Por. Biol. Zoyla Mart铆nez, Geog. Militza Correa, Dra. Mar铆a Elisa Febres, Mtro. Antonio Franyutti y Dra. Cecilia G贸mez (*)

La conservaci贸n de los espacios costeros de Venezuela tiene una importancia determinante debido a sus valores ecol贸gicos, sociales, econ贸micos y paisaj铆sticos excepcionales y en raz贸n de la alta susceptibilidad de susecosistemas.

La franja mar铆timo-costera venezolana corresponde a la zona norte de nuestro territorio donde se concentra casi 60% de la poblaci贸n nacional y un gran n煤mero de los complejos industriales m谩s importantes del pa铆s. Si bien este patr贸n de ocupaci贸n y uso permite aprovechar las ventajas competitivas del contacto mar铆timo-continental, tambi茅n es cierto que sin la gesti贸n apropiada, potencialmente, los componentes de este escenario pueden generar impactos ambientales relevantes.

Debido a estas razones se han establecido 谩reas protegidas en esta zona con el objetivo fundamental de conservar la biodiversidad que en ellas se alberga. Entre estas ABRAE destacan el Parque Nacional Morrocoy (PNM) y el Refugio de Fauna Silvestre de Cuare (RFSC), sistemas marino costeros situados en el extremo oriental del estado Falc贸n, ubicados en la regi贸n centro-occidental de Venezuela (Latitud 10潞47鈥 y 10潞59鈥 N y Longitud 68潞09鈥 y 68潞22鈥 O), los cuales han sido impactados por el derrame de hidrocarburos ocurrido entre el 19 y el 22 de julio de 2020 en Golfo Triste, sector Boca de Aroa, posiblemente proveniente del Complejo de Refiner铆a El Palito, seg煤n investigaci贸n realizada por el Dr. Eduardo Klein de la Universidad Sim贸n Bol铆var [1].

La importancia de estas dos 谩reas protegidas radica, entre otros aspectos, en que son h谩bitats de una gran diversidad de especies vegetales y animales, entre las cuales destacan:

  • Reptiles como el Caim谩n de la Costa (Crocodylus acutus), catalogado como especie amenazada de extinci贸n.
  • Viveros naturales de moluscos con alto valor comercial, como la ostra de mangle (Crassotrea rizophorae), la ostra de mina (Pinctata imbricada) y la jaiba (Callinectes sp).
  • Especies de manglar, como el mangle rojo (Rhizhophora mangle), el mangle negro (Avicennia germinans) y el mangle gris (Conocarpus erectus), sujetos a protecci贸n especial por parte del Estado.
  • Cuatro especies de tortugas marinas en peligro de extinci贸n: la Verde (Chelonia mydas), la La煤d (Dermochelys coriacea), la Cabezona (Caretta caretta) y la Carey (Eretmochelys imbricata).

Por su parte, los arrecifes coralinos que se desarrollan en estos espacios son una de las especies de invertebrados m谩s representativas de los ecosistemas litorales, especialmente en el PNM, junto con su comunidad 铆ctica y bent贸nica asociada.

Cabe agregar, que estas 谩reas protegidas tambi茅n se destacan por su alta<br>diversidad de aves. Es por ello que el RFSC forma parte de la Convenci贸n Internacional Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, mejor conocida como RAMSAR, siendo las especies m谩s representativas la corocora roja (Eudocimus ruber), el flamenco (Phoenicopterus ruber ruber), la cotorra cabeciamarilla (Amazona barbadensis) y las aves migratorias conocidas gen茅ricamente como playeritos.

Gran parte de las especies y ecosistemas anteriormente mencionados son sensibles a la perturbaci贸n ambiental. En este sentido cabe recordar que en 1996 ocurri贸 un evento similar en la misma zona, el cual afect贸 dram谩ticamente a la biodiversidad del PNM, originando la desaparici贸n de 90% de los corales e invertebrados bent贸nicos locales. A la fecha s贸lo quedaban 9 de las 26 especies coralinas identificadas en la zona, condici贸n que evidencia el alto grado de fragilidad e importancia ecol贸gica del 谩rea.

