recursos potenciales  y materia prima para  ser transformados en productos útiles. De igual forma, es importante destacar que los retos ambientales involucran hoy en día a grupos multidisciplinarios de expertos, y no sólo a los “expertos”. Ello debería incluir a los diversos grupos de interés afectados positiva o negativamente por cualquier proyecto o programa ambiental.

Asimismo, es vital que las medidas de  mejoramiento ambiental  deban ser desarrolladas  continuamente para  alcanzar estándares de  alta calidad y el concepto de calidad evolucione desde la simple satisfacción del consumidor por un producto o servicio, para incluir también el menor impacto sobre el ambiente y la humanidad:

banner3-032013

 

 

 

 

 

 

 

 

Visita la página del Día Mundial de la Tierra de VITALIS

Visita la página de Earth Day Network

Ante la situación planetaria, VITALIS recomienda las siguientes acciones:

  1. Hacer más visibles los costos ambientales y sociales de las decisiones económicas, incorporando los activos y pasivos  “ecológicos” en las cuentas nacionales, y considerando  el rediseño del concepto de riqueza, donde los países reflejen sus deudas y compromisos en esta materia, y se planteen las acciones e inversiones para atenderlas.
  2. Evaluar los actuales sistemas de producción, impulsando la adopción del ecodiseño, la producción limpia, y en general la ecoeficiencia, a los fines de reducir los impactos ambientales negativos sobre el medio físico y los seres vivos, tratando los desechos como recursos, y haciendo mucho más eficientes los medios y modos de producción.
  3. Sincerar los sistemas de cálculo de las huellas de carbono de los países,  y las acciones  que han sido emprendidas para mitigarlas, sin dejar de lado las medidas  de adaptación igualmente importantes, incluyendo la conveniencia de producir y actualizar  las  Comunicaciones Nacionales, con una abierta y transparente participación de todos los grupos de interés.
  4. Fortalecer la gobernabilidad en torno  a  los recursos naturales de los países,  con inversiones y personal capacitado,  planes y programas basados en el mejor conocimiento  técnico y científico disponible, el apoyo de las universidades del mundo e impulsando el intercambio y la cooperación a todos los niveles posibles.
  5. Diversificar las fuentes de alimentación por medio de la producción sustentable de las tierras y tecnologías acordes a cada región del planeta, promoviendo la seguridad alimentaria y nutricional.
  6. Promover la gestión integrada de los recursos hídricos, favoreciendo el acceso del agua potable a más personas en todo el mundo y el tratamiento de las aguas servidas, evitando la subvaloración del caudal ecológico, y su importancia vital para el resto de los seres vivos

Los seres humanos seguimos reaccionado lentamente ante la compleja problemática ambiental, con lo cual se ha agudizado la disponibilidad de agua potable, el incremento del efecto invernadero, el deterioro de la capa de ozono, el número de niños y ancianos en situación de pobreza extrema, y la extinción de las especies, por citar sólo algunas de sus dolencias.

 

hammer-802301_640

¿Puede un país sin Estado de Derecho ejercer la gobernanza ambiental? Caso Venezuela.

Por: Alberto Blanco-Uribe Quintero / @AlbertoBUQ  (*)

La ONU califica la gobernanza como buena y democrática cuando el Estado fomenta la participación, el pluralismo, la transparencia, la responsabilidad, los derechos humanos y el Estado de Derecho.

Independencia de los poderes públicos como garantía de los derechos humanos. El Estado al servicio de la persona.

La Constitución subordina el poder al derecho, consagra la preeminencia de los derechos humanos, siendo fin del Estado asegurar el desarrollo de la persona. El derecho al ambiente es uno.

La gobernanza ambiental se nutre de derechos como la libertad de pensamiento.

El ministerio ambiental debe respetar los derechos humanos, el pluralismo, la libertad de pensamiento. El derecho al ambiente se concibe con participación de la sociedad, y la ordenación del territorio debe atender las realidades culturales y políticas. Debe ser ideológicamente neutral.

La educación ambiental es parte del derecho a la educación. Comprende todas las corrientes del pensamiento.

En 1977 se creó un ministerio especializado en evaluar actividades con incidencia ambiental, incluso a iniciativa de entes públicos, llamado Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (luego se eliminó Renovables), con prestigio por su calidad técnica y mística de trabajo por 30 años.

