Warning: include_once(wp-includes/js/tinymce/skins/wordpress/images/block.lang): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/33/d828565618/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS2/pinguino/wp-config.php on line 185

Warning: include_once(): Failed opening 'wp-includes/js/tinymce/skins/wordpress/images/block.lang' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.4') in /homepages/33/d828565618/htdocs/clickandbuilds/WordPress/MyCMS2/pinguino/wp-config.php on line 185
Ambiente – Vitalis
Featured Image

Tiempo libre y ocio en provecho del ambiente

Por Alberto Blanco-Uribe Quintero (*)

La Declaración de Estocolmo de 1972 reconoció el derecho al ambiente. Subsiguientes actividades de Naciones Unidas, hasta los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030), han dejado claro el deber intergeneracional de gestión racional y protección de éste derecho, en beneficio de la vida.

El avance de los derechos humanos sobre el derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad o auto determinación que la persona puede concebir en sí y de sí misma, en todos sus ámbitos, sin injerencias que perturben su dignidad, ha propiciado nuevos derechos. Entre ellos destacan el tiempo libre y el ocio, especialmente en interdependencia con otros como la protección de la vida privada, la salud, la calidad de vida, la creación cultural y la libertad asociativa.

Pero cuando se oye hablar de ocio la gente responde con una mueca de desaprobación, por entenderlo como inutilidad y pérdida de tiempo, lo cual es un prejuicio, pues tiene un carácter provechoso (Declaración Universal de los Derechos Humanos, UNESCO, Asociación Mundial del Ocio y la Recreación – WLRA). El ocio es una actividad positiva y enriquecedora, ligada al bienestar emocional.

Tal prejuicio se originó en la era industrial, Siglo XIX. La consigna del momento era producir al máximo, siendo lo único loable trabajar (“Ser alguien productivo”). El tiempo libre era visto como algo negativo. Salvo que ello se justificara en la necesidad de descansar, recuperarse para ser “productivo”. Incluso se acuñó aquello de que “el ocio es el padre de todos los vicios”.

Afortunadamente los diccionarios, además de acepciones prejuiciadas, nos muestran que el ocio es una actividad autotélica: divertirse mediando un hacer, a través del cual se desarrolla el ingenio y la creatividad, contando con tiempo para ello, gracias al hecho de estar libres de las ocupaciones habituales, y con resultado provechoso. Fuera de trabajar y descansar, se tiene la necesidad de alcanzar otros cometidos útiles para sí y para la sociedad.

Es solo en el ocio donde permitimos que emerjan facetas humanas que no están sujetas al imperativo de la producción y que hacen, con diversión, brotar el ingenio y la creatividad. “El ocio es el padre de todas las virtudes”. Un gran ocioso fue Leonardo Da Vinci. La sociedad debe fomentar el ocio.

Dentro del tiempo libre hay ocupaciones autoimpuestas, como el voluntariado tipo membresía en ONGs ambientalistas, que de suyo es participación solidaria en pro del ambiente (limpieza de playas, reforestación, sensibilización, formación); y las de ocio: diversión, ingenio, creatividad, utilidad, que no son trabajo, no implican remuneración ni obligación (huertos caseros, compost, reciclaje y reutilización, reparación, investigación y redacción de artículos como éste, preparación y dictado de cursos, escritura de textos, realización de videos…). El ocio podría desembocar en una obra literaria, pictórica, fórmula química, una mejor tecnología, un emprendimiento, un juego ecológico, etc.

Seamos voluntarios ambientalistas y también ociosos del ambiente: divirtámonos y retemos nuestro ingenio creativo.

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a revisar este otro, relacionado con el tema, sobre «Tradiciones Populares y Educación Ambiental: Los Juegos«. Si deseas aprender herramientas didácticas creativas para aprovechar el tiempo libre visita nuestra oferta de cursos en línea aquí

__________________________________________________

(*) Abogado, profesor universitario, asesor, consultor y litigante en materia de Derecho Constitucional, Derechos Humanos, Derecho Ambiental, Derecho Administrativo y Derecho Tributario. Colaborador de Vitalis. https://www.linkedin.com/in/alberto-blanco-uribe-b004329/

Featured Image

Ambiente, Planificación y Bases Fundamentales

Por Eduardo García (*)

En Venezuela existe un marco legal ambiental pionero en el continente con instituciones que sirvieron de referencia a muchos países para el establecimiento de su orden ambiental. Contamos con un soporte legal ambiental desde la Constitución Nacional hasta numerosas leyes y decretos que han servido en su momento para establecer los marcos técnicos y las mejores prácticas en muchos proyectos.