Como es sabido, el ambiente, la diversidad biol贸gica, los parques nacionales y dem谩s 谩reas de especial importancia ecol贸gica gozan de especial tutela constitucional, debiendo el Estado garantizar su protecci贸n.

Adem谩s de esta previsi贸n contenida en la Carta Magna de Venezuela, existen muchas otras disposiciones en diferentes instrumentos jur铆dicos, que nos dan fundamentos para exigir que sean tomadas medidas y acciones oportunas y efectivas, ya que la conservaci贸n de estos bienes ambientales est谩 definida legalmente como una prioridad.

As铆, la Ley de Diversidad Biol贸gica establece que ser谩n objeto prioritario de conservaci贸n in situ: 鈥溾as 谩reas bajo r茅gimen de administraci贸n especial que tengan como objetivo primario la conservaci贸n de la diversidad biol贸gica禄.

Los ecosistemas fr谩giles, los de alta diversidad gen茅tica y ecol贸gica, los que constituyan centros de endemismos y las contentivas de paisajes naturales de singular belleza.

Las especies de animales, plantas o poblaciones de 茅stas particularmente vulnerables o que se encuentren amenazadas o en peligro de extinci贸n. La ley de Zonas Costeras es otro documento que refuerza la necesidad de protecci贸n y el valor que tienen los arrecifes coralinos, las praderas de faner贸gamas marinas, los manglares, estuarios, deltas, lagunas costeras, humedales costeros, salinas, playas, dunas, restingas, acantilados, terrazas marinas y costas, como ecosistemas y elementos de importancia objeto de protecci贸n, y que constituyen parte integral de estas zonas.

Para efectos de la situaci贸n que nos ocupa, es relevante destacar que la conservaci贸n de las zonas costeras, seg煤n se帽ala la ley, comprende la protecci贸n de la diversidad biol贸gica, la vigilancia y control de las actividades capaces de degradar el ambiente, y el control, correcci贸n y mitigaci贸n de las causas generadoras de contaminaci贸n.

Sumado a la importancia ecol贸gica de los ecosistemas y las especies presentes en el PNM y el RFSC, est谩n tambi茅n los beneficios socio-econ贸micos de estos lugares para la poblaci贸n. La pesca artesanal y el turismo son dos actividades de las que dependen, en gran medida, los habitantes de las costas del Estado Falc贸n, las cuales se ver谩n seriamente afectadas con la presencia del crudo derramado y esparcido en mar y tierra.

Por ello, especialistas de VITALIS consideran preocupante el posible impacto negativo del reciente derrame de crudo sobre la biodiversidad en estas 谩reas protegidas, especialmente para los arrecifes coralinos, los manglares y la fauna asociada, as铆 como tambi茅n, los efectos sobre la calidad paisaj铆stica de los lugares y la alteraci贸n de las actividades socioecon贸micas locales.

A manera de ejemplo, un derrame de hidrocarburos que ingresa a un sistema de manglar tiene el potencial de sofocar los poros de respiraci贸n de esta especie vegetal y ocasionar efectos t贸xicos en las ra铆ces. Los productos m谩s ligeros pueden tener menor impacto por sofocaci贸n, pero pueden presentar toxicidad m谩s aguda. Por esta raz贸n, para orientar las acciones de recuperaci贸n y restauraci贸n ambiental de las 谩reas y los recursos afectados, en primer lugar, es imprescindible identificar el tipo, composici贸n y proceso de envejecimiento del hidrocarburo derramado en el mar, ya que 茅ste puede transformarse como consecuencia de la din谩mica natural del medio receptor, modificando su destino y comportamiento.