Degradado con políticos no comprometidos con lo ambiental (Declaraciones de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano, de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y de Johannesburgo sobre Desarrollo Sostenible). Eso implicó fuga del funcionariado medio de experticia en gestión ambiental, y la subordinación de lo ambiental a planes inconsultos degradantes, para generar dinero con fines partidistas.

En 2007 el populismo lo llamó Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Sustituido en 2014 por el Ministerio del Poder Popular para Vivienda, Hábitat y el Ecosocialismo, y después en 2015, por el actual Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, para “fortalecer la ecología del socialismo del Siglo XXI”, según “las directrices y políticas de la Revolución Bolivariana”, coordinado por la Vicepresidencia Sectorial de Desarrollo del Socialismo Territorial, siendo su competencia “el ecosocialismo ambiental”, y con los Viceministerios de Gestión Ecosocialista del Ambiernte, Gestión Ecosocialista de Aguas y Manejo Ecosocialista de Desechos y Residuos, con “visión ecosocialista”.

No se definió al ecosocialismo, pero es obviamente una posición ideológica, violando el mandato de libertad de pensamiento.

En Venezuela no existe Estado de Derecho, pues no hay separación de poderes ni respeto de los derechos humanos, por ello tampoco puede haber gobernanza ambiental.

Al no ser independiente el Poder Judicial, el ciudadano carece de su garante de gobernanza.

 

(*) Abogado, Profesor Universitario. Postgrado Derecho Ambiental, Univ. de Estrasburgo, Francia. Postgrado Derechos Humanos, Univ. de Castilla-La Mancha, España.  albertoblancouribe@gmail.com

refinery-514010_640

Importancia de la planeación estratégica en la industria del petróleo y gas – Generalidades.

Por Orlando Tapia (*)

Esta opinión se fundamenta en los mínimos planteamientos que explican los niveles en los cuales se puede dividir la cadena de suministro en la industria del petróleo. A su vez expone de manera general la importancia de implementar la planeación estratégica, así como el involucramiento de las áreas dentro de las organizaciones para la ejecución de acciones.

Básicamente la industria del petróleo y gas se puede dividir en dos grandes ámbitos:
– Upstream: Comprende la exploración, extracción del petróleo crudo y gas.
– Downstream: Es el ámbito donde estos productos son procesados, obteniendo derivados comerciables hasta sus últimos consumidores.

Sin embargo estos grandes grupos no dejan ver la cadena de suministro que se puede entretejer entre ambas hasta en 16 etapas, por lo cual es conveniente contemplar 3 ámbitos:
– Upstream: Lo que refiere a la exploración, desarrollo y producción de petróleo crudo y gas.
– Downstream oil: Conlleva la producción relacionada al petróleo crudo y sus procesos de transportación, refinación, derivados, almacenaje y venta hasta el consumidor final.
– Downstream gas: Comprende los servicios de marketing en torno al gas, transportación y almacenaje, hasta su consumidor final.

Es importante comenzar con preguntas que inviten a salir de la zona de confort, por ejemplo: ¿Qué se está haciendo? ¿Puede hacerse mejor? ¿Qué se quiere lograr y en qué tiempo? ¿Cómo se quiere ser percibido al interior y exterior de la organización? ¿Qué puedo cambiar y cómo? ¿Cómo y cuándo se evalúan resultados?… Estas cuestiones darán pie al análisis del qué hacer en el entono interno y externo, identificando los cambios deseables mediante priorización de necesidades para luego implementar las acciones; este proceso debe cerrar con una evaluación de logros y aprendizajes que contribuyan al inicio de un nuevo ciclo.

Finalmente, para que esta visión sea aplicable, duradera y viable, no basta con la convicción de la Dirección, es fundamental que las áreas de la organización se sumen desde su ámbito de acción y control, aportando al cumplimiento del Plan de lo contrario no dejan de ser una sucesión de acciones aisladas que tendrán pocos resultados e impacto.