Lo anterior contrasta con lo que el ciudadano común puede ver en su día a día a lo largo del territorio nacional; sobreexplotación de recursos, mala calidad de vida por deficiencia de servicios, afectaciones diversas al ambiente que van en incremento, impunidad ante el daño ambiental, ausencia de políticas efectivas, uso de propaganda ambiental sin ningún tipo de resultados, falta de compromisos en el logro de metas ambientales y abundancia de proyectos realizados de manera expedita con la finalidad de satisfacer una necesidad a corto plazo o un compromiso político.

La cacería de proyectos de alto impacto económico de los últimos años en Venezuela por parte de empresas internacionales, gobiernos y políticos, desató la ejecución de obras colosales de muy alto costo monetario y ambiental para el país, sin que las mismas hayan llegado a su conclusión.

Se ha caído en un letal letargo que se ha acentuado por la sobreexplotación de recursos, la impunidad, el desconocimiento, el descontrol, la falta de respeto a las autoridades, la vergonzosa politización de los efectos ejercidos sobre el medio y su adjudicación a modelos económicos, así como el aumento exponencial de actividades responsables de incrementar diversos tipo de riesgos ambientales y sanitarios. Todo ello maquillado dentro de una política antrópica y errática que reproduce algo que llaman logros y metas en el más reciente documento consignado ante la Cumbre del Cambio Climático de París COP21. Mediante el uso de lineamientos ambiguos tras fachadas de una inverosímil fantasía de tintas iridiscentes, vacías y penosas, se evidencia la inexistencia en Venezuela de la más mínima lógica estadística en materia ambiental.

Para lograr todo lo anterior se deberá hacer una reconstitución de la institucionalidad a nivel ambiental, comenzando por el trabajo moral y el reanimo a los funcionarios de carrera a nivel nacional que los haga asumir el compromiso que conllevan con sus cargos, apoyar el resurgimiento de las instancias ambientales, la capacitación continua y la dotación.

 

(*)  Ing. Geólogo (UCV), Ing. Geotécnico (USB), MSc. Análisis Ambiental (Royal Holloway Reino Unido), se desempeña desde 2005 como director de Agencia Ambiental, es asesor del sector minero en Sur América.

Email: agenciaambiental@gmail.com

Papa Francisco aporta reflexiones para una nueva ecología política mundial

Por primera vez un Papa de la Iglesia Católica presenta una Encíclica de alto contenido político en materia ambiental. Sin pelos en la lengua y con los pies en la tierra, el máximo jerarca pontificio presentó al mundo diversos puntos que esperamos tengan un efecto positivo en sintonía con la sustentabilidad del planeta.

Entre los temas abordados por el Papa en su encíclica se encuentran la contaminación, principalmente la del aire y los suelos.

En la contaminación atmosférica, la encíclica “Laudeato Si” resalta como la exposición a los contaminantes atmosféricos produce un amplio espectro de efectos sobre la salud, especialmente de los más pobres, provocando millones de muertes prematuras.  Además, destaca los elevados niveles de humo que procede de los combustibles del transporte así como los que se utilizan para cocinar o para calentarse.

A ello se suma la contaminación que afecta a todos, debida al transporte, al humo de la industria, a los depósitos de sustancias que contribuyen a la acidificación del suelo y del agua, a los fertilizantes, insecticidas, fungicidas, controladores de malezas y agrotóxicos en general.

Su Santidad Francisco también resalta la importancia de garantizar la potabilidad del agua, y evitar la contaminación de ríos, lagos y mares, así como evitar el despilfarro.

En materia de biodiversidad, la encíclica Papal aborda la extinción de las especies animales y vegetales, así como la deforestación como acción destructiva de los ecosistemas naturales.  También menciona a las evaluaciones de impacto ambiental, instando a que más allá de los suelos, el aire y el agua, se considere en forma apropiada a la conservación de la diversidad biológica.

El Papa también aborda la dignidad humana y la degradación social. Destaca la importancia de no dejar de lado los efectos de la degradación ambiental, del actual modelo de desarrollo y de la cultura del descarte en la vida de las personas.

Líderes mundiales (católicos o no) deberían hacer caso de este llamado del máximo patriarca de la iglesia católica para solucionar los temas ambientales más importantes del planeta. El diálogo y los consensos, son dos de las diversas estrategias de política internacional que menciona el papa en su encíclica. Ojalá sea leída e internalizada en los distintos niveles del poder público nacional e internacional.

Por lo pronto, en VITALIS esperamos que la comunidad católica atienda el llamado del Papa, y comience a adoptar comportamientos ambientalmente responsables en sus iglesias, colegios y universidades, pero más allá, en la propia vida de su feligresía.

Bravo por el Papa Francisco. Sin dudas un nuevo líder ambiental mundial.

Si quiere leer completa la encíclica papal,  haga clic aquí.

