Menos de 25% de aguas residuales en Venezuela son tratadas

Notas de Prensa / Observatorio Ambiental de Venezuela: Notas de prensa y entrevistas

22 de marzo: Día Mundial del Agua

El 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, de acuerdo a la resolución A/RES/47/193 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este día, en todo el mundo, los gobiernos, ONG, empresas, medios de comunicación social y la sociedad en general, centran la atención en la importancia de un recurso finito, sin el cual la especie humana, y el resto de los seres vivos, no podrían sobrevivir.

Cada a√Īo, el D√≠a Mundial del Agua resalta un aspecto espec√≠fico del agua dulce. Este a√Īo, bajo el tema de ‚ÄúAguas residuales, ¬Ņpor qu√© desperdiciar agua?‚ÄĚ, proporcionar√° una oportunidad para resaltar la importancia de reducir la cantidad de aguas desperdiciadas luego de su uso.

Mundialmente, la mayoría de las aguas residuales de nuestras casas, ciudades, industrias y agricultura, fluyen de regreso a la naturaleza sin ser tratadas o reusadas, contaminando así el ambiente y perdiéndose valiosos nutrientes y materia recuperable.

Zoila Martinez, Directora Ejecutiva de Vitalis, se√Īal√≥ que en Venezuela el tratamiento de las aguas residuales constituye uno de los grandes problemas ambientales que confronta el pa√≠s, ya que se estima que menos de 25% de las aguas contaminadas son debidamente tratadas.

En el caso de Caracas, donde se localiza la mayor concentraci√≥n urbana del pa√≠s, existen pocas plantas de tratamiento. Por ello, las aguas residuales son vertidas en la cuenca del R√≠o Tuy, que desemboca en el Mar Caribe. Para Mart√≠nez, ‚Äúla ciudad capital s√≥lo cuenta con la planta de tratamiento de aguas residuales de tipo experimental, ubicada en la Facultad de Ingenier√≠a de la Universidad Central de Venezuela (Planta Experimental de Tratamiento de Aguas ‚ÄďPETA), y con la de Empresas del Grupo POLAR, en la zona industrial Los Cortijos‚ÄĚ.

Para Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y fundador de la Asociación Venezolana para el Agua, en lugar de desperdiciar las aguas residuales, necesitamos disminuir la cantidad que generamos y debemos hacer todo lo necesario para reusarlas. Recordemos que en nuestras casas podemos aprovechar las aguas grises, de lavamanos y la ducha, para lavar el piso, y dependiendo de su condición, hasta para lavar la ropa.

En nuestras ciudades, tambi√©n podemos tratar y reusar las aguas residuales para espacios verdes como plazas y jardines, y en la industria y la agricultura podemos tratarlas, reciclarlas y usarlas para sistemas de enfriamiento y riego‚ÄĚ, afirma Mart√≠nez.

Es necesario impulsar   la   construcción   y   puesta   en   funcionamiento   de   plantas   de tratamiento de aguas servidas a nivel municipal, a fin de disminuir el impacto que las aguas residuales ocasionan sobre los distintos cuerpos de agua del país. Después de todo, el agua es un Derecho Humano fundamental.    

#LupambientalVE

Vitalis top web white
Organización ambientalista internacional
sin fines de lucro