___________________________________________________________________

(*) Profesional con 10 años de experiencia en planeación, ejecución y evaluación de proyectos para el financiamiento de Organizaciones de la Sociedad Civil. Miembro fundador de Ololi para el Desarrollo Integral Sustentable AC. Estudiante de la Maestría en Responsabilidad Social en la Universidad Anáhuac México. LinkedIn Orlando Tapia Alvarez / orlando.tapia.alvarez@gmail.com

Decálogo del Voluntario de VITALIS


Los voluntarios de VITALIS son personas comprometidas con la conservación del planeta, sin importar sexo, raza, nacionalidad, religión o profesión. Lo importante es que compartimos los mismos principios por un mundo mejor para todos:

  1. Usar sólo el agua necesaria y evitar su contaminación. El agua es vida y todos dependemos de ella.
  2. Disminuir la generación de basura, aprovechar los residuos que puedan volver a usarse y promover el reciclaje.
  3. Eficientar el uso de la energía.
  4. Plantar al menos 10 árboles a lo largo de nuestra vida.
  5. Cuidar a los animales domésticos y evitar especies silvestres como mascotas.
  6. Evitar la contaminación del aire.
  7. Cuidar las áreas naturales, especialmente los parques nacionales.
  8. Conservar los suelos.
  9. Evitar generar ruidos molestos.
  10. Recordar que mis derechos terminan donde comienzan los de los demás.

 

Si deseas ser voluntario de VITALIS, haz click aquí.

question-hands

¿Cómo ayudar a conservar la biodiversidad?

En esta sección te compartimos algunos consejos para conservar la biodiversidad.

Recuerda que la diversidad biológica es la variedad de la vida y comprende las especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven en un espacio determinado, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

Seguidamente te compartimos algunos consejos para ayudar a conservar la biodiversidad.

  1. Nunca compres animales silvestres como mascotas. Los animales silvestres deben vivir en libertad, donde encuentran todo lo que necesitan para subsistir y reproducirse.
  2. No extraigas plantas de las áreas naturales, pues será muy difícil que logren sobrevivir fuera de su ambiente natural. Además, estarás contribuyendo a alterar el equilibrio ecológico de esos espacios.
  3. Nunca liberes animales domésticos en áreas silvestres, así como tampoco plantes árboles ajenos a sus áreas de origen. Las posibilidades de morir son altas, y si llegasen a prospepar, se comportanrían como especies exóticas que pudieran desplazar a las autótonas de estas áreas.Cuando vayas a un áreas natural, respeta la paz y tranquilidad de esos ambientes. Evita generar ruidos, extraer materiales vivos o muertos, o contaminar esos espacios.
  4. No toques los nidos de las aves, tortugas, cocodrilos u otros animales, ni tampoco sus crías. Podrían ser abandonados por sus padres y morirán.
  5. Al manejar en carreteras en áreas naturales, hazlo con cuidado para no atropellar a algún animal que pueda usar la vía como corredor natural.
  6. Evita hacer fogatas en ambientes naturales. No solo estarás contribuyendo con el cambio climático, sino que pudiera perderse control del fuego, ocasionando incendios que destruyen los ecosistemas naturales.
  7. Al visitar zoológicos o acuarios, asegúrate que los animales estén bien cuidados, y que tengan todo lo que necesitan para vivir. Usualmente un buen zoológico o acuario posee animales libres y desarrollan programas para garantizar su supervivencia, incluyendo programas de reproducción, reintroducción en sus ambientes naturales y educación ambiental especializada.
  8. Al visitar jardines botánicos, asegúrate que las colecciones de plantas estén bien cuidadas, con planes y programas que garanticen su reproducción y reintroducción cuando fuese necesario. Asimismo, un buen jardín botánico incluye herbarios debidamente organizados y catalogados, para la consulta especializada.
  9. No utilices semillas de especies exóticas en tu casa o jardín, pues sin querer, estarás promoviendo su dispersión y, por tanto, haciendo crecer especies no autóctonas que pueden convertirse en invasoras, afectando a las especies locales.
  10. Si encuentras animales enfermos o atropellados, avisa a las autoridades locales, para que actúen a la mayor brevedad.
  11. A a la hora de comprar muebles de madera, asegúrate que provenga de plantaciones sustentables, debidamente certificadas. Existen varios sellos internacionales como el del FSC, que reconocen su procedencia amigable con el ambiente.
  12. Prefiere productos orgánicos, producidos con bajo uso de plaguicidas y fertilizantes.
  13. Participa en actividades de voluntariado con asociaciones civiles, ONG, empresas o gobiernos que promuevan la protección y el cuidado de la biodiversidad.

¿Cómo gestionar tus residuos y/o desechos?