Featured Image

Conservemos el planeta, por los siglos de los siglos, amén.

a0y3yLtAPor Diego Díaz Martin @DDiazMartin

El Papa Francisco revolucionó al mundo espiritual y materialista con su encíclica ambientalista de seis capítulos y 191 páginas, presentada el pasado 18 de junio. Sus mensajes son claros: conservar el planeta por los siglos de los siglos, amén.

Las preocupaciones papales incluyen principalmente el calentamiento global y la contaminación, la conservación del agua, la pérdida de biodiversidad, el deterioro de la calidad de la vida humana,  la inequidad planetaria y la debilidad de las reacciones junto a una diversidad de opiniones.

Una contribución indudable de esta encíclica es el llamado del Pontífice a unir esfuerzos sin perder la esperanza de que las cosas pueden cambiar. Por ello habla del diálogo como una herramienta fundamental para conciliar opiniones y visiones en búsqueda de consensos, así como del papel de la ciencia y de las religiones en la sustentabilidad.

EL Papa Francisco también propone una ecología integral, que incorpore claramente las dimensiones humanas y sociales, inseparablemente vinculadas con la situación ambiental. Su visión trasciende el discurso político de un líder mundial, que señala responsables del deterioro del planeta y llama a tomar con más seriedad a la educación como una herramienta de cambio.

La valentía de esta primera Encíclica ambientalista de la iglesia enfrenta a las empresas petroleras y a los poderosos mercados financieros sin pelos en la legua, así como a los gobiernos que descuidan la gestión ambiental y pierden su liderazgo político tras fallidas cumbres que no logran avances significativos contra el cambio climático.

Problemas como la basura no quedaron fuera de la preocupación papal, indicando que se debe impedir que la tierra se transforme en un inmenso depósito de inmundicias. Igual atención merece la extinción de las especies, destacando que cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales que ya no podremos conocer, que nuestros hijos ya no podrán ver, perdidas para siempre.

La encíclica sobre ecología llega en un buen momento, y muchos ambientalistas como yo esperamos que también permee a la iglesia a través de sus congregaciones y feligreses. Acaso no sería maravilloso ver a los sacerdotes y hermanas compartiendo estas reflexiones del Papa Francisco, y más allá de la prédica, adoptando comportamientos ambientalmente sustentables que puedan apreciarse en edificaciones más ecoeficientes, en instalaciones ecodiseñadas o en universidades, colegios y demás estructuras de soporte católico, funcionando con energías renovables o promoviendo un uso racional del agua y gestionando de forma integral sus residuos y desechos.

Patriarcas, Arzobispos, Obispos, Presbíteros, Diáconos, Laicos y Consagrados, además del resto de los miembros de la iglesia, tienen ahora también la misión de llevar el mensaje ambientalista a todos los rincones del mundo.

El planeta Tierra es un solo y debe ser conservado a perpetuidad. Gracias Papa Francisco por esa encíclica maravillosa que nos compromete con la ecología y la conservación, por los siglos de los siglos, amén.

 

Diego Díaz Martín es Presidente de VITALIS. ddiazmartin@vitalis.net

 

Precaución ante los incendios forestales

(Especial, VITALIS mayo 2015). Las altas temperaturas y los recientes incendios forestales en diversas partes de Venezuela, México y otros países, alertan sobre la necesidad de adelantar esfuerzos para atender esta situación con eficacia y eficiencia. Expertos coinciden en que deben evitarse las lamentables consecuencias del fuego sobre la biodiversidad, así como sobre los suelos, el aire, las aguas y las personas y sus bienes.

De acuerdo con la ONG VITALIS, siete son los elementos claves a tomar en cuenta para atender esta problemática: 1) Suficiente inversión en tecnología y personal, 2) Prevención en las áreas con mayor riesgo de incendios forestales, 3) Detección y atención oportuna de los incendios con suficiente capacidad de respuesta, 4) Efectiva coordinación entre los organismos encargados y los grupos de voluntarios, 5) Apropiado equipamiento, capacitación y actuación de los funcionarios, 6) Manejo ambiental de las áreas a posteriori de los incendios para promover su recuperación, y 7) educación ambiental para disminuir la ocurrencia de estos fenómenos socio-naturales.

En opinión del Doctor Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y Profesor de las Universidades Anáhuac Cancún de México y Metropolitana de Venezuela, “la recuperación de un bosque silvestre puede tardar entre 10 y 70 años, dependiendo de su conformación físico-natural”, pues los incendios forestales arrastran consigo innumerables consecuencias como “la destrucción de la fauna y la flora y su hábitat natural, el empobrecimiento y erosión de los suelos y la interrupción de los ciclos del agua y del oxígeno. Díaz Martín también alerta por la correspondiente pérdida de agua para el consumo humano, la contaminación atmosférica producto de las fuertes emanaciones, la destrucción de la belleza del paisaje y hasta el recalentamiento de la atmósfera por su contribución al efecto invernadero”.

