22/junio/2006. Las naciones balleneras recuperaron el control de la Comisi贸n Ballenera Internacional (CBI).

El voto de la declaraci贸n de “St Kitts and Nevis” demostr贸 que las naciones balleneras han recuperado el control de la Comisi贸n por primera vez en d茅cadas; se aseguraron una simple mayor铆a de votos en un declaraci贸n a favor de la caza ballenera.

La declaraci贸n que expresa que la moratoria de la caza comercial de ballenas es inv谩lida fue asegurada con 33 votos a favor, 32 contra y una abstenci贸n de China. Todos los pa铆ses europeos se opusieron a la declaraci贸n excepto Dinamarca que vot贸 a favor.

Con Jap贸n y otras naciones a favor de la caza ballenera y con la mayor铆a de votos, la CBI ser谩 conducida a abandonar su mandato de conservaci贸n y del bienestar animal cambiando el mismo a favor de la cacer铆a de las ballenas.

A pesar de la moratoria Jap贸n, Noruega e Islandia continuaron con sus capturas a trav茅s de un manejo legal dentro de la comisi贸n. Hasta ahora la mayor铆a de las naciones parte cre铆a que este desaf铆o a la moratoria socavaba los mandatos de la CBI

A pesar de esto el crecimiento en n煤mero de nuevos pa铆ses peque帽os en v铆as de desarrollo que ingresaron a la comisi贸n con el apoyo de Jap贸n hicieron que esta mayor铆a sea hoy una minor铆a.

Cazadores logran victoria

Ecologistas temen por futuro de las ballenas

Ciudad de M茅xico/St. Kitts ._ Las naciones que apoyan la caza de ballenas, encabezada por Jap贸n y Noruega, lograron ayer su primera victoria en el marco de la 58 Reuni贸n de la Comisi贸n Ballenera Internacional (CBI) en St. Kitts y Nevis, inform贸 DPA.

Tras una serie de derrotas en las jornadas anteriores, ayer estos pa铆ses lograron que por 33 votos contra 32 en la denominada “Declaraci贸n de St. Kitts” se indique que en el futuro la CBI no se ocupar谩 de la protecci贸n de los mam铆feros marinos, sino del control de la caza comercial de ballenas.

Los conservacionistas est谩n conmocionados por la derrota y hablan del comienzo del fin de la protecci贸n de las ballenas. Hab铆an logrado la mayor铆a en la primera votaci贸n sobre la protecci贸n de las ballenas peque帽as tras un intenso debate en el gremio multinacional, integrado por 70 pa铆ses.

Las partes esenciales de la declaraci贸n son: el uso de las ballenas contribuye a reducir la pobreza. No hay otra necesidad que justifique mantener la prohibici贸n de la caza comercial de ballenas.

Asimismo, la CBI es duramente criticada por no haber terminado e implementado el procedimiento para la explotaci贸n de poblaciones de ballenas. Esto es, seg煤n Nicolas Entrup de la organizaci贸n ambientalista WDSC, comparable a volver a permitir la caza comercial de cet谩ceos.

Vitalis top web white
Organizaci贸n ambientalista internacional
sin fines de lucro