Salud Ambiental: un derecho humano fundamental.

Blog / Derecho Ambiental / Salud

Abog. Maritza Da Silva (*) @MaritzaDaSilva

La protecci贸n de la salud humana est谩 铆ntimamente ligada a la protecci贸n del ambiente, desde tiempos inmemoriales, al punto que resulta imposible deslindar la protecci贸n de la salud de la protecci贸n del ambiente.

En el marco de la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos, vemos como la salud es un derecho de toda persona y a su familia a disfrutar de un nivel de vida adecuado, la Organizaci贸n Panamericana de la Salud (OPS), denomina a la salud ambiental como una prioridad b谩sica de la humanidad, conllevando a la obligaci贸n de los Estados a revisar sus patrones epidemiol贸gicos garantizando la salud como un derecho humano impostergable, pues la protecci贸n ambiental y la reducci贸n de los efectos nocivos del ambiente en la salud se han convertido en requisitos inseparables de los esfuerzos para construir un proceso efectivo y sostenido de desarrollo econ贸mico y social.

La protecci贸n del ambiente tiene su aparici贸n a nivel internacional en el a帽o 1972 en la Declaraci贸n de Estocolmo sobre Medio Ambiente Humano, posteriormente se ve desarrollado por la Carta de la Tierra del a帽o 1982, la Declaraci贸n de R铆o sobre Medio Ambiente y Desarrollo del a帽o 1992 y la Declaraci贸n de Johannesburgo del a帽o 2002, todos ellos relacionados con el derecho al ambiente sano como garant铆a de calidad de vida.

Empero, la salud debe entenderse no s贸lo como ausencia de enfermedad, sino como condiciones m铆nimas que permitan el disfrute de un ambiente sano, seguro y ecol贸gicamente equilibrado, y as铆 lo establece la Constituci贸n de la Rep煤blica Bolivariana de Venezuela de 1999, en su art铆culo 127, reconoce el derecho-deber que tienen todas las personas inclusive las generaciones futuras, de un vivir en un ambiente sano, seguro y
ecol贸gicamente equilibrado, como patrimonio com煤n e irrenunciable de la humanidad, es una garant铆a del derecho humano a la salud ambiental y a un nivel de bienestar en todos los espacios de la vida.

En conclusi贸n, el ambiente sano y la salud se fundamentan en el respeto de los derechos humanos y su desarrollo en condiciones de suprema felicidad, como base para el ejercicio de otros derechos humanos, tendientes a la protecci贸n de la humanidad.


(*) Abogada, profesora universitaria. Directora de Derecho Ambiental y Pol铆ticas de VITALIS (Venezuela). mdasilva@vitalis.net

Vitalis top web white
Organizaci贸n ambientalista internacional
sin fines de lucro