Gustavo Suárez, Presidente de VITALIS México, también alerta sobre las consecuencias económicas y sociales de los incendios forestales, entre las que destacan “la destrucción de cultivos agrícolas, viviendas, maquinarias, materia prima para la producción infraestructura y equipos, incluyendo el riesgo de muerte de seres humanos”.

En cuanto al origen de los incendios, VITALIS señala que es muy difícil, por no decir imposible, que los mismos se puedan producir espontáneamente o de manera natural. Por esta es vital que se investiguen las causas que ocasionan cada incendio, sin generalizar.

Finalmente VITALIS destaca el rol del ciudadano común en la labor conservacionista. Para ello nos recuerda:

1. Reporte un incendio en forma responsable. Antes de llamar a las autoridades, asegúrese de tener a mano la localización exacta, con referencia de poblados cercanos, y un número de teléfono donde las autoridades puedan ubicarle, en caso de necesitar de Ud. más información.

2. Nunca abandone ni queme basura, en especial dentro de áreas naturales. Es preferible traerla de vuelta al lugar de origen, y por ninguna circunstancia dejarla abandonada.

3.Evite fumar en el interior de una sabana o bosque, y aconséjelo a quienes lo acompañan. Disfrute del aire puro.

4. Nunca lance colillas de cigarrillos o fósforos encendidos en un área natural, o cuando vaya en su vehículo pasando cerca de una. Sin saberlo, podría estar ocasionando un fuego de grandes magnitudes.

5. No se arriesgue a combatir un incendio si no es especialista. Las autoridades sabes qué hacer y cómo, y cuentan con los mecanismos para activar los planes de contingencia.

6. Comunique a las autoridades los vertederos o puntos de vertidos ilegales de residuos y desechos que encuentre en terrenos forestales o próximos a ellos. Pueden ser una causa habitual de aparición de incendios forestales.

7. Si desea ayudar, no circule por las áreas afectadas o restringidas. Las unidades de combate de incendio deben tener acceso prioritario y fácil a las mismas.

8. Contacte a las autoridades y ofrézcales su apoyo. Es posible que se requiera agua, bebidas o barras energéticas, y hasta leche, entre otros, para combatir las reacciones de los funcionarios y voluntarios al humo de los incendios.

9. En aquellas áreas de acceso permitido, recuerde registrarse en el puesto de guardaparques o guardabosques, quien le orientará sobre las rutas permitidas y las medidas básicas de seguridad.

10. Apoye las labores de recuperación de las áreas degradadas, bien sea participando en las jornadas de reforestación, recolección de semillas o educación ambiental ciudadana.

 

Crédito de la Foto: EFE, Chile.

Minería ilegal amenaza a Patrimonio Natural de la Humanidad

  • El Parque Nacional Canaima en Venezuela es la segunda área protegida más grande del país
  • Canaima es un Patrimonio Natural de la Humanidad, declarado por la UNESCO en 1994
  • Esta área protegida está siendo amenazada por minería ilegal

La minería ilegal está afectando al Parque Nacional Canaima en Venezuela, la segunda área protegida más grande del país, un área de importancia internacional, declarada por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1994.

El pasado mes de octubre, varios periodistas e investigadores venezolanos denunciaron un secreto a voces: En Canaima se estaba realizando minería ilegal. Tal denuncia incluyó al Ministro de Turismo del Gobierno del Presidente Maduro, pero tampoco logró la atención esperada por parte de las autoridades.

La minería comprende la extracción de minerales de la tierra. Muchos de ellos pueden tener gran valor económico, como el oro, cobre, aluminio, y hasta diamantes, topacios y rubíes.

La práctica de la minería en parques nacionales es ilegal en Venezuela, pues las leyes de este país y su constitución bolivariana la prohiben expresamente. La minería no solo destruye los suelos y contamina el agua, sino también amenaza la biodiversidad de esta área protegida de importancia internacional.

Las consecuencias negativas de la minería ilegal para el ambiente son cuantiosas. Entre ellas se encuentra la pérdida de ecosistemas y de hábitats de especies animales y de plantas, así como erosión de los suelos, contaminación de las aguas y deforestación. Asimismo, es importante destacar los efectos que para la salud de las poblaciones indígenas y los mineros ilegales, tiene el entrar en contacto con las sustancias usadas para la extracción de los minerales del suelo.

El Gobierno de Venezuela ha rechazado la práctica de la minería ilegal denominándola “monstruo de mil cabezas”, pero habitantes de la zona señalan que sus acciones para detener la minería son vagas o nulas, y la minería depredarora sigue proliferando según han denunciado diversas organizaciones.