En esta sección encontrarás algunos consejos para gestionar tus residuos y desechos, basándonos en las 7 erres de VITALIS: reducir, recolectar, reparar, reutilizar, reciclar, regular y reflexionar

Para comenzar, recuerda que los residuos son todos aquellos materiales o restos que no tienen ningun valor económico para quien lo usó, pero si un valor comercial para su recuperación e incorporación al ciclo de vida del material. En otras palabras, un residuo puede ser reutilizado o reciclado.

Por su parte, un desecho es un material o conjunto de materiales resultantes de cualquier proceso u operación que esté destinado al desuso, que no vaya a ser utilizado, recuperado o reciclado, y que requiera de un tratamiento o disposición especial.

eco_management

 

Seguidamente te compartimos algunos consejos para gestionar tus residuos y desechos:

Reduce:

  • Disninuye la cantidad de residuos y desechos que generas. Así será menor la catidad de basura que se necesite procesar.
  • A la hora de escoger entre productos semejantes, elige aquel que tenga menos envase y embalaje. Evita el consumo de los productos excesivamente empaquetados, no sólo porque generan más basura sino porque seguramente el sobreprecio de esos empaques lo estarás pagando tú.
  • Prefiere productos que vengan en presentaciones reutilizables, recargables o retornables.
  • Si no puedes evitar utilizar desechables, busca los que están hechos con maíz o que tienen materiales biodegradables, que facilitan su degradación. Evita consumir materiales desechables como el unicel o anime.

Recolecta:

  • Asegúrate de disponer lo necesario para que los residuos y desechos sean colocados en un lugar apropiado, a fin de facilitar su uso posterior, sea la reutilización, el reciclaje o la disposición final.
  • Comienza separando los residuos según su naturaleza orgánica o inorgánica. Los primeros podrán ser reciclados mediante un compostaje. Los segundos, podrán optar a diversos tratamientos.
  • En el caso de los desechos, asegúrate de informarte sobre los horarios de recolección, a fin de evitar sacar la basura y que permanezca expuesta sin su debido tratamiento.

Repara:

  • Algunos materiales y equipos pueden ser reparados, a fin de evitar que terminen en los rellenos sanitarios. Tal es el caso de los equipos electrodomésticos, ropa, zapatos y muchos utensilios más.
  • Aprende a reparar aquellos equipos que se dañen, para evitar comprarlos nuevamente. Así estarás ahorrando dinero, y reduciendo la cantidad de desperidicios que van a la basura.
  • Promueve iniciativas en casa, tu lugar de estudios o el trabajo, para compartir aquellos artículos que tienes en casa y no sirven. Seguramente alguien lo necesita y solo requerirá que se repare.

Reutiliza

  • Muchos productos vienen en envases que puedes volver a usar. Por ello, te invitamos a innovar y reutilizar tanto como sea posible.
  • La ropa que ya no usas puede serle útil a otras personas. Regálala o entrégala a entidades benéficas, o comparte con tu familia o amigos, si fuera el caso.
  • Utiliza nuevamente los frascos y envases, así como aquellos envases de cartón o plástico que se puedan volver a utilizar.
  • Organiza reuniones de segunda mano para que tus amigos, vecinos y conocidos, lleven productos en buen estado que alguien más puede necesitar. También puedes consultar los sitios en Internet que ya ofrecen estos productos, y que inclusive lo pueden comprar.
  • Opta por pilas recargables o elige aparatos electrónicos con celdas solares.

Recicla:

  • Coloca separadores de residuos para clasificarlos por tipo de material, por ejemplo vidrio, papel, cartón, plástico, u otros.
  • Consulta que lugares existen en tu comunidad o ciudad para reciclar los materiales, y si tienen algún programa para irlos a recolectar.
  • Promueve el reciclaje de la materia orgánica por medio del compostaje.
  • Asóciate con tus amigos, vecinos o familiares para reunir la mayor cantidad de residuos. Así evitarás más viajes por parte de la empresa recicladora y obtendrás mayor beneficio por la actividad.
  • Asegúrate que los materiales que vayas a reciclar estén limpios, y completamente separados según su naturaleza. Por ejemplo, separa las tapas de las botellas de plástico de estas últimas, así como el papel, del cartón.
  • Aplasta los envases de plástico o cartón para que ocupen menos volumen, y sean más fáciles de trasladar.