Los principales procesos de envejecimiento son: evaporaci贸n, dispersi贸n, disoluci贸n, emulsificaci贸n, foto-oxidaci贸n, sedimentaci贸n y biodegradaci贸n. Dependiendo de las caracter铆sticas del crudo y las condiciones del entorno, un hidrocarburo ligero derramado en ambientes tropicales puede evaporarse completamente en tres horas, por el contrario un hidrocarburo pesado en condiciones an谩logas, podr铆a perder, por evaporaci贸n, apenas 15% de su volumen durante un periodo de cuatro d铆as.

Debe considerarse que la fracci贸n m谩s liviana del hidrocarburo se evaporar谩 y ser谩 descompuesta por foto-oxidaci贸n en la atm贸sfera; de igual manera otra proporci贸n quedar谩 en el agua y sufrir谩 foto-oxidaci贸n.

Por su parte, el componente m谩s pesado del crudo se disolver谩 en el agua formando una gelatina de agua y aceite que eventualmente se convertir谩 en bolas de alquitr谩n densas, semi s贸lidas, con aspecto asf谩ltico que alterar谩n la flora y fauna bent贸nica, as铆 como los seres vivos que se alimentan de ellas. Este hidrocarburo que se hunde o permanece 芦flotando禄 a determinada profundidad, por efecto de las mareas llegar谩 en alg煤n momento a la costa y afectar谩 a los recursos naturales e infraestructura all铆 localizados.

De acuerdo a un comunicado de Oswaldo Barbera, ministro del Poder Popular para el Ecosocialismo, en fecha 10-08-2020, m谩s de 200 voluntarios se han sumado a las labores de saneamiento de las 谩reas afectadas por este derrame de crudo, lo que ha permitido que, seg煤n su informaci贸n, m谩s del 90% [1] de las 谩reas afectadas ya hayan sido saneadas. Sin embargo, VITALIS estima como segundo aspecto fundamental, que se ampl铆e la informaci贸n suministrada por el ente rector del pa铆s en materia ambiental, la autoridad en parques nacionales y PDVSA, en lo referente a la gesti贸n preventiva de la estatal petrolera, as铆 como tambi茅n las acciones aplicadas para controlar la emergencia, la gesti贸n planteada para sanear y restaurar las 谩reas afectadas y los indicadores, a trav茅s de los cuales se verificar谩 y expresar谩 el grado de saneamiento y recuperaci贸n alcanzados en el corto y mediano plazo.

Desde 1960, el Complejo de Refiner铆a El Palito oper贸 como un elemento esencial de la red de producci贸n, transporte, almacenamiento y refinaci贸n de hidrocarburos de Venezuela. Localizado en las costas del estado Carabobo, al este del PNM y el RFSC, de acuerdo con la informaci贸n disponible en fuentes p煤blicas y notas de prensa [2] , en su plan de refinaci贸n 2006-2012 PDVSA planteaba que durante 2009 en esta instalaci贸n se refinar铆an 70.000 barriles de crudo pesado. Sin embargo, un incendio ocurrido en 2017 da帽贸 su FCC y la refiner铆a permaneci贸 cerrada hasta el 10-04-2020 cuando logr贸 ponerse en funcionamiento la planta de craqueo catal铆tico para producir gasolina.

Por su naturaleza, las instalaciones, operaciones, actividades y productos del Complejo de Refiner铆a El Palito intr铆nsecamente representan factores de riesgos de seguridad y ambientales. Consciente de este hecho, la industria petrolera venezolana incorpor贸 a su negocio una cultura en materia de seguridad, ambiente e higiene dirigida a proteger a sus empleados, las comunidades, sus activos y el entorno, incluyendo entre sus principios de actuaci贸n la preparaci贸n para contingencias, es decir, la identificaci贸n y, de ser necesario, la ejecuci贸n de las acciones inmediatas de respuesta a que hubiese lugar en caso de fugas de sustancias contaminantes al ambiente.

A prop贸sito de comprender la causa ra铆z del evento ocurrido en julio de 2020, evaluar sus consecuencias, proponer las acciones v谩lidas de recuperaci贸n ecol贸gica y muy especialmente prevenir la ocurrencia de un nuevo derrame, VITALIS considera inestimable que PDVSA comparta informaci贸n suficiente con la comunidad cient铆fica, ONG, comunidad organizada y otros actores interesados, con respecto a la gesti贸n ambiental preventiva en el Complejo de Refiner铆a El Palito.