Canaima alberga en su territorio al Salto Ángel, también conocido con el vocablo Pemón Kerepakupai Vená o Shurún Merú. El Salto Angel es la caída de agua más alta del mundo con 979 metros de altura.

Canaima también es tierra sagrada para comunidades indígenas originarias y protege a los tepuyes, monumentos naturales de importancia internacional, formados por las rocas más antiguas del planeta,  con una singular biodiversidad única en el mundo.

Es necesario que la atención internacional se centre en este tema, y presionen al Gobierno Venezolano a tomar medidas certeras para erradicar la minería ilegal de Canaima, que amenaza su supervivencia.

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the Ministry of Tourism

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Courtesy of the journalist Valentina Quintero

Fotos cortesía de: Valentina Quintero y Ministerio de Turismo de Venezuela

Venezuela retrocede 40 años en materia ambiental con fusión ministerial

La fusión del Ministerio del Ambiente con el de Vivienda y Hábitat en Venezuela, representa en la práctica la eliminación de esta cartera ministerial, cuyo rango pasaría a ser un viceministerio dentro del gabinete, debilitando su actuación dentro del poder ejecutivo, en un país cuya economía está basada en el aprovechamiento de sus recursos naturales y el ambiente.

Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y Jefe de Estudios Ambientales de la Universidad Metropolitana, asegura que con esta decisión las políticas ambientales públicas consagradas al más alto nivel constitucional, quedarán sin un organismo rector, con lo cual se retrocede casi cuatro décadas  desde su creación en 1976.  Recordemos que Venezuela fue pionera en la creación de este ente ministerial en América Latina, referencia por sus planes y programas a nivel mundial.

En opinión de VITALIS, esta fusión de ministerios genera dudas en la comunidad conservacionista de Venezuela, al subscribirlo a la cartera constructivista de vivienda, aunque es enfático al afirmar que: “la constitución y las leyes ambientales siguen vigentes, independientemente si tenemos o no un ministerio del ambiente, por lo que son y serán de obligatorio cumplimiento”.

La decisión del Presidente Maduro de adherir la palabra “Ecosocialismo” al nuevo ministerio fusionado, también genera confusiones entre los ambientalistas, quienes advierten que ese término no aparece ni una vez en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En cambio  “ambiente” es mencionado 24 veces y “ambiental” 18, además que contamos con una Ley Orgánica del Ambiente y hasta una Ley Penal del Ambiente, entre decenas de otros instrumentos normativos. Ante este hecho «la posición parece ser más ideológica que técnica o económica», afirma Díaz Martín. Sin embargo, dado que tal decisión se tomó en base a estudios realizados, según informó el presidente de la República, el gobierno nacional debería hacer público tales análisis, a los fines que sean conocidos y valorados por la colectividad.

El Derecho a ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado está garantizado en la Constitución Bolivariana. Por ello VITALIS espera que tal decisión no debilite la función pública en materia ambiental, ni incremente las amenazas sobre los recursos naturales, en particular sobre las áreas protegidas, los cuerpos de agua y la biodiversidad en general, entre otros aspectos. Por el contrario, el líder de VITALIS expresa “Ojalá esta decisión fortalezca la gestión ambiental pública y permita que todas las viviendas que se construyan de ahora en adelante sean ecoeficientes, realizando las obligatorias evaluaciones de impacto ambiental y socio cultural que establece la ley, y asegurando mejores condiciones para todos, sin merma de nuestro ambiente y de nuestra calidad de vida”.

A través de las redes sociales cientos de organizaciones conservacionistas y ambientalistas de todo el país han manifestado su descontento con esta decisión. En las manos de la ciudadanía estará el seguimiento de estas políticas públicas, por medio del ejercicio de la contraloría social que asegure el cumplimiento de los principios de integridad y transparencia consagrados en instrumentos internacionales ratificados por Venezuela.

VITALIS nos recuerda que los ciudadanos estamos llamados a conocer y hacer cumplir las leyes vigentes, independientemente de la estructura administrativa de los gobiernos de turno. La sustentabilidad del desarrollo depende no sólo de la gestión oficial, sino de la actuación de todos los grupos sociales, incluyendo a las ONG, las universidades, la empresa privada y los medios de comunicación social.

VITALIS presenta su Balance Ambiental 2013

  • Al menos 65 problemas y 65 logros son identificados por 55 expertos de todo el país durante 2013.
  • El informe incluye 72 recomendaciones como acciones estratégicas en materia ambiental para el período 2014-2015.
  • 61 organizaciones e iniciativas son reconocidas por sus contribuciones al país.
  • Al menos 20 pendientes en materia de normativa jurídica son resaltados por VITALIS.

