Por David Mendoza (*) @_Mendoza

Cada vez más, las empresas están buscando involucrarse en acciones que contribuyan de una manera positiva a su entorno. Sin embargo, no siempre tienen una guía clara de cómo hacerlo, más allá de aportes monetarios para tener protagonismo y visibilidad en el resultado final.

Para que las acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) realmente permeen en toda la organización, el rol del colaborador se vuelve más relevante y estratégico. Los programas de voluntariado corporativo son capaces de alinear objetivos institucionales más allá de lo comercial, a fin de generar una cadena de acciones que realmente impacten positivamente en el negocio y su ecosistema. 

Desde el voluntariado corporativo, las empresas tienen la oportunidad de proyectar una imagen positiva ante el mundo, tangibilizando discursos e ideales en acciones reales. Los colaboradores también ganan de este tipo de iniciativas. En realidad, ganamos todos.

Un estudio de Nielsen en China realizado en un grupo de empleados participantes del programa de voluntariado de la empresa, demostró que las actividades habían reducido en más de 80% sus índices de aburrimiento, soledad, depresión, y había incrementado su empoderamiento y voluntad de tomar acciones por su salud mental.

El estudio también demostró que el programa de voluntariado tenía la capacidad de generar mayor bonding (unión-conexión) del empleado con la empresa; 94% apreciaba la oportunidad de voluntariado que la empresa había generado para ellos, y 86% consideraba que las actividades ayudaban al trabajo en equipo y sentido de pertenencia con la empresa.

Las marcas detrás de estas actividades también ganan de reconocimiento público. Diversos estudios han demostrado que las audiencias más jóvenes son más propensas a comprar productos o servicios de empresas que tengan programas de responsabilidad social activos. De acuerdo con el Informe de impacto del milenio, 81% de las personas espera que las empresas compartan y hagan públicos sus resultados relacionados con sostenibilidad, equidad de género, inclusión y otros temas. Este punto también es importante cuando se refiere a reclutamiento y contratación. Los jóvenes son más propensos a aceptar una oferta de una empresa que sabe que contribuye de manera positiva a su comunidad o el ambiente.

La mayoría de las empresas tienen un extraordinario potencial para generar un cambio real en el mundo y en la mente de sus colaboradores.

En Vitalis tenemos programas destinados a diseñar acciones hechas a la medida de las necesidades de cada empresa, y contamos con expertos en diversos temas de la RSE, movilizando el talento de las empresas, parasintonizarlas con su entorno. 

Si quieres saber más, puedes visitar nuestra sección sobre voluntariado corporativo

Nos dará mucho gusto apoyarles, co-creando la mejor experiencia para sus colaboradores, y generando – juntos – el mayor retorno social y valor compartido posible.


(*) Director de Comunicaciones Integradas de Vitalis. Especialista en desarrollar estrategias de marca y comunicación, con fuerte inclinación al ambiente digital, con conocimientos en gerencia, planificación, planning, publicidad, mercadeo, estrategia, social media, redes sociales, comunicaciones, communication, digital, social, media, rrss, advertising. dmendoza@vitalis.net – https://www.linkedin.com/in/mendozadavid/