Durante su historia reciente, la refiner铆a ha experimentado accidentes, paralizaciones, cambios y arranques. En tal sentido es pertinente revisar los siguientes aspectos:

  • 驴Los operadores est谩n suficientemente adiestrados en el manejo de las instalaciones y cuentan con manuales actualizados?
  • 驴Se han ejecutado paradas programadas de plantas y programas de mantenimiento mayor?
  • 驴Se han llevado a cabo los programas de mantenimiento preventivo, predictivo y correctivo de las instalaciones para garantizar su integridad y continuidad operacional?
  • 驴Se realizan inspecciones rutinarias y auditor铆as operacionales peri贸dicas?,
  • 驴Se verifica la incorporaci贸n de las recomendaciones en los procesos de trabajo, actividades, definici贸n de responsabilidades, entre otras.?
  • 驴Se cuenta con los planes de contingencia contra derrames de petr贸leo en sus versiones nacional y local?
  • 驴Se ha actualizado la informaci贸n representada en sus mapas acerca de componentes claves tales como caracterizaci贸n y sensibilidad ambiental, recursos naturales relevantes, factores que influyen en la dispersi贸n del crudo, sectores de m谩xima protecci贸n, sectores de sacrificio, organizaciones de apoyo, equipos y acciones de recolecci贸n y limpieza?
  • 驴Se han revisado y redefinido los posibles escenarios de derrames de crudo asociados con la refiner铆a?
  • 驴Se dispone de las embarcaciones, materiales, equipos y herramientas adecuados para contener y recolectar los derrames de crudo?
  • 驴Est谩n organizados y debidamente entrenados los grupos de respuesta? 驴se realizan peri贸dicamente simulacros de eventos?

Estas interrogantes representan oportunidades para generar informaci贸n necesaria para proteger el ambiente, fortalecer la gesti贸n de prevenci贸n de seguridad y ambiente y mejorar el desempe帽o ambiental de PDVSA y otras organizaciones, sobre la base del conocimiento de sus propios trabajadores y contratistas, as铆 como el aporte t茅cnico de terceros especializados. Recordemos que seg煤n la Ley Org谩nica del Ambiente 鈥渆l derecho a la informaci贸n sobre el ambiente debe ser reconocido a cada persona. El Estado es el garante de su ejercicio, de la confiabilidad de la informaci贸n y de su difusi贸n鈥.

La Ley de Calidad de las Aguas y del Aire tambi茅n se pronuncia en el mismo sentido, al expresar que el acceso a la informaci贸n es un derecho de las personas. Este derecho a la informaci贸n es fundamental y prerrequisito para que puedan facilitarse y materializarse los derechos a la participaci贸n y a la tutela efectiva, o lo que es lo mismo, el derecho a exigir acciones r谩pidas y efectivas ante la administraci贸n y los tribunales de justicia, en defensa de los derechos ambientales.

En tercera instancia es importante saber el volumen de crudo derramado, tanto en el mar como en tierra firme. De igual manera se requiere conocer las acciones de limpieza y recolecci贸n realizadas a la fecha, ya que para atender los derrames petroleros en tierra, dependiendo el tipo y volumen de crudo y las caracter铆sticas de las zonas afectadas, pueden emplearse diferentes implementos tales como palas y rastrillos, construir bermas o diques de contenci贸n, usar materiales y mantos oleof铆licos, as铆 como sistemas de aspiraci贸n.

Con respecto a los derrames en agua, pueden desplegarse barreras de contenci贸n, mantos y mopas oleof铆licas y emplear embarcaciones y desnatadores para detener el desplazamiento del petr贸leo y recoger el hidrocarburo suspendido en la superficie del agua.