Basura, malaria, agua potable, anarquía vehicular, contaminación sónica y atmosférica, vertidos de hidrocarburos, pérdida de biodiversidad, descoordinación institucional, minería ilegal, áreas verdes municipales, parques nacionales, mascotas domésticas y tráfico de especies, son algunas de las preocupaciones de los Venezolanos, identificadas por VITALIS con el apoyo de 55 expertos en su consulta ambiental 2013.

Este documento también resume algunos de los logros de la gestión ambiental en el país, la percepción de los expertos en torno a la gestión ambiental de los organismos públicos, privados, las universidades, las ONG y otros grupos de interés.

Entre los logros de 2013 los expertos reconocen las Jornadas masivas de reciclaje impulsadas por la sociedad civil, el otorgamiento del Record Guinnes al Relámpago del Catatumbo, la propuesta de planes de ordenación, la creación de nuevas redes de cooperación ambiental interuniversitaria, el desarrollo de eventos científicos y técnicos en todo el país, la nueva Ley de Bosques, y la promoción de la ecoeficiencia como cultura administrativa en diversas organizaciones, entre otros.

El estudio que produce VITALIS anualmente desde el año 2000, también reúne una serie de recomendaciones específicas en temas claves para el sector durante el período 2014-2015 agrupadas en áreas estratégicas para el desarrollo sustentable de Venezuela, y por primera vez presenta un listado de las organizaciones e iniciativas que merecen ser reconocidas por sus aportes ambientales al país durante 2013.

Entre las recomendaciones más importantes para la gestión ambiental en 2014, los expertos señalan la reglamentación de leyes como la de Gestión Integral de la Basura, de Aguas y de Fauna Doméstica; el desarrollo de nuevos planes integrados de gestión de residuos y desechos sólidos con la participación de todos los actores; el impulso de la gestión integrada de los recursos hídricos con énfasis en la protección de cuencas, la potabilización del agua, y el tratamiento de las aguas servidas. Asimismo, VITALIS sugiere el fortalecimiento del uso de las energías renovables, el mejoramiento del manejo de las áreas bajo régimen de administración especial mediante el fortalecimiento de su gestión, con apoyo financiero y humano acordes, así como con equipamiento básico para garantizar las labores de vigilancia y control.

Asimismo, se propone conciliar el potencial de nuestros recursos naturales con la capacidad para generar riqueza, sin menoscabo de su abundancia y calidad, con un inmenso potencial para propiciar la equidad y la justicia social; y un mayor compromiso para atender los problemas ambientales por parte de las entidades gubernamentales, las ONG, el empresariado y las propias comunidades.

La organización social también es reconocida dentro de las prioridades de la gestión 2014, para lo cual VITALIS insta a las autoridades gubernamentales  a la sociedad civil, al sector productivo y la academia, a que comprendan y valoren que lo ambiental está estrechamente ligado a lo económico,  lo social, lo cultural  y hasta a lo político-partidista,  porque un ambiente sano y limpio, ecológicamente equilibrado, es la base de una sociedad moderna, con una calidad de vida digna para todos sus ciudadanos, con perspectiva de derecho humano fundamental transgeneracional.

En esta tarea, el rol de la ciudadanía es vital para impulsar el mejoramiento de la calidad de vida, donde cada acción trae una consecuencia, efecto positivo o negativo, sobre la salud y el ambiente.

En Venezuela tenemos grandes problemas ambientales, pero también extraordinarias oportunidades para ser el mejor país del mundo, partiendo de nuestro privilegiado noveno lugar en biodiversidad, décimo tercero en mayor producción de agua dulce, y alrededor de un millón de kilómetros cuadrados de mar territorial, entre tantos otros indicadores honrosos.

El desafío es atender lo ambiental como algo transversal a nuestra cotidianidad. En ello los ciudadanos estamos llamados a participar y contribuir en forma clara y contundente en la construcción del país que queremos y merecemos.

ALGUNOS DE LOS PROBLEMAS AMBIENTALES MÁS IMPORTANTES DE 2013

  • Gestión ineficiente de la basura por las autoridades municipales, incluyendo la doméstica, electoral, de espectáculos públicos y la industrial.
  • Anarquía vehicular en las principales ciudades del país, que conlleva a altos niveles de contaminación sónica y de emisiones de gases y partículas a la atmósfera.
  • Incremento de las enfermedades como la Malaria y el Dengue.
  • Contaminación por mercurio en la Guayana venezolana.
  • Débil gestión integrada de los recursos hídricos, incluyendo el manejo de cuencas, el tratamiento de aguas servidas y la eficiencia en la distribución del vital líquido en la ciudadanía.
  • Poca acción frente a temas globales como el incremento del efecto invernadero y el calentamiento del planeta.
  • Debilitamiento de la función de guardería ambiental y control.
  • Mal manejo de especies animales domésticas en áreas públicas.
  • Mal manejo de áreas verdes, descuidando el tratamiento fitosanitario de árboles y arbustos.
  • Atención deficitaria en términos de recursos, personal, planes estratégicos y desarrollo de investigaciones en las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial.