Regula

  • Asegúrate de conocer las normas específicas vinculadas a la gestión integrada de los residuos y desechos sólidos en tu comunidad.
  • En caso de no existir, exige a las autoridades reglamentos o leyes específicas para impulsar el apropiado manejo de residuos y desechos.
  • Promueve en tu casa, comunidad, trabajo o lugar de estudios, normas específicas que promuevan la reduccción, recuparación, recolección, reutilización y reciclaje de los residuos.

Reflexiona

  • Evalúa tu comportamiento ambiental y asegúrate de emprender acciones responsables con tu entorno, y la naturaleza en general.
  • Lleva al súper bolsas de tela o las tradicionales de malla en lugar de empacar todo en bolsas de plástico.
  • Si compras algo pequeño y fácil de cargar no pidas una bolsa de plástico.
  • Siempre que puedas, compra los alimentos producidos lo más cerca posible a tu localidad. Ahorrarás embalajes y transporte.
  • Existen otros residuos que contienen materiales tóxicos o que al entrar en contacto con otros generan líquidos contaminantes. Es el caso de las pilas, aparatos electrónicos como celulares, focos ahorradores, cartuchos de toner para impresión, así como aceites lubricantes usados. Actualmente existen muchos centros de empresas privadas como de los gobiernos locales que reciben este tipo de productos en contenedores especiales. Infórmate y llévalos a esos centros especiales para evitar que terminen contaminando los suelos y eventualmente lleguen a nosotros a través de los alimentos que consumimos, el agua que tomamos o el aire que respiramos.

reciclar-basura

Hazte voluntario de VITALIS

Los esfuerzos de VITALIS son posibles gracias a un equipo multidicisplinario de profesionales en 15 países. Sin embargo, una parte importante de sus éxitos en el ámbito mundial, son sus voluntarios.

voluntarios

 

 

Los voluntarios de VITALIS son personas comprometidas con la conservacion de los recursos naturales y el ambiente en general, y realizan sus mejores acciones para vivir en sustentabilidad. Si quieres conocer el decálogo de los principios que adoptan los voluntarios de VITALIS, haz click aquí.

Si te interesa apoyar voluntariamente a VITALIS desde tu área de interés personal o experiencia profesional, completa el siguiente formulario. Todos tus datos personales serán tratados de acuerdo con nuestra política de privacidad.

 

[huge_it_forms id=”13″]

 

 

Armas Quimicas

Las armas químicas están impregnadas de odio.

Por Diego Díaz Martín, PhD. @DDiazMartin (*)

Las armas químicas han sido usadas en guerras silenciosas, en las que sustancias tóxicas son liberadas al ambiente para matar. Su creación, al igual que cualquier otro tipo de arma, está ligada al odio, impregnadas de desprecio, intolerancia y xenofobia.

Pese a haber sido prohibidas en 1925, tras su uso en la primera guerra mundial, 189 países se unieron para ratificar la decisión de eliminar su uso a partir de 1997, con la entrada en vigor de la a Convención sobre las Armas Químicas. Este acuerdo multilateral, prohíbe el desarrollo, producción, almacenamiento, transferencia y empleo de armas químicas, y dispone, además, su destrucción.

Lamentablemente, no todos los gobiernos del mundo se alinearon a esta decisión, y aún persisten grupos abominables que las utilizan con premeditación y alevosía, para fines contrarios al derecho a la vida.

Entre las armas químicas más potentes destaca el novichok-5, considerada por algunos especialistas como la sustancia más tóxica. Fue desarrollada en la ex Unión Soviética, y a diferencia de otros agentes gaseosos o líquidos, es un polvillo cuyos efectos conducen a la muerte tras un paro respiratorio o cardíaco.

Otro gas de alta toxicidad es el VX, un compuesto organofosforado que afecta al sistema nervioso, y puede llegar a producir la parálisis total de una persona, hasta matarla. Por su letalidad, es considerado un arma de destrucción masiva.

El gas sarín, por su parte, es un neurotóxico que ataca el sistema nervioso central de los seres humanos, haciendo que los impulsos cerebrales se sobreexciten, por lo que los músculos no se puedan relajar, generando espasmos que terminan con la muerte de la persona por asfixia.

Más toxico que el sarín, es el ciclosarín, un agente sintetizado originalmente durante la segunda guerra mundial por los alemanes para uso militar, extremadamente tóxico para el sistema nervioso humano.