Las acciones de limpieza y recolecci贸n del crudo tambi茅n pueden ser ambientalmente impactantes sobre estos ecosistemas marino-costeros sensibles, siendo necesario evaluar y documentar sus respuestas, a fin de introducir cambios o de ser necesario, definir nuevas respuestas.

En t茅rminos de la Ley de Calidad de las Aguas y del Aire, la industria petrolera constituye una actividad capaz de degradar la calidad de las aguas y el aire, y por lo tanto debe estar sujeta a control. Tiene tambi茅n el deber de disponer de la tecnolog铆a y personal t茅cnico apropiado para una adecuada gesti贸n ambiental y estar 贸ptimamente preparada para casos de emergencia o vertidos imprevisibles, estableci茅ndose sanciones cuando no se activen o se activen de forma deficiente los planes de emergencia o contingencia.

Por su parte, la Ley de Zonas Costeras establece que las personas naturales o jur铆dicas responsables de las actividades que impliquen riesgos de contaminaci贸n u otras formas de degradar el ambiente y los recursos de dichas zonas, deber谩n contar y mantener medios, sistemas y procedimientos para la prevenci贸n, tratamiento y eliminaci贸n de cualquier elemento contaminante que pudiera afectar a dicha zona.

Finalmente es importante considerar el papel que pueda jugar el Ministerio P煤blico en este caso, pues si bien no se tiene informaci贸n cierta de que se haya iniciado una investigaci贸n al respecto, no hay que perder de vista las previsiones de la Ley Penal del Ambiente, donde se tipifican delitos ambientales que incluyen hechos que atenten contra la calidad ambiental y en particular relativos a la contaminaci贸n por hidrocarburos, que pudieran resultar aplicables.

La acci贸n penal para estos casos es p煤blica y puede proceder de oficio, y su objetivo no es solamente buscar la imposici贸n de las sanciones penales, sino tambi茅n, y m谩s importante, llegar a establecer medidas precautelativas, de restituci贸n y de reparaci贸n, en favor del ambiente y de las poblaciones vulneradas. Todo ello enmarcado en la Constituci贸n de Venezuela, que contempla el derecho a un ambiente sano, seguro y ecol贸gicamente equilibrado, cuyo ejercicio debe ser garantizado por el Estado venezolano.

Por todas las razones expuestas, VITALIS considera que el derrame de crudo ocurrido en julio de 2020 en Golfo Triste es una excelente ocasi贸n para aprender, marcar diferencias y establecer el rumbo de una gesti贸n co-responsable, legal, t茅cnica y ambientalmente correcta.

VITALIS insta a las autoridades de PDVSA, al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y especialmente a INPARQUES, que unan esfuerzos entre ellos y con todos quienes podemos y queremos aportar en materia ambiental, a objeto de efectuar los estudios pertinentes dirigidos a evaluar sobre bases cient铆ficas, los impactos de este evento, proponer las medidas adecuadas de mitigaci贸n y remediaci贸n, establecer las acciones de protecci贸n de la biodiversidad marino-costera del Parque Nacional Morrocoy y el Refugio de Fauna Silvestre de Cuare, definir y levantar los indicadores de recuperaci贸n ambiental, as铆 como tambi茅n, establecer la gesti贸n corporativa preventiva que deber铆a implementarse para evitar su ocurrencia en el futuro.


(*) Equipo T茅cnico de Vitalis Venezuela, M茅xico y Costa Rica. www.vitalis.net

[1] https://elpitazo.net/occidente/sociedad-venezolana-de-ecologia-exige-
determinar-responsables-por-derrame-petrolero/
[2] https://www.laiguana.tv/articulos/779576-costas-parque-nacional-morrocoy-
golfo-triste-saneados/
[3] https://es.wikipedia.org/wiki/Complejo_de_Refiner%C3%ADa_El_Palito y
https://talcualdigital.com/trabajadores-de-refineria-el-palito-lograron-reiniciar-planta-de-craqueo-catalitico/

Vitalis top web white
Organizaci贸n ambientalista internacional
sin fines de lucro