ALGUNOS DE LOS LOGROS MÁS IMPORTANTES DE LA GESTIÓN AMBIENTAL 2013

  • Iniciativas de reciclaje impulsadas desde la sociedad civil, las empresas privadas y los gobiernos locales.
  • Regulación del uso de bolsas plásticas dentro del Municipio Carirubana.
  • Creación de la RedVUA, de Universidades Públicas y Privadas por el ambiente,  promovida y coordinada desde la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA).
  • Ejecución de 17 proyectos (acueductos rurales, ampliación de plantas potabilizadoras) enmarcados en el Plan Nacional de Agua.
  • Campaña promocional contra el comercio de animales silvestres promovida por el Ministerio Público.
  • Realización de al menos 20 eventos científicos y técnicos de importancia en materia ambiental en el país.
  • Promulgación y vigencia de la nueva Ley de Bosques.
  • Posiciones institucionales de la Red ARA, Fundación la Tortuga y VITALIS en torno a diversos temas de interés nacional en materia ambiental.
  • Record Guinnes para la Región del Relámpago del Catatumbo, por por poseer el “Mayor  Promedio Mundial de relámpagos por km2 al año”,  regenerador de la capa de ozono.
  • Imposición de multas y realización de trabajo comunitario para personas que incurren en contaminación sónica.

Documento:

VITALIS llama al voto consciente sin perder de vista lo ambiental

A propósito de las elecciones municipales del 8 de diciembre en Venezuela, la organización no gubernamental VITALIS hizo un llamado a la ciudadanía para votar de manera consciente y responsable, tomando en cuenta la enorme responsabilidad que poseen los municipios en materia ambiental.

Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y Jefe de Estudios Ambientales de la UNIMET, recordó que en Venezuela existen al menos 335 municipios  con más de 25 competencias específicas en materia ambiental, de las cuales, como práctica regular, «la mayoría no reciben la debida atención, descuido que no sólo proviene de las mismas autoridades, sino también de las propias comunidades, quienes deberían ejercer la contraloría social, y sin embargo, muchas veces no hacen nada».

El llamado de VITALIS a votar en forma consciente incluye la evaluación ciudadana de al menos diez (10) aspectos claves en la gestión municipal, cuyo resultado pudiera ayudar a los votantes a considerar si re-eligen a un Alcalde o Alcaldesa, o simplemente optan por otra opción:

1. Basura. La gestión de la basura es uno de los puntos más sensibles en la gestión ambiental local. Alcaldes que no logran resolver el problema durante su período de gobierno no merecen ser re-elegidos, pues calles sucias estimulan la proliferación de vectores y enfermedades, así como la depreciación del paisaje urbano y el deterioro de la calidad de vida. El manejo de la basura debe incluir el desarrollo de amplios programas educativos que disminuyan la cantidad de residuos y desechos que se producen, más y mejores lugares que reciclen (con apoyo de la empresa privada), menos botaderos y vertederos ilegales, más plantas de transferencia, y más y mejores rellenos sanitarios, técnica y sanitariamente manejados, en coordinación con las autoridades del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MinAmb).

2. Áreas Verdes. Muchos árboles de nuestras ciudades sufren de tiña y guatepajarito, por citar solo dos plagas vegetales urbanas, sin olvidar la falta de riego, el crecimiento incontrolado de la maleza, la falta de podas parciales básicas en los tratamientos fitosanitarios, y la carencia de información sobre el tipo y naturaleza de las especies existentes. El inventario y cuidado de los árboles es también una tarea de los municipios, pues la flora municipal es un activo que debe conocerse y valorarse, asegurando su apropiado manejo y conservación, con lo cual se estaría contribuyendo a mejorar la calidad del aire, manteniendo el ciclo hidrológico, favoreciendo la contemplación de un paisaje urbano bien mantenido, y proveyendo sombra y otros beneficios a la ciudadanía.

3. Calidad del Aire. El control de las fuentes móviles de emisiones atmosféricas es una función municipal, y sin embargo casi ningún municipio del país monitorea las emisiones de gases contaminantes desde vehículos, motos, autobuses y demás unidades de transporte que circulan por sus municipios, con lo cual la calidad de la atmósfera se continúa deteriorando, y con ella se contribuye al desarrollo de ciertas enfermedades y al deterioro del hábitat urbano.

