Por Lic. Lizbeth Flores Padilla (*)

La supervivencia de todo organismo requiere de un medio f铆sico para su desarrollo. El suelo, superficie de la corteza terrestre, es un elemento natural formado por minerales provenientes de la desintegraci贸n de rocas, descomposici贸n de vegetales y animales muertos, y actividad del viento y el agua. Su composici贸n lo convierte en un cuerpo biol贸gicamente activo que ofrece una serie de servicios ambientales tanto para ecosistemas como para los organismos que viven en ellos.

El suelo funciona como h谩bitat de una gran diversidad de flora y fauna. En urbes, es utilizado como material para construcciones, opera como soporte para estructuras y 谩reas verdes; por su permeabilidad act煤a como medio filtrante para recarga de acu铆feros. Adem谩s, brinda servicios ambientales intangibles como regulaci贸n del clima, ciclos de nutrientes, secuestro de carbono, entre otros. 聽

La importancia del suelo radica en las funciones, procesos y servicios naturales que se generan en 茅l y en el hecho de que es sobre 茅l donde la vida tiene lugar. Adici贸n a lo anterior, su proceso de formaci贸n y regeneraci贸n requiere de cientos a miles de a帽os, convirti茅ndolo en un recurso no renovable.

Procesos naturales generados por acci贸n del agua y el viento en sus diferentes formas como precipitaciones y tornados, han ocasionado desprendimiento, humedecimiento y desagregaci贸n de componentes primarios del suelo, trayendo disminuci贸n de su capacidad natural de infiltraci贸n y retenci贸n de humedad. Sin embargo, uno de los factores que m谩s han contribuido con su deterioro, son las actividades antr贸picas entre las que destacan la deforestaci贸n, pr谩cticas agropecuarias inadecuadas, explotaci贸n de minas, construcci贸n de asentamientos humanos y contaminaci贸n por residuos.

Organizaciones nacionales como internacionales han sumado esfuerzos en la lucha contra la degradaci贸n del suelo, llevando a cabo programas, m茅todos y t茅cnicas de conservaci贸n tendientes a mejorar y preservar su potencial.

Los trabajos realizados van desde la aplicaci贸n de buenas pr谩cticas como separaci贸n de residuos, cambios en las formas de cultivo, campa帽as de recolecci贸n de basura, hasta implementaci贸n de regulaci贸n y creaci贸n de tecnolog铆as de limpieza de suelos.

La aplicaci贸n de buenas pr谩cticas y mejores t茅cnicas en el manejo de suelos es una labor que nos compete a todos, pues somos quienes m谩s contribuimos con su deterioro y en nuestras manos est谩 el recuperar y conservar el soporte que da sustento a nuestra supervivencia y que nos permite lograr el desarrollo y crecimiento de toda Naci贸n.


(*) Licenciada en Derecho, por la Universidad Aut贸noma del Estado de M茅xico, con experiencia en la rama Administrativo 鈥 Ambiental, actualmente estudiante de la Maestr铆a en Tecnolog铆as para el Desarrollo Sustentable. Correo electr贸nico lizgflopa@gmail.com

Vitalis top web white
Organizaci贸n ambientalista internacional
sin fines de lucro