Por Grecia Ruiz y María José Santisteban *

De acuerdo con estudios estadísticos realizados en los últimos años, actualmente hay 7.700 millones de habitantes en todo el mundo, de los cuales, la mayor parte habitan en China e India abarcando un total de 61% de la población total. Asimismo, se calcula que la tasa de crecimiento de la población mundial es de 83 millones de personas, por lo que se espera que en el 2030 se llegue a 8.600 millones de personas

El 49.7% de la sociedad mundial está formada por mujeres y durante la historia han sido parte fundamental del funcionamiento de los países y comunidades. Gracias a la educación, movimientos sociales y cultura; poco a poco la mujer se está encaminando a una mayor libertad, independencia y equidad en el mundo.

En un sentido literal las mujeres han sido las que engendran a las siguientes generaciones, pero actualmente se estima que habrá una reducción de la fertilidad de la mujer que va a impedir el crecimiento poblacional de todo el mundo y, como consecuencia, se tendrá un envejecimiento de la población. Es importante notar que el crecimiento poblacional no sólo es afectado por la reducción de la fertilidad, también últimamente menos parejas deciden tener hijos, hay mayor planificación familiar y las familias son menos numerosas. 

Por otro lado, bien es conocido que el COVID-19 trajo consecuencias en el ámbito de la salud, en la economía, en el medio ambiente, en la cotidianidad, las formas de vivir y relacionarnos. Queremos enfatizar y dirigir la plática a los impactos generados en torno  a la mujer en México, uno de los sectores de la sociedad más vulnerable:

  • En el sector de la salud, especialmente en enfermería, hay más mujeres que logran soportar el trabajo en los hospitales y en los centros de salud. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2021, éstas representan el 79% de la población y los hombres el 21%. De acuerdo con El Financiero (2022), por cada 100 pesos mexicanos que gana un hombre, las mujeres perciben 73. 
  • Las mujeres dedican más tiempo al cuidado de sus hijos y al de los adultos mayores. Durante la pandemia, muchas de ellas han dejado sus labores o redujeron sus jornadas laborales, que de acuerdo con El País (2021), 7 de cada 10 desempleados por la pandemia en México son mujeres. 
  • En México, el 66.1% de mujeres de 18 años o más han sido víctimas de actos de violencia. Pero a raíz de la pandemia, los casos de violencia doméstica contra la mujer han aumentado significativamente (Expansión, 2022).  

En conclusión, la población va en aumento y el mayor problema al que se enfrenta es que no existe una igualdad de oportunidades y equidad. Es importante invertir en sociedades inclusivas, equitativas con derechos humanos y oportunidades de desarrollo.

Como se mencionó anteriormente, la mujer es una pieza clave de la sociedad que conforme pasa el tiempo se enfrenta a situaciones diversas y nuevos retos como el Covid-19. Está en decisiones diarias y un conjunto de pequeños esfuerzos por parte de todos la oportunidad de exigir, impulsar y crear nuevas oportunidades y mejores condiciones de equidad para este gran porcentaje de población.

Te invitamos a reflexionar; en tu día a día, ¿tus acciones, comentarios y actitudes aportan e impulsan la equidad hacía las mujeres?


Grecia Ruiz

María José Santisteban

Vitalis top web white
Organización ambientalista internacional
sin fines de lucro