4. Control de Ruidos. La medición y control de ruidos molestos en el municipio es una tarea fundamental. Ello incluye no sólo a las fuentes fijas, sino también las móviles, en particular del sistema de transporte, cuyas emisiones sonoras constituyen una queja constante de la ciudadanía. Los planes municipales en esta materia deberían incluir instrumentos persuasivos, educativos y también punitivos, para detener la creciente proliferación de ruidos, en particular de los «autobusetes», «por puestos» y motorizados, estos últimos poco controlados por las instancias oficiales.

5. Ordenamiento del Transporte Urbano. La falta de planificación en el uso de las vías de comunicación para el transporte público y privado, es una competencia que requiere de mayor atención por parte de las autoridades locales, coordinando esfuerzos e iniciativas con el resto de los municipios, para lograr aligerar el tráfico, disminuir el caos urbanístico y reducir emisiones atmosféricas. El fomento y ampliación del uso de unidades de transporte público más eficientes es una oportunidad de mejora para casi todos los municipios del país, para lo cual bien pudieran apoyarse de sistemas híbridos, eléctricos o a gas.

6. Especies Domésticas.  El manejo de perros y gatos, entre otros animales domésticos, sigue siendo una gran deuda en muchos municipios. La gestión de los desechos de las mascotas y la falta de albergues y otros establecimientos para el cuidado de ejemplares abandonados, son pendientes que demandan urgente atención. Otro asunto en la lista de “por hacer” es el inventario de las especies domésticas presentes en los hogares del municipio y el desarrollo de programas masivos de atención animal como lo establece la ley, los cuales son claves para el establecimiento de políticas públicas en estas materias.

7. Gestión del Agua. Si bien el suministro de agua potable sigue estando centralizado en muchas localidades por Hidroven y sus filiales, algunos municipios ya cuentan con el servicio descentralizado del recurso, lo cual demanda el desarrollo de programas orientados a monitorear la calidad del recurso, asegurar su eficiente distribución e impulsar el tratamiento de las aguas servidas. En esta acción el trabajo coordinado con instancias nacionales como el MinAmb es vital. Es importante recordar que el manejo de riesgos vinculados al agua, es también un tema con competencias municipales, por lo que debe otorgársele mayor importancia a este tema, en especial al manejo de inundaciones, y todo lo relativo al funcionamiento de los drenajes.

8. Contaminación Visual. El manejo de la publicidad y el uso abusivo de pancartas y pendones es un pasivo que los municipios deben manejar con mayor eficiencia. Muchos de estos materiales promocionales quedan exhibidos por largo tiempo, sin ser retirados por las organizaciones encargadas de tales eventos, y su uso posterior es todo un misterio. Los municipios deberían acordar condiciones más exigentes con las empresas de eventos, a los fines de asegurar su retiro oportuno, reuso o acorde disposición final.

9. Educación Ambiental. Los municipios están obligados a desarrollar programas educativos en materia ambiental, debidamente estructurados y con personal calificado, que contribuya a sensibilizar, informar y formar a la ciudadanía en valores y conocimientos orientados a promover la sustentabilidad, en materia de agua, residuos, energía, entre tantos otros temas de interés al nivel municipal. La participación de la ciudadanía en este aspecto es crucial.

10. Autoridad Ambiental. Los municipios deben ejercer la autoridad ambiental local en las áreas de sus competencia, por lo cual no solo requieren personal debidamente capacitado, sino un cuerpo policial que, dentro de las normas y procedimientos de ley, actúe con la diligencia necesaria y en coordinación con el resto de las autoridades, a fin de estimular el cumplimiento de las ordenanzas, y el ejemplo ciudadano vital en el modelaje de comportamientos y actitudes cónsonos con la gestión ambiental responsable.

De acuerdo con el líder de VITALIS, Díaz Martín, un Alcalde o Alcaldesa que predica con su ejemplo le gestión ambiental es digno de ser elegido, en tanto que uno que no demuestre interés por su entorno, por el bienestar de la ciudadanía y la sustentabilidad del planeta, sin lugar a dudas no.

De igual forma, VITALIS considera fundamental que los ciudadanos estén alertas en el comportamiento de las sedes públicas municipales, e invita a la ciudadanía a «estar alertas ante oficinas que despilfarren agua potable o energía eléctrica, o no mantenga apropiadamente sus áreas verdes». Igualmente VITALIS invita a los vecinos a asegurarse que sus municipios cuenten con mecanismos eficientes de comunicación con sus ciudadanos, tanto en forma presencial en sus diversas dependencias y áreas, como vía telefónica y virtual a través de las redes sociales y su página web.

«Los ciudadanos necesitamos más y mejores ejemplos ambientales en nuestras autoridades locales, cuyas competencias con claras e indelegables en el marco jurídico vigente», afirma Díaz Martín. Por ello invita a votar en forma consciente y responsable en estas elecciones municipales.

Conozca la guía del Alcalde Ambientalmente Responsable de VITALIS

Municipio ecoeficiente

Archivos

Categorías