Un pesticida, llamado tabún, es otra de las armas químicas más letales del planeta, produciendo contracciones musculares que conducen al coma de las personas afectadas, hasta producirles la muerte.

Junto con el sarín, el ciclosarín y el tabún, otra sustancia química llamada  somán, forma parte de los agentes nerviosos denominados serie-G. El somán también es altamente tóxico y ataca el sistema nervioso, actuando a una velocidad impresionante, provocando convulsiones y parálisis respiratoria.

Las semillas del ricino también son usadas en la producción de armas químicas. De allí se obtiene un compuesto llamado ricina, que produce grandes fallas del sistema respiratorio humano, provocando náuseas, vómitos, hemorragias internas, deficiencia hepática y el colapso del sistema circulatorio humano.

Finalmente, otra arma muy usada en las guerras silenciosas, es el gas mostaza, que genera en las personas afectadas ampollas y asfixia agónica, dejando lisiadas a la mayoría de las personas que son atacadas con él, pues no siempre produce la muerte.

Los productores de armas químicas han sido Estados Unidos de América, Alemania, Japón, Gran Bretaña, Francia y China. Sin embargo, hay quienes aseguran que Israel, Birmania, Corea del Norte, Angola, Sudán del Sur, Egipto y Siria, también pudieran haberlas producido o almacenado.

Al igual que cualquier tipo de armamento, las armas químicas están impregnadas de odio, y deberían ser erradicadas de la faz de la tierra.

 

(*) Biólogo, MSc. en Gerencia Ambiental y Doctor en Ingeniería. Director General para las Américas de VITALIS. @ongvitalis

Imagen cortesía de DailyMail.

 

calculator-385506_640

La planeación estratégica financiera, parte medular del plan estratégico de la empresa.

Por Vicente Arancón Nácher, @VicenteArancon

Cuando te dicen que tienes que empezar a hacer el pronóstico para el año que viene ¿Qué dices? Casi te puedo asegurar que la reacción es de ¡Qué flojera! Claro que da flojera, pero hacer el pronóstico para el año siguiente implica el ejercicio inicial de la planeación estratégica. Es el momento de evaluar cómo nos ha ido en el año en curso, compararlo con el año anterior y analizar los diversos factores que nos permiten estimar si el próximo año podremos hacer más cosas o menos, de acuerdo con los recursos humanos y materiales con que contamos, así como tomar en cuenta influencias externas como el entorno económico del país.

Para realizar una planeación adecuada, es necesario emplear el tiempo suficiente para realizar un análisis exhaustivo de los factores que intervienen en los procesos de la organización y le permitan alcanzar sus objetivos, sobre todo los financieros, ya que al cumplir con ellos, se podrán tomar decisiones que permitan el crecimiento de la organización. Y aunque suene redundante: para planear, hay que planear.

El plan estratégico financiero es medular para las organizaciones. Tal vez sea la planeación más compleja que se tenga que hacer porque tiene que conciliar y alinear todos los objetivos y necesidades de la empresa para poder producir un documento realista que muestre las capacidades y limitaciones con que se cuenta. Por su naturaleza, el plan financiero permite medir el desempeño de la organización, tanto en ventas como aspectos de utilidades o beneficios, ayuda a fijar políticas de precios adecuadas, permite proyectar si es posible incrementar o disminuir la plantilla laboral, ayuda a planear la producción y las compras realizadas por la empresa. De esta manera, al conocerse los recursos con que se puede disponer aterriza a las demás áreas de la organización a la realidad en que se encuentra la organización, evitando así proyecciones de ventas disparatadas, gastos superfluos en la administración y ventas o compras innecesarias que generan costos altos de inventarios en los almacenes y plantas.

La planeación financiera debe ser cuidadosa y se le debe dedicar el tiempo necesario para poderla hacer de la manera correcta. Toda la organización debe estar consciente que los objetivos que plantee cada área deben ser realistas y sensatos. El hacer propuestas a la ligera puede ser muy perjudicial. Si alguien tiene flojera de participar en la planeación, tal vez debería reconsiderar si le es conveniente continuar trabajando para una organización que se toma en serio este proceso.

Por estas razones, no se puede dejar este tipo de planeación en manos inexpertas. Se debe contar con un equipo con los conocimientos suficientes para poder realizarla, de esta manera, se garantizará una planeación financiera adecuada y que beneficiará a la organización tanto a corto como mediano y largo plazo.

 

Archivos

Categorías