Con el lema «Humedales para nuestro futuro: Medios de vida sostenibles», en el año 2016 se celebra el Día Mundial de los Humedales, a fin de reconocer el papel esencial que desempeñan estos ecosistemas como medios de vida, tales como la pesca, el cultivo de arroz, los viajes, el turismo y el suministro de agua, entre otros, que son esenciales para nosotros por otras muchas razones.

La organización Ramsar, promotora de este día internacional, ha elegido este tema para demostrar que los humedales desempeñan un futuro importante para la humanidad y, particularmente, que son relevantes para el logro de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los humedales albergan una enorme variedad de vida, protegen nuestro litoral, actúan como esponjas naturales que nos protegen de las crecidas de los ríos y almace nan dióxido de carbono, que regula el cambio climático. Lamentablemente, los humedales se consideran a menudo como terrenos baldíos y se estima que desde 1900 más del 64% han desaparecido.

De acuerdo a lo establecido por la Convención Ramsar, los humedales comprenden una gran variedad de ambientes, entre los cuales encontramos las aguas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancados o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluyendo las extensiones de agua marina que no excedan de seis metros de profundidad.

Los humedales aportan importantes beneficios que pueden ser agrupados en seis categorías fundamentales: 1) importancia hídrica, 2) fuente de recursos y energía, 3) retención de sedimentos y protección, 4) transporte, 5) recreación y turismo y 6) importancia ecológica.

Sin embargo, y a pesar de sus múltiples beneficios, la extracción de agua a nivel mundial para uso doméstico, agrícola e industrial se ha multiplicado por 35% en el último siglo. Esto ha generado un déficit hídrico, y se espera que para el año 2025 afecte a 1.100 millones de personas.

Humedales en Venezuela

Nuestro país posee una gran diversidad de humedales que incluyen: lagunas parameras y de montaña, ríos y arroyos, manantiales, planicies de inundación, bancos de plantas acuáticas, ecosistemas inundables en los llanos, lagos y lagunas costeras, albuferas, arrecifes coralinos, manglares, ciénagas y morichales, entre otros. Además, se destaca por una gran diversidad de humedales artificiales, entre los cuales se incluyen estanques para el ganado y la acuicultura, tierras arables, estacionalmente inundadas, salinas, plantas de tratamiento de aguas, represas y embalses, entre otros. En la siguiente tabla se presenta la clasificación de los principales humedales continentales y marino-costeros de Venezuela.

Humedales
Fuente: MinAmb, 2011.- Geo Venezuela: Perspectivas del medio ambiente en Venezuela.

Sitios Ramsar del país

Como país firmante de la Convención Ramsar, en nuestro territorio se han creado cinco hábitats de importancia internacional para la conservación de humedales, los cuales fueron propuestas bajo el criterio de que sobre ellas ya existía una figura de ordenación del territorio o ABRAE (Área Bajo Régimen de Administración Especial). Ellos son los Parques Nacionales Archipiélago Los Roques, Ciénaga de Los Olivitos (Zulia), Cuare (Falcón), Laguna de la Restinga (Nueva Esparta) y Laguna de Tacarigua (Miranda).

¿Cuál es la situación de los humedales en Venezuela?

Para Zoila Martínez, Directora Ejecutiva de VITALIS en Venezuela, los humedales del país al igual que muchos otros ecosistemas, enfrentan fuertes presiones que amenazan su integridad y funcionamiento. Entre las causas están, el aumento de la demanda de tierras agrícolas y ganaderas que contribuye a la deforestación y fragmentación de los ecosistemas naturales, y que en regiones montañosas genera procesos de erosión, pérdida de suelo y aumento de la carga de sedimentos de los ríos. Otras causas de deterioro incluyen la contaminación de las aguas por vertidos domésticos y agrícolas, así como actividades relacionadas con la industria de los hidrocarburos.

Resulta imprescindible promover su valorización ecológica, así como su apropiado manejo y conservación. Su mal uso pudiera resultar perjudicial para nuestro desarrollo.

Imagen: Cortesía de Museo Digital de Chichiriviche – Falcón.

También sugerimos leer: Humedales son esenciales para la recuperación económica de Venezuela

Vitalis top web white
Organización ambientalista internacional
sin